El FIT denunció en Fiscalía de Estado el proceso de refinanciación de la deuda de Mendoza

Actualidad Mendoza

La decisión de Mendoza de no afrontar un pago de casi 25 millones de dólares por los intereses del bono Mendoza 2024, en el marco de la crisis económica causada por la pandemia del coronavirus, costó que una calificadora le bajara la calificación crediticia y la considerada al borde del default.

FIX, una agencia calificadora de riesgo argentina afiliada a Fitch, bajó la calificación de títulos de deuda a largo plazo de Mendoza desde ‘BBB’ (adecuada calidad crediticia respecto de otros emisores del país) hasta ‘CC’, que significa ‘riesgo crediticio extremadamente vulnerable’, y con perspectiva negativa; mientras que en su calificación de corto plazo pasó de ‘A3’ (adecuada capacidad de pago) directamente a ‘C‘, es decir, ‘alta incertidumbre en cuanto a la capacidad de pago en tiempo y forma’, y también con perspectiva negativa.

La bajada en la nota se debe, según explicó FIX en un comunicado, a la falta de pago del servicio de intereses por 24,7 millones de dólares de los Mendoza 2024, cuyo vencimiento era este martes.

Cabe recordar que los bonos Mendoza 2024 (PMY24) son títulos nominados en dólares, emitidos por la provincia en 2016 bajo legislación de Nueva York, por un total de 500 millones de dólares y con vencimiento en mayo de 2024. Representan el 41% de la deuda total de la provincia y, de acuerdo al prospecto de emisión de estos bonos, la provincia cuenta con 30 días posteriores a la fecha de vencimiento para realizar el pago.

La calificadora advirtió que, de no realizarse finalmente ese pago, «se considerará incumplimiento» y bajará nuevamente las calificaciones de Mendoza a ‘D’, es decir, la declarará en «default».

Debido a que no afrontó el pago, la Provincia hizo oficial su intención de renegociar la deuda, en consonancia con la estrategia del gobierno nacional y otras provincias como Buenos Aires que, hasta el momento, encaran procesos similares con sus acreedores, aunque con poco o nulo éxito.

Para renegociar, el Ejecutivo provincial contrató a Credit Suisse y AdCap Securities como asesores financieros con el objetivo de encarar este proceso que la administración de Rodolfo Suarez aseguró que es independiente de la reestructuración que hace la Nación. Sin embargo todos miran de reojo lo que ocurre con ese tema.

La Provincia negociará el total de su deuda, en medio de un contexto complejo y adverso. El Gobierno no ha dado detalles de la oferta que hará a los bonistas y cuáles son las expectativas. Es decir si buscarán reducir solo intereses, o también capital y cuánto buscarán estirar los plazos. Eso es parte de la negociación cuyos criterios guardan celosamente. Sí explican que buscarán que sea una reestructuración integral. «Se debe tener en cuenta que la gran dificultad de acceder a los mercados financieros internacionales en el mediano plazo generará enormes dificultades para afrontar los vencimientos de los pasivos provinciales, siendo necesaria una revisión integral de sus condiciones», aseguraron.

En ese crítico contexto que está la provincia, el senador provincial del FIT, Lautaro Jimenez, presentó ayer jueves una denuncia ante Fiscalía de Estado solicitando que se investiguen posibles irregularidades e incompatibilidades en la contratación de Credit Suisse, Adcap Securities, Quantum Finanzas y Puente Hermanos para el proceso de refinanciación de la deuda provincial.

Jimenez explicó que “el pasado 19 de Mayo de 2020 se emitió el Decreto 631/20 mediante el cual se adjudica las operaciones relacionadas al proceso de refinanciación de la deuda a Credit Suisse, AdCap Securities y Puente Hermanos en el caso del Bono Mendoza 2021 (PMJ21) y a Credit Suisse, AdCap y Quantum Finanzas en el caso del Bono Mendoza 2024 (PMY24). Algunas de estas empresas tienen numerosas denuncias y sentencias por corrupción a nivel nacional e internacional. Pero además son las mismas firmas que tuvieron a su cargo la colocación de estos Bonos: Credit Suisse en el caso del Bono Mendoza 2024, y Puente Hermanos y AdCap en el caso del Bono Mendoza 2021. El Credit Suisse también tiene el antecedente de haber sido colocador del bono 2024 al mismo tiempo que era acreedor de la provincia. Las adjudicadas podrán recibir hasta el 0,3% del monto que consigan renegociar. Una cifra exorbitante que puede llegar a U$$ 1.6 millones de dólares, que significan hoy alrededor de $ 115 millones de pesos, lo cual es hasta tres veces superior a la abonada en el 2004 cuando se refinanció el Bono Aconcagua.

“Esta contratación de forma directa se ha hecho sin evaluar la nómina de tenedores de bonos para verificar si quienes han sido contratados para llevar adelante el proceso de refinanciación tienen entre sus clientes a los tenedores de bonos, lo que implicaría estar de los dos lados del mostrador. Tampoco se ha investigado el proceso fraudulento que originó esta deuda externa contraída a través de la emisión del Bono Aconcagua en el año 1997 por U$$ 250 millones de dólares con el objetivo de capitalizar los bancos oficiales de Mendoza, que derivaría en un enorme fraude contra los intereses de la provincia en la conocida quiebra del Banco Mendoza.

“Finalmente solicitamos que se investigue también la posible incompatibilidad de funciones del Ministro Lic. Lisandro Nieri, en realizar estas adjudicaciones, al poseer él mismo antecedentes laborales en la contratada firma Puente Hermanos.

El senador del FIT explicó también por qué rechazarán el pedido de roll over y nuevos endeudamientos por parte del ejecutivo provincial: “Suárez y Cornejo mintieron hasta último momento en la supuesta sustentabilidad de la deuda y capacidad de pago de la provincia para contraer nuevos endeudamientos. Hoy han caído en un verdadero default anunciado. Y buscan renegociar una deuda odiosa, contraída contra los intereses del pueblo de Mendoza, contratando a los mismos beneficiarios de siempre. En el 2019, los servicios de la deuda pública provincial insumieron el 7% del presupuesto ejecutado, uno de los porcentajes más altos dentro de las provincias argentinas. Es un porcentaje apenas por debajo del de Provincia de Buenos Aires, que hoy también atraviesa una crisis de deuda. Y superior a Chubut que atraviesa una grave crisis presupuestaria. Esta bola de nieve del endeudamiento es uno de los factores de la crisis nacional, por el cual el país tiene su suerte atada a los centros financieros internacionales, que se llevan tantos recursos con la deuda eterna que son recursos que se restan para cualquier uso productivo con fines sociales. Es una deuda que llevó a que las personas bajo la línea de la pobreza sean cerca del 40% al terminar el gobierno de Macri. Y que en Mendoza llevó a un salto de la desocupación entre 2018 y 2019.”

“El Frente de Izquierda ha sido una fuerza política coherente en rechazar tanto el pago de la deuda odiosa y fraudulenta originada en el robo de los bancos de la provincia. Como los sucesivos endeudamientos contraídos por los gobiernos de Pérez, Cornejo y recientemente Rodolfo Suárez. Por ello señalamos la necesidad de que se investigue el origen de la deuda provincial, así como la emisión de Bonos 2021 y 2024 destinados a pagarla. Nunca se investigó la relación de la quiebra entre el Banco Mendoza y la deuda provincial, aún con las gravosas consecuencias del pago de deudas que representan una parte cada vez más grande y significativa del presupuesto provincial, al mismo tiempo que se achican las partidas destinadas a la salud y la educación pública” finalizó.