Pymes exportadoras de Mendoza se reinventan y adaptan sus productos por la pandemia

Emprendedores

El cierre de fronteras como medida preventiva ante la pandemia ha afectado las ventas de las empresas exportadoras. Sin embargo, muchas pymes de Mendoza han encontrado la manera de adaptarse y afrontar la situación, con productos necesarios durante la crisis que les permiten seguir con su negocio adelante.

ProMendoza hizo un exhaustivo relevamiento de las empresas para identificar a proveedores provinciales, nacionales y del exterior para poder abastecer al sector público en las necesidades sanitarias que se presenten durante la lucha contra el coronavirus.

En este marco, surgieron cuatro empresas mendocinas que, en circunstancias normales, se dedican a otros rubros, en su mayoría exportables, pero han podido adaptarse desarrollando y vendiendo productos necesarios en este momento dentro del territorio provincial y nacional.

Hoffman SA, que fabrica muebles de oficina y vende en el mercado interno y externo, ha adaptado su portfolio a equipamiento para hospitales y protección de empleados con tabiques de aislamiento para atención al público.

Además, MB Ingeniería e IMPSA están abocados a desarrollar de manera conjunta asistentes respiratorios para contribuir con el sistema sanitario local en caso de una crisis provocada por la pandemia.

Los respiradores

MB Ingeniería e IMPSA avanzan en la producción de asistentes respiratorios para la atención de pacientes de baja a media complejidad, como respuesta a la emergencia por el avance del coronavirus y atendiendo a las necesidades del sistema sanitario provincial. El desarrollo ha sido coordinado con la UNCuyo y empresas electromecánicas de primer nivel y ya se realizan pruebas en los prototipos.

El proyecto apunta a desarrollar 50 asistentes respiratorios. El aporte no solo será para el Hospital Universitario sino para todos aquellos centros que se despliegan en Mendoza, ante una posible crisis y necesidad del sistema sanitario local.

“Inicialmente, MBI desarrolló un prototipo en tres días para luego perfeccionarlo. Hoy se está confeccionando el modelo número 3 de prototipo, ya que luego sufrirá otras dos modificaciones finales”, explicó Mauricio Barrera, de MB Ingeniería.

“No es fácil desarrollar un respirador en tan poco tiempo, pero el proyecto está basado en bombear el AMBU –bolsa autoinflable– utilizado para casos de emergencias, mediante un sistema mecánico automático comandado por electrónica”, dijo Barrera.

“Estamos en la etapa de procesos de pruebas. Esto lleva un tiempo que estamos acelerando para poder llegar a presentarlo en ANMAT, quien finalmente nos dará la aprobación para que se pueda fabricar en serie”, culminó el gerente de MBI.

Muebles para hospitales y protección de empleados

Por último, Hoffman SA se ha concentrado en desarrollar separadores para filas, tándem de sillas metálicas y plásticas para salas de espera, camas y camillas de hospitales, estanterías metálicas y tabiques y protectores para que los empleados puedan atender al público manteniendo la distancia y el cuidado necesario.

El director, Leonardo Hoffman, aseguró: “Intentamos adaptar nuestra matriz productiva a las necesidades de esta pandemia. Estamos trabajando además con una solución para el sector de odontología –próximo a reactivarse– con pantallas acrílicas y para el sector habitual de escritorios y mostradores con protectores para la atención del público”, culminó.