Complicada situación en la lucha contra el fuego en San Luis, donde el hostil clima con fuertes vientos, dificulta el trabajo de bomberos y brigadistas

Actualidad San Luis

Numerosos focos de incendios que asolan a la provincia de San Luis desde hace diez días, sin provocar víctimas ni heridos pero si daños materiales, destrucción de flora y mortandad de animales, siguen sin estar controlados y se desconoce la cantidad de hectáreas quemadas, informaron hoy las autoridades.

En medio de hostiles vientos y casi nula visibilidad por humo y cenizas, los incendios avanzan en Villa del Carmen, una zona de monte nativo ubicada entre Naschel y Tilisarao, y en Papagayos, que se reinició en la madrugada de este sábado. En Juan Koslay y Cerro de la Cruz está sin actividad, pero bajo patrulla permanente, mientras que se trabajan sobre los frentes de la ruta 146 y la 3.

Las ráfagas de viento que azotaron durante gran parte del viernes y la madrugada de este sábado fueron las condiciones más hostiles que debieron soportar los bomberos que ayer combatían al menos seis focos de incendio activos en la provincia.

Un reporte de la REM muestra que al menos 26 localidades y parajes de distintas zonas de la provincia debieron soportar vientos durante el viernes con velocidades de 30 a 110 km/h.

Martín Oros, responsable de Quemas Controladas y a cargo de la lucha contra los incendios activos en el noreste provincial, anunció que se mantienen reuniones para reubicar puestos de comando y reorganizar la tarea, ya que los intensos vientos dispersan mucho humo y cenizas y no dejan ver cómo se mueve el fuego.

Explicó que en el aeródromo de Tilisarao está listo el avión hidrante, que por el momento no puede despegar por falta de visibilidad.

La situación de los incendios es la siguiente:

  • En Villa del Carmen se mantiene activo el fuego con dirección hacia La Punilla y otro foco localizado en un triángulo entre Villa del Carmen, Tilisarao y Naschel, donde se metió en el corazón de un exuberante monte nativo y difícil de controlar.
  • En Papagayos se reinició el fuego en la madrugada de este sábado y, si bien está contenido, se dirige hacia Concarán.
  • En Juana Koslay y Cerro de la Cruz no hay focos activos, pero se mantiene bajo patrullaje permanente.
  • En San Luis capital, el fuego está contenido en dos sectores: ruta 146 y ruta 3.

La difícil situación en hospital materno infantil

Ayer por la tarde se vivió un momento de mucha tensión cuando se evacuó totalmente el Hospital Materno Infantil «Teresita Baigorria», localizado al norte de la ciudad de San Luis, debido a que las llamas de los incendios desatados en la sierras cercanas al edificio llegaron hasta su playa de estacionamiento.

Todos los pacientes fueron trasladados para evitar que se vieran afectados por el humo y las cenizas, y están internados en establecimientos sanitarios públicos y privados, según informó la titular del Comité de Crisis local, María José Zanglá.

Se trata de 72 pacientes, de los cuales 15 se encontraban en estado crítico en Terapia Intensiva Neonatal, 17 eran recién nacidos que estaban junto a sus madres y 40 mujeres, algunas a punto de dar a luz.

Los incendios están afectando a la ciudad capital, a Juana Koslay, distante 15 kilómetros de San Luis, y a Papagayos, Villa del Carmen, El Morro y Villa Larca, en las zonas norte y noreste de la provincia.

El Jefe del Programa San Luis Solidario (ex Defensa Civil), Damián Gómez, dijo hoy a Télam que el fuerte viento complicó todas las situaciones e impidió la acción de aviones hidrantes que no pudieron despegar por las condiciones meteorológicas.

Gómez añadió que las ráfagas variaban constantemente de dirección, y las llamas estuvieron cerca de muchas viviendas en los lugares donde se desarrollaron estos procesos ígneos, que fueron contaminados por el humo y las cenizas.

Asimismo, indicó que en Papagayos y Villa del Carmen la situación continúa siendo crítica con focos de incendios activos, mientras que en El Morro y Villa Larca estiman que en 48 horas pueden quedar controlados.

El Morro se encuentra 100 kilómetros al norte de San Luis, mientras que Papagayos, Villa del Carmen y Villa Larca se ubican 200 kilómetros al noreste de la capital puntana.

En la lucha contra los incendios están participando 1.200 brigadistas de distintos cuerpos de bomberos y de Vialidad provincial, destacó Gómez.