Otro aumento que hace agua: más caro y peor «Sigue el proceso de desinversión y el ajuste a los mendocinos» denuncia Vadillo

Actualidad Mendoza

Semana negra para los bolsillos de todos los mendocinos. El gobernador Rody Suarez trajo junto a los regalos de los Reyes Magos, un hermoso paquete de tarifazos: 38% de aumento en el precio del boleto del colectivo, 30% en electricidad… y el agua!

El Gobierno de Mendoza publicó este viernes un Boletín Oficial en el que se establece «un aumento en los valores tarifarios y precios de los servicios públicos de provisión de agua potable y saneamiento prestados por la Empresa Agua y Saneamiento Mendoza Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria AYSAM- S.A.P.E.M., de un veinticinco por ciento (25%)».

Además, se autorizó a AYSAM a cobrar un cargo especial del 5% sobre la factura «de cada uno de los servicios destinado al fondo para la renovación de redes distribuidoras y colectoras de los servicios de Agua Potable y Cloacas».

Para el diputado de Ciudadanos por Mendoza, Mario Vadillo, el pésimo servicio que brinda Aguas Mendocinas es un verdadero karma para el pueblo mendocino. Cansado de denunciar cortes de agua en todos los barrios del Gran Mendoza, desbordes cloacales, desinversión, emparchamientos… volvió a denunciar que los aumentos solo sirven para pagar sueldos y gastos corrientes… y nada cambia para mejor, sino todo lo contrario: pasan los años, no hay mantenimiento y los caños se rompen.

Ahora toca un 30% de aumento para el servicio de Agua y Saneamiento, todo para cubrir los grandes déficits de AYSAM que se reiteran año tras año, pero ¿ayudará esto a cubrir las inversiones necesarias para mejorar el servicio? Dudosamente, ya que 25% será de aumento tarifario, y solo un 5% para renovación de redes.

Día a día miles de mendocinos sufren la falta de agua o la pérdida de la misma, o llevan años sin poder acceder a la red de agua y cloacas; nadie atiende un reclamo ni mucho menos les da solución, pero les obligan a pagar los aumentos, que hoy superan el 200% en 2 años; y que hoy debido a este aumento sus facturaciones mensuales de $1000 (tarifa base) verán un engrosamiento a $1300; sumado al aumento de tarifa eléctrica, transporte; un bolsillo que no dará a basto este 2021

«Este es un aumento inoportuno dado que por ley se encuentra declarada el estado de pandemia y en la provincia la emergencia sanitaria, económica, financiera y social que atravesamos los ciudadanos, encontrándose limitadas las actividades productivas en muchos sectores que obviamente impiden pagar las boletas y menos aún aumentos» sostiene Vadillo.

Los aumentos de AYSAM

ELEVADOS COSTOS, ELEVADAS TARIFAS

En dialogo con el Diputado Mario Vadillo, nos cuente que el grave problema que se presenta es el desgaste operativo que realiza la empresa, el elevado costo que presenta para operar AYSAM, pero no es por sus componentes, o por el costo del agua que se abona a irrigación; EL PROBLEMA ES QUE PRODUCEN EL DOBLE POR LAS PÉRDIDAS.

Vadillo nos comentó “AYSAM potabiliza 820 millones de lts. diarios, el doble de lo que realmente llega a los hogares mendocinos:

  • Gasta el doble pagando a Irrigación por el agua cruda,
  • Gasta el doble en insumos químicos para potabilizar,
  • Gasta el doble en energía eléctrica para realizar el bombeo y poder luego distribuirla;
  • y también mucho más personal necesario para potabilizar en las plantas, o reparar roturas diarias”

Por el estado deficiente de la red de agua y de cloacas de Mendoza de aproximadamente 8 mil kilómetros, de los cuales el 50% está destruido, lo que se traduce en una pérdida diaria del 70% de agua distribuida, 200 lts. diarios, es decir un 40% del total potabilizado se pierde; lo que equivale al consumo diario de 780.000 usuarios.

“Gran parte del problema es la desinversión sostenida que ha hecho AYSAM, para que se den una idea hay aún caños de más de 100 años de antigüedad que hoy no deben ni existir, literalmente AYSAM está distribuyendo en una red que el 50% no sirve” sentenció Vadillo

TARIFA SOCIAL DEL AGUA, UN PEDIDO REITERADO DEL DIPUTADO VADILLO

Ante la situación vulnerable que están viviendo miles de familias actualmente, es inconcebible que otros servicios públicos posean una tarifa social tanto para personas vulnerables, o de bajos ingresos y también jubilados y pensionados.

Debido a los fuertes aumentos tarifarios, y la falta de ingresos o disminución de los mismos resulta necesario ampliar el espectro de usuarios vulnerables que pudieran quedarse sin agua potable por no poder afrontar el pago total de sus facturas.

“En Mendoza el programa de “Tarifa social” no existe como tal, sino existen los subsidios para jubilados y carenciados, que representan un total de 8879 usuarios del total de 412000, representando solo un 2.23% del total de usuarios que tiene la empresa.  LA TARIFA SOCIAL ES PRACTICAMENTE INEXISTENTE”

El sistema de subsidios es engorroso, participando desarrollo social de cada municipio, lo que también hace que el sistema de otorgamiento del mismo sea a criterio discrecional de la autoridad de turno.

“En el servicio eléctrico son aprox. 140.000 usuarios alcanzados por tarifa social, teniendo mayor amplitud dentro de los requisitos exigidos para acceder a la misma. ¿Si tenemos conocimientos de 140mil usuarios en una situación vulnerable, como podemos negarles una tarifa acorde a sus ingresos de un servicio esencial como el agua?

El diputado Vadillo nos informa que actualmente son 42.300 usuarios los que se encuentran sin pagar sus facturas por no tener ingresos, quienes están direccionados a estudios jurídicos agravándose por la suma de honorarios e intereses, llevando a los usuarios a situaciones desesperantes.

En definitiva, todo esto lleva a que miles de mendocinos no tengan agua, no tengan presión o que reclamen durante meses pérdidas en la vía pública; afrontando las consecuencias de aumentos tarifarios por las inoportunas decisiones políticas de no priorizar las inversiones en la red de agua y cloacas como una política seria de servicios públicos.

Todos los años, la historia se repite y AYSAM sigue facturando en complicidad con el gobierno provincial.