La justicia Sanjuanina inspeccionó la mina Veladero y se espera un informe técnico para evaluar la reapertura

Actualidad

Una comitiva encabezada por el juez de la segunda circunscripción de Jáchal Pablo Oritja, quien dictaminó el cierre preventivo de la mina tras el derrame del 8 de setiembre pasado realizó este lunes una inspección a las instalaciones de la planta.

Se constató los trabajos efectuados «en los puntos críticos» a la vez que se aguarda la presentación de un plan de acción y un informe técnico para evaluar de la reapertura.

El juez arribó acompañado de funcionarios judiciales y provinciales, directivos de la empresa Barrick Gold, operadora de la mina, luego de recorrer el llamado «Camino Minero» un recorrido de 165 kilómetros, de uso exclusivo de la firma, el cual cuenta con pasos de montaña situados a más de 5000 metros sobre el nivel del mar.

“Se han producido trabajos en los puntos críticos pedidos por la Policía Minera y posteriormente por el fiscal subrogante, que dio lugar a la medida cautelar”, explicó el magistrado sobre el recorrido que se realizó en el Valle de Lixiviación, lugar considerado crítico porque es allí en donde se maneja el cianuro con el cual se extrae el oro y la plata de la roca.

Custodiado por personal de Gendarmería Nacional el juez recorrió cada una de las obras y secuestró documentación relacionado con la causa que lleva adelante sobre las responsabilidades en el derrame de cianuro tras la denuncia de la gobernación sanjuanina, vecinos de Jáchal y el Defensor del Pueblo.

Sobre la posibilidad de la reapertura de las operaciones en la minera que fue frenada primero por el gobernador de San Juan y luego por la medida judicial, Oritja adelantó que le ha dado 48 horas a la policía minera para que presente un informe y evaluar “si los trabajos son satisfactorios”.

La comitiva que además integró el ministro de Minería Alberto Hensell, gerentes de diversas áreas de la empresa de capitales canadienses y personal de Gendarmería Nacional, visitó distintos puntos considerados críticos por las primeras inspecciones realizadas por policía minera luego del incidente el pasado 8 de setiembre.

En tanto, el ministro sanjuanino, resaltó que “estamos controlando los trabajos que la empresa tiene que realizar” y agregó que harán “un informe técnico” que acompañarán a la instancia judicial.

El ministro señaló que la empresa “ha estado trabajando en los puntos críticos” pero se requiere “ una evaluación técnica del Ministerio de Minería para evaluar si son satisfactorios”.

Y explicó que más allá de los puntos críticos y sensibles que demandan una solución urgente, la empresa “debe presentar un plan de acción sobre otras medidas que se le han pedido” desde el área minera de la provincia.

Por otra parte, Oritja indicó que, además de ver si se ha avanzado en las medidas de seguridad pedidas, “se está investigando el hecho para determinar si se enmarca en el algún tipo penal”, es decir si existió delito.

Consultado sobre si hay similitudes con el derrame del año pasado, el juez expresó que “en aquel derrame el líquido llegó al río, y en este caso no ha llegado al río y ha sido material sólido” el que escapó de la zona segura del valle donde se hace la cianuración.

En tanto, Miguel Martín, gerente de comunicaciones de la empresa, resaltó que “hemos puesto todos nuestros esfuerzos en la etapa de suspensión productiva de la mina para hacer todos los trabajos pedidos y completar el 100 por ciento de las exigencias”.

Y agregó: “Estamos esperanzados en que esto va a contribuir a que vuelva a operar la mina”.

Los trabajos consistieron en incrementar la altura de la berma, que es un talud que evita que material que tuvo contacto con la solución cianurada caiga fuera de la zona de seguridad, a unos 1,50 metros en los 7, 5 kilómetros que tiene de perímetro el valle de lixiviación y además, también se reforzaron tuberías que transportan el fluido cianurado para que no se desacople.

Veladero es una mina de oro y plata que presenta un yacimiento a cielo abierto de 12,8 millones de onzas de oro presentes en la tierra de donde los minerales son extraídos mediante el proceso de lixiviación con cianuro.

El área donde esta ubicada Veladero conecta con una serie de arroyos y cursos de agua que son los más importantes de la región ya que provee del recurso a todo el extremo noroeste de la provincia.

Organizaciones ambientalistas como Greenepace, apoyados en un informe de Naciones Unidas, aseguran que la mina esta en la llamada «zona periglaciar» por lo que sería una zona protegida a partir de la sanción de la Ley de Glaciares en el año 2011 y, en consecuencia, la mina debería ser cerrada.

Sin embargo, aún no está realizado el inventario de las zonas periglaciares protegidas por lo que es controversial la aplicación de esta norma ya que desde el gobierno nacional afirman que es la provincia de San Juan la que debe tomar la decisión de cerrar o no la mina aplicando esta norma.