Ante la decisión del Senado de «congelar» el dictamen de ganancias, la izquierda redobla la apuesta y va por una marcha para el 20 en Mendoza

Actualidad

En búsqueda de una salida para evitar el duro golpe que significaría la reforma del impuesto a las Ganancias, el Gobierno evaluará en las próximas horas la propuesta de gobernadores, senadores opositores y la CGT para convocar a una “mesa de diálogo” e intentar llegar a un acuerdo.

Así, el Ejecutivo consigue estirar la discusión al menos una semana más, dado que no se firmó dictamen en la Comisión de Presupuesto del Senado -el bloque del Frente para la Victoria-PJ estaba a dos firmas de conseguir el dictamen de mayoría-.

Por su parte, la diputada nacional Soledad Sosa, por el Frente de Izquierda y los Trabajadores-Partido Obrero se refería de la siguiente manera: “Esta postergación por el Senado demuestra lo lejos que está la supuesta oposición política a Macri del FPV-PJ y Frente Renovador de dar respuesta a un reclamo obrero, los gobernadores jugaron un rol clave para bicotearlo, en Mendoza el gabinete de Cornejo rechazó rotundamente el proyecto limitado que tiene media sanción, demostrando cuál es su orientación social para la recaudación estatal que es sobre la base de la confiscación al salario. Los gobernadores de las provincias mineras fueron claves para este freno, ya que en el año del Acuerdo Federal Minero quieren garantizar la continuidad de las exenciones impositivas a quienes si amasan ganancias, como son la Barrick Gold a costa de la contaminación y la desindustrialización”.

La legisladora mendocina agregó “Nuestro bloque desde el 2013 viene batallando con un proyecto de ley  propio por la abolición de ganancias en la cuarta categoría, establecemos un mínimo no imponible de tres canastas familiares indexadas al costo de vida (hoy $69.000) y que tributen los jueces, los funcionarios y directivos, la renta financiera, las operaciones de dólar futuro, las mineras y sectores concentrados del agro y la industria, no los trabajadores que apenas superan la canasta familiar hoy en $23.000″.

“Es la segunda parlamentarización de un reclamo obrero que termina mal, la vía para su resolución no puede ser el Congreso de los fondos buitres, que ratifico todos los DNU de Macri, la vía tiene que ser la organización política independiente en los sindicatos, por esto y todos los reclamos sociales marcharemos el 20 de diciembre en Mendoza y todo el país, a 15 años del aniversario del Argentinazo”, concluyó Sosa.