Los argentinos pagan cinco veces más los alimentos de lo que recibe un productor

Emprendedores

Según un informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), los consumidores pagaron cinco veces más en promedio por los alimentos que lo que recibió el productor agropecuario en su campo al momento de comercializar la materia prima.

Los datos se desprenden de los resultados obtenidos por el Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) elaborado por el sector de Economías Regionales de la entidad.

El Índice tiene por objetivo medir distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de la totalidad de los productos agropecuarios en su recorrido desde el campo hasta el consumidor.

En ese sentido, el relevamiento expresa que la brecha de precios para el promedio de los 24 alimentos que participan de la mesa familiar creció 8,6 por ciento en diciembre. De esta forma, cortó con dos meses de baja consecutiva: en noviembre, la diferencia se ubicaba en 4,31, un 4 por ciento por debajo de octubre.

De acuerdo con el relevamiento de CAME, la manzana roja fue el producto que presentó la brecha más alta de los alimentos relevados, con un 13,6 por ciento. En tanto, la frutilla, cuya diferencia fue 1,78 veces, es el alimento que menos paridad presentó entre lo que se paga en la góndola y el precio en origen.

Las mayores brechas, indican los especialistas, “se detectaron en las pomáceas, al quedar para consumo doméstico el remanente de la cosecha 2020, con mayores requerimientos de cámara de frío y, por ende, mayores costos”.

La variación fue impulsada por el aumento de catorce productos, donde se destacaron: la calabaza, con un alza de 161,3%, revirtiendo así la caída de 58,4% en noviembre; el zapallito que aumentó 102,1%, que se suma al 12,4% de crecimiento que ya había tenido en noviembre; la mandarina con un alza de 80,4%, tras haber subido 4,4% el mes anterior; y la acelga con un aumento de 77,3%, revirtiendo el decrecimiento de 15,6% del anteúltimo mes del año.

Otros datos de diciembre

IPOD frutihortícola: subió 9,8% (había caído 4,6% en noviembre) y la brecha para esos productos promedió en 5,01 veces.

IPOD ganadero: subió 2,7%, con una brecha promedio de 3,42 veces, que a la vez resultó 32% más baja que la del IPOD frutihortícola.

Participación del productor en el precio final: descendió 13%, de 30,7% en noviembre a 26,7% en diciembre.