Mientras que los Rodyboys se rasgan las vestiduras, los profesionales de la salud en Mendoza siguen trabajando en forma precaria y se compran sus propios barbijos

Actualidad Mendoza

Como venimos denunciando, la realidad que muestran los Rodymedios es muy diferente a lo que viven los mendocinos. Mientras que en las redes sociales, los trolls y la clase política que pululan en el aura de Cornejo y Suarez, se rasgan las vestiduras por el freno de la compra de 15 respiradores para la provincia, los verdaderos «soldados» que ya están en «las trincheras de esta dura batalla contra el coronavirus», que son los trabajadores de la salud de cada hospital público de Mendoza, sobreviven desde hace mucho tiempo con magros sueldos otorgados por el mismo gobierno de Rody Suarez que ahora se «escandaliza mediáticamente», sueldos atrasados, precarios contratos sin obra social y hasta sin insumos médicos para llevar adelante su ardua tarea en la salud pública de la provincia.

Los recortes presupuestarios en salud realizados en los últimos años empiezan a resentirse en estos duros tiempos. La desidia y el abandono llega a tal punto que hasta algunos médicos ponen de sus bolsillos $500 para comprar sus propios barbijos ¿Realidad o ficción?

Días atrás BienCuyano mostró como unas 400 trabajadoras y trabajadores del Hospital Central de la provincia cuyana manifestaron, en las puertas del nosocomio, visibilizar la problemática de precariedad laboral que vienen atravesando desde que asumió Alfredo Cornejo y prosiguió Rodolfo Suarez: «Es necesario informar a la población y a nuestros representantes que durante estos años carecimos de derechos de licencia por enfermedad, licencias por capacitación, vacaciones, aguinaldo, obra social, seguridad social, estabilidad laboral, sueldos dignos entre otros» afirmaban los trabajadores de la salud que actualmente ganan tan solo 21 mil pesos mensuales por 8 hs diarias, muy por debajo de un salario mínimo.

Desde el gobierno provincial la respuesta a los reclamos de recortes en el área de Salud y la precariedad laboral fue muy pobre: Desde el viernes 27 de marzo, el transporte público urbano y de media y larga distancia será gratuito para todo el personal de Salud, tanto del sector público como privado.

El Foro de Salud Inclusiva denuncia que hay más de 2300 trabajadoras y trabajadores de la Salud que se encuentran en las mismas condiciones de precarización en toda la provincia de Mendoza.

Por su parte, una Licenciada en Enfermería que reserva su nombre, que trabaja en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Central desde hace meses, denuncia la improvisada situación que se está manejando para proteger a los trabajadores ante los peligrosos casos virales «los insumos, escasean y mucho. Principalmente los barbijos prequirúrgicos y las máscaras, que son los únicos insumos que nos protegen de la “gota gorda” del paciente que llega estornudando o tosiendo». 

¿Mendoza está preparada para sostener una pandemia? Según la licenciada en Enfermería parece que no mucho… «Faltan insumos, pero sobre todo falta personal. No todos los enfermeros del hospital saben usar toda la aparatología, por ejemplo los respiradores. Solo los de los servicios que lo usamos a diario y ni siquiera todos. Entonces si redistribuyen al personal, igual no van a poder cumplir con la función. Cuando se abra la parte nueva del hospital, se van a incorporar enfermeros, pero se los va a tener que capacitar sobre la marcha de una pandemia. Y la capacitación la damos nosotros mismos. Mientras estemos atendiendo, vamos a tener que estar también capacitando. Eso ya se debería estar haciendo. Nosotros sabemos que no podemos enfermarnos, no existe esa posibilidad. Si nosotros nos enfermamos, no hay reemplazo. Y no es solo el Covid-19, sino que se agrega a todas las patologías habituales», sostiene esta trabajadora que actualmente al no tener una ART que la cubra, si se contagia de Covid-19 en el Hospital, no la cubriría y le descontaría sus días de «no trabajo». Así de precario está todo!

Por otro lado, denuncian que la Dirección Ejecutiva del Hospital Lagomaggiore, bajo las órdenes del gobernador Suárez, emitió un comunicado interno que afirma “queda totalmente PROHIBIDO grabar imágenes, subir fotos, videos, etc., a las redes sociales, Whatsapp, Facebook, Instagram o cualquier otro medio de difusión relacionad con material, pacientes, INSUMOS y todo lo involucrado con su actividad laboral dentro del nosocomio”.

Silencio Hospital… de eso no se habla…