El diputado Martínez y la reforma de la Ley 7722: «A favor de una explotación minera sustentable donde la defensa del Agua es lo primordial»

Actualidad Mendoza

Esta semana será un momento crucial para el futuro de la provincia de Mendoza. En un veloz trámite, tanto el Senado como la Cámara de Diputados podrían aprobar esta semana que viene dos proyectos del justicialismo que tienen como objetivo impulsar la minería a gran escala.

El gobernador electo, Rodolfo Suarez, y el oficialismo también se han mostrado a favor de la reforma de la 7722 que regula la actividad minera en Mendoza desde la propia campaña electoral. Aunque siempre condicionó este cambio de era a que haya consenso político.Todo está en condiciones para que tanto la coalición de Cambia Mendoza como el peronismo aprueben dicha reforma de manera exprés esta semana.

Referentes del sector privado encolumnados en la Cámara del sector, la UIM (Unión Industrial de Mendoza) y el CEM (Consejo Empresario Mendocino) salieron a marcar postura sobre las señales tanto de oficialismo como oposición, y hasta se proponen como catalizadores del «consenso» que las fuerzas buscan para evitar el costo político de la reforma.

Tras una reunión de UIM, su presidente, Mauricio Badaloni, expresó que «hemos acompañado todo el proceso previo de discusión en comisiones de la Legislatura, y vemos posible materializarlo cuanto antes. Estamos atentos a qué más falta, pero dadas las condiciones para un acuerdo técnico-político esperamos la asunción del nuevo gobernador para que haga una convocatoria amplia a todo el arco político, empresario y sindicatos y votar».

«El costo no es político, es el que pagamos los mendocinos todos los días», aseveró Badaloni. «Cuesta entender por qué ahora el peronismo busca otra instancia de negociación cuando está todo lo demás listo. No se están viendo las prioridades: salir del puesto 14 en distribución per cápita, 12 años de no generar empleo privado, y bajar la pobreza. Esta es una reforma que está pidiendo la sociedad en su conjunto para avanzar».

Por su parte, Raúl Rodríguez, titular de la Cámara de Empresas Mineras de Mendoza (Camem), calificó como «muy importante estar en agenda. Hablar de reforma y costo político tras doce años en que el tema era intratable ya es ganancia para nosotros. Debe haber un tratamiento responsable, por encima de especulaciones; preferimos hablar de oportunidad más que de costo político».

«Hemos estado en conversaciones para darle un tratamiento responsable a la norma en la Legislatura. Y sobre todo lograr que se llegue a una política de Estado: de nada sirve aprobar con los votos justos, sino sentar las bases. Hay que tener en cuenta que la vida útil de una mina son veinte años, lo que equivale a 5 gobernadores», agregó el referente del sector minero.

De histórica postura pro-minería, desde el CEM miran la geografía provincial para identificar oportunidades de avance. Según su presidente, Javier Allub, «hace rato insistimos en dar el debate sobre la 7722. La minería es una de las actividades económicas que tiene que desarrollar Mendoza por regiones; está claro que Valle de Uco no lo va a tomar, pero Malargûe si».

«Es una norma con 12 años con significado por lo que representa, asociada al agua y su importancia para Mendoza. Por eso se necesita que todo el arco político acompañe la postura del gobernador electo: si está todo fragmentado es más difícil», consignó el titular del CEM.

Respecto al costo político, Allub coincidió en que «hay que verlo como un rédito a futuro por más que genere reacciones en primera medida. Sin ser la única salvación, no se puede perder más tiempo con la minería para mejorar la economía y los indices de crecimiento y de empleo».

Por su parte el Diputado provincial Álvaro Martínez, de la coalición Cambia Mendoza, estuvo no hace mucho en la reserva de agua más importante del mundo, la plataforma Antártica y sabe muy bien el valor que representa este recurso natural esencial para la vida de nuestro planeta, se refirió a la Ley 7722 y fijó su postura al respecto.  

“Al leer el comunicado del CEM y la UIM, no puedo dejar de compartir el espíritu y la necesidad de un debate serio y acorde a los tiempos que estamos viviendo. No alcanza solamente conque los miembros del poder legislativo hayamos entendido que el diálogo y el consenso es el camino correcto para este debate, ahora debemos empezar a hablarlo no dilatarlo más, necesitamos que los ciudadanos también se involucren y conocer su opinión, como así también de especialistas, ambientalistas y asociación intermedias» sostiene el joven legislador mendocino.

Martinez agrega «Debemos dejar de mentirnos y la primer pregunta que debemos hacernos es si queremos ampliar nuestra matriz productiva y de esa forma generar más empleo en la provincia, si la respuesta es sí, debemos entender que estamos ante una oportunidad única de lograrlo incluyendo dentro de esa matriz a la minería y luego preguntarnos qué tipo de minería queremos y cómo vamos a garantizar la protección del bien más preciado y escaso de los mendocinos que es el Agua».

«Como legislador de esta provincia me sumo al pedido del CEM y UIM pero también le pido al resto de mis compañeros legisladores que abandonemos los discursos que traban el debate y el consenso y nos enfoquemos en aquello que sirva para que Mendoza Crezca, haya mayor empleo de calidad y que todos los departamentos de la provincia puedan despegar» sostiene.

«Desde ya que estoy a favor de una explotación minera sustentable donde la explotación deje de ser sinónimo de contaminación y pase a ser sinónimo de desarrollo y siempre pero siempre entendiendo que la defensa del Agua es lo primordial.  Dejemos de inhabilitarnos y trabajemos juntos para desarrollarnos», concluye el diputado del bloque PRO, Alvaro Martinez.