Zulemita sobre su padre: «podrán estar o no de acuerdo con cosas que se hicieron, pero fue con pasión y con amor a su país»

Actualidad La Rioja

La hija del expresidente Carlos Menem, Zulemita, dijo hoy que su padre «fue un hombre de paz» y afirmó que, «podrán estar o no de acuerdo con muchas cosas que se hicieron, pero lo hizo con pasión y con amor a su país».

En ese marco, Zulemita dijo que Menem fue «un hombre de Estado», a la vez que pidió no «hablar de política» hoy.

Tras afirmar que su padre se fue «con el amor de toda su familia», Zulemita recordó que su padre «se fue de la mano» de su madre Zulema Yoma «en el Día de los Enamorados» y dijo que su madre «es una gran mujer que lo acompañó en todo momento».

También dijo que sus hijos están «muy tristes porque se fue un gran abuelo» y, sobre las presencias en el velatorio, dijo: «Vinieron todos los que nos acompañaron siempre, lo importante es que con la pandemia todo el mundo se cuide».

La despedida se inició anoche con una ceremonia íntima de la que participaron la exesposa de Menem, Zulema Yoma, su hija Zulemita, su hermano Eduardo y sus nietos, entre otros familiares.

Custodiado por granaderos, rodeado de varias ofrendas florales, una cruz y el símbolo islámico de la luna creciente y la estrella, el féretro fue cubierto con varias banderas argentinas y una camiseta de River, club del cual era hincha el expresidente. Tras la ceremonia íntima, se permitió el ingreso de dirigentes, amigos y allegados.

Durante la mañana, en el Salón Azul del Senado de la Nación, donde se llevó a cabo el velatorio, se realizó un responso con un sacerdote católico y un religioso musulmán para despedir al expresidente.

Por disposición de la familia Menem, el domingo a la medianoche se cerró el ingreso al público que se acercó al Congreso para darle el último adiós al exmandatario, que falleció a los 90 años, y se reanudó este lunes a las 7.

Los dirigentes y personalidades que fueron a despedir los restos de Carlos Menem

El velatorio del expresidente Carlos Menem, que se realiza en el Salón Azul del Senado de la Nación, volvió a abrir este lunes a las 7 sus puertas al público y, por la tarde, se realizará la inhumación en el cementerio islámico de San Justo.

Por disposición de la familia Menem, ayer a la medianoche se cerró el ingreso al público que se acercó al Congreso para darle el último adiós al exmandatario, que falleció ayer a los 90 años, y se reanudó hoy a las 7.

Minutos antes de las 10 arribó la hija del expresidente, Zulemita Menem, junto a sus hijos y, ya en el interior de la capilla ardiente, recibió el saludo y las condolencias del público que se acercó a brindar su último adiós al exmandatario.

«Mis hijos están muy tristes. Se fue un gran abuelo. El chiquito está muy afectado», dijo Zulemita llorando, en declaraciones a la prensa, al ingresar al Congreso, y agregó: «Vinieron todos los que nos acompañaron siempre; lo importante es que, con la pandemia, todo el mundo se cuide».

También llegaron durante la mañana el gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela; el canciller Felipe Solá; su exsecretario privado Ramón Hernández; y los embajadores de Alemania, Japón, Portugal, Colombia, Armenia, Siria y Katar, éste último con sus típicas vestimentas; entre unas 30 delegaciones diplomáticas que se acercarán al Congreso durante la mañana.

Durante la madrugada sólo pudieron acceder a la capilla ardiente familiares y amigos de Menem. Según está previsto, los restos serán sepultados en el cementerio Islámico de San Justo, donde está enterrado su hijo Carlos Menem Jr, según confirmó ayer Zulemita.

El cortejo fúnebre arribó anoche puntualmente a las 20 al Congreso de la Nación, donde fue recibido por la vicepresidenta y presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner, tal como corresponde institucionalmente.

Minutos después de las 21 llegó al velatorio el presidente Alberto Fernández, acompañado por la primera dama, Fabiola Yañez, quienes saludaron afectuosamente y dialogaron con la familia de Menem congregada alrededor del féretro.

La despedida se inició con una ceremonia íntima de la que participaron la exesposa de Menem, Zulema Yoma, su hija Zulemita, su hermano Eduardo y sus nietos, entre otros familiares.

Custodiado por granaderos, rodeado de varias ofrendas florales, una cruz y el símbolo islámico de la luna creciente y la estrella, el féretro fue cubierto con varias banderas argentinas y una camiseta de River, club del cual era hincha el expresidente.

Los primeros dirigentes políticos en llegar al velatorio para despedir al exmandatario fueron Miguel Angel Pichetto, Daniel Scioli, Eduardo Duhalde, Carlos Corach, León Arslanian, Oraldo Britos y Aldo Carreras. También estuvo presente Rodolfo D’Onofrio, presidente de River Plate.