La diputada María José Sanz propone la formación de policias especializados en violencia de género

Actualidad

La diputada del radicalismo mendocino, María José Sanz,  presentó un proyecto en la Legislatura provincial, solicitando que se incorpore en la currícula del Instituto Universitario de Seguridad Pública (IUSP), el tratamiento del Plan Nacional de Acción para la prevención, asistencia y erradicación de la violencia  contra las mujeres.

En este último tiempo, diversos legisladores mendocinos -de todos los colores políticos- están trabajando profundamente en este tema y de alguna manera tratar de mejorar las condiciones de las víctimas. Al respecto, María José Sanz señaló: “La violencia de género es un problema endémico de nuestra sociedad, y es una situación con la que recurrentemente se encuentran los efectivos policiales al intervenir ya sea por llamados anónimos, denuncias de víctimas o actuación de oficio. Necesitamos que nuestros policías estén formados e informados en el tema para que puedan intervenir satisfactoriamente”.

El Plan, que fue presentado semanas atrás en Mendoza por Fabiana Tuñez -presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres-, es reconocido por diferentes sectores políticos y organizaciones civiles como un planteo  serio, abarcativo y  coherente desde el Estado. En él, se hace un fuerte hincapié en la educación incluyendo la perspectiva de género en todos los niveles educativos para actuar desde la prevención, en la asistencia a las mujeres que sufren la violencia y en la erradicación de estas agresiones.

Según indicó la diputada radical, “el mismo plan  sostiene la necesidad de ´desterrar los patrones culturales que naturalizan la agresión a la mujer como una tarea solo de un gobierno, sino de toda la sociedad´. Por esto además, es que consideramos que un buen aporte es incorporar la perspectiva de género a nuestras fuerzas de seguridad”.

“La correcta recepción de una denuncia, puede ser la diferencia entre la vida y la muerte para una mujer que sufre la violencia de género. Los delitos contra la mujer por el solo hecho de serlo, no son delitos comunes, no son un delito más; y como tales hay que darles un enfoque  y tratamiento adecuado, empezar por la formación de quienes en primera instancia toman contacto desde el Estado con esta realidad, es un paso esencial”, finalizó María José Sanz.