Cristina declaró 4 hs sobre la Obra Pública: «Le asignan (a Kirchner) la planificación de la asociación ilícita y no hay ninguna prueba»

Actualidad

Una Cristina Fernández de Kirchner decidida a demostrar con pelos y señales la persecución política de la que fue objeto en los últimos años descolocó a los integrantes del Tribunal Oral Federal 2, que siguen el juicio por supuestos sobreprecios en la obra pública durante el último gobierno K.

Encendida, Cristina dejó en una posición muy comprometida a los jueces y al Gobierno de Mauricio Macri, al que señaló como responsable de la persecución política. “Seguramente tiene la condena escrita este tribunal del lawfare. A mí me va a juzgar la historia”, fue la frase más resonante de la expresidenta.

El tribunal quedó en la mira luego de impedir que se transmitiera en vivo el alegato de la expresidenta, a pesar de que las primeras instancias del juicio -las acusaciones, fundamentalmente- tuvieron ese beneficio y amplia repercusión mediática. Por eso, CFK desafió a los jueces cuando le preguntaron si iba a responder preguntas: “Preguntas tienen que contestar ustedes”, les devolvió.

“Siempre persiguen y allanan para un solo lado. A nosotros los peronistas. Nunca ví un allanamiento a Sturzeneger o De la Rúa por el mega canje”, dijo, en otro de los pasajes resonantes, tras detallar los destrozos que los operativos enviados por el juez Claudio Bonadío provocaron en sus domicilios.

«Esta causa que hoy esta aquí, que se conoce como la causa de la corrupción de la obra publica, tuvo una difusión mediática en vivo y en directo inédita. Y así fue durante todo el juicio. Además, la causa cayó por sorteo, voy a tener que comprar un número de la lotería. Siempre me toca Bonadio o Ercolini. Todo trasmitido en vivo y en directo. Y ni que hablar cuando comenzó el juicio: se transmitió en vivo y en directo toda la acusación. Nunca en mi vida escuché un guión en lugar de una acusación fiscal», fue parte de la introducción que dio la expresidenta. 

La declaración, programada para las 9.30 ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 2, está presidida por los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu, en los tribunales de Comodoro Py. De esta forma, se cerrará la ronda de declaraciones de los 13 procesados y comenzará la etapa de declaraciones de testigos, que se extenderá hasta mediados del 2020

«¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina está acusada de asociación ilícita, de ser la jefa de una banda? ¿En serio les parece que no?, ¿en serio me lo dicen?, ¿en serio?», dijo Cristina Fernández, mirándolos a los jueces, en referencia al pedido de trasmisión de su indagatoria.  

Después, fue contundente respecto a los delitos que se les imputa: “Fue un plan ordenado por el gobierno saliente”.

La semana pasada el abogado de CFK, Carlos Beraldi, solicitó que se trasmitiera en vivo el testimonio, pero el tribunal negó esa posibilidad por entender que no se habían presentado argumentos «novedosos» como para revertir la decisión adoptada por el tribunal antes del inicio del juicio, que excluía la posibilidad de transmitir en vivo esta instancia.

Antes, la vicepresidenta electa había escrito por twitter: «En Comodoro Py, tendrá lugar una audiencia oral del caso paradigmático de lawfare en la Argentina: la causa conocida mediáticamente como de la ‘Obra pública'». Asimismo, a través de su Twitter, sostuvo que «el TOF 2… El mismo que ahora deniega la transmisión en vivo de mi declaración como acusada, que no es otra cosa que mi principal acto de defensa, cuando impulsó y votó la transmisión en vivo de otros juicios orales».

En el juicio se debaten supuestos delitos en la adjudicación de obra pública vial en Santa Cruz a la empresa Austral Construcciones, de Lázaro Báez, y el presunto pago de sobreprecios e incumplimientos en la construcción. Además de la ex presidenta y el empresario, también son juzgados los detenidos ex ministro de Planificación Julio De Vido y el ex secretario de Obras Públicas José López, entre otros ex funcionarios.

Las principales frases de Cristina en su indagatoria:

-«La causa de la obra pública es el caso paradigmático del lawfare».

-«Esta causa tuvo una difusión mediática en vivo y en directo inédita».

-«Qué suerte tengo con los sorteos de las causas: Siempre me toca (Claudio) Bonadio o (Julián) Ercolini».

-«No sólo todo el juicio de instrucción, la acusación fue difundida, sino que era tema en 20 millones de programas de televisión. Hubo cinco audiencias completas que fueron transmitidas en vivo y en directo y en los pasajes más escabrosos del guión fiscal apuntaban a mi cara. Eso es el lafware: que los medios de comunicación publiciten cosas que no figuran en el expediente o que no son delitos para conformar a la opinión publica y con eso los jueces no tengan otra alternativa que condenar. Es para construir mediáticamente lo que no pueden comprobar jurídicamente».

-«¿No les parece que tiene impacto que la vicepresidenta de la Argentina esté acusada de ser la jefa de una banda? No les parece que interesa a la opinión publica? Yo creo que sí».

-«Esta causa fue un plan ordenado por el gobierno saliente».

-«El embargo y el monto que dispuso el juez Ercolini es lawfare».

-«El gobierno utilizó la Oficina Anticorrupción y la UIF para impulsar las causas judiciales. El rol de la señora Laura Alonso, no abogada, que asume la OA. Se modificó el decreto para que pueda asumir. ¿Quién es el titular de la UIF? Mariano Federici, un ex funcionario del FMI. Eso no es reprochable, pero Federici viene del HSBC, entidad que ha sido internacionalmente perseguida por lavado de dinero. El HSBC tiene una causa en la Argentina».

-«El Tribunal tendría que tener en cuenta la causa Dolores (de espionaje ilegal), que es muy interesante, La información la dio un arrepentido, Leonardo Fariña. Sería bueno pedir al juez Ramos Padilla lo que fue el guionado de testigos».

-«El gobierno que se va tenía una mesa judicial que decidía quién iba preso, quién no, a qué empresario había que apretar para que no vaya preso, para que venda sus empresas».

-«El plan fue ideado para una feroz e inédita persecución para quien fuera dos veces presidenta de la República. Primero, multiplicidad de procesamientos. Soy jefa de cuatro asociaciones ilícitas, la verdad que no se como tuve tiempo para gobernar».

-«Irurzun (el camarista Martín) te escucha e Irurzun te mete preso. Esa sería la fórmula de Comodoro Py».

-«Con la DaJuDeCO se difunden en vivo y en directo escuchas de una ex presidenta con un ex funcionario (por Oscar Parrilli) y hay programas de televisión que anuncian como un circo gran función hoy la difusión de las escuchas. Y a los jueces de Comodoro Py no se les mueve un pelo cuando son los responsables de esas escuchas».

-«Esto pasó en la República Argentina, no en ningún lugar exótico del mundo. Un año y pico estuvo la responsabilidad de las escuchas en la doctora (Alejandra) Gils Carbó y nunca se filtró ni una letra. Bastó que llegara este gobierno para que se difundan conversaciones privadas».

-«Este gobierno llegó con el auxilio invalorable del aparato judicial».

-«El único presidente que no puso amigos en la Corte, Nestor Kirchner, fue acusado como jefe de una asociación ilícita. Es el que hoy está denunciado. Fue el primer presidente en no poner a nadie en la Corte, por ahí se equivocó».

-«Le asignan (a Kirchner) la planificación de la asociación ilícita y no hay ninguna prueba. Es de antología».