Cambiemos pide ayuda y consenso para sacar el país de la crisis económica e institucional y Cornejo se escapa a Costa Rica

Actualidad Mendoza

La cuchara no pincha ni corta. Eso es lo que hoy representa el presidente de la UCR Nacional dentro del Frente Cambiemos y en la Casa Rosada. Atrás quedaron los gloriosos tiempos de globos y papelitos de colores en el Arena Maipú, donde Alfredo vanagloriaba a Mauricio y se abrazaban a la distancia celebrando esta nueva etapa para todos los argentinos.

Hoy solo queda de esos tiempos una simple postal llena de nostalgia. El cachetazo electoral del Frente que conforman tanto Mauricio Macri como Alfredo Cornejo (y el mismo Rody Suarez) dejó al país y a la provincia de Mendoza en una situación financiera muy complicada, con abultadas deudas en dólares, obras paralizadas y un dólar volátil que deja una realidad económica muy complicada.

La Argentina está en llamas y el presidente Mauricio Macri tomó las riendas para regularizar la situación y poder llegar a fin de año lo mejor posible. Para ello pidió auxilio a los suyos para poder salir adelante… y también a los ajenos, con línea directa a sus opositores electorales, Alberto Fernández y Roberto Lavagna.

El ajeno a toda esta situación es Alfredo Cornejo, que se está haciendo «el sota» en torno a que él también fue parte del círculo rojo que manejó este país en los últimos años.

El mendocino se hizo el gil y no estuvo en la Reunión de Gabinete Ampliado en el CCK. Fue a mostrarse en los canales porteños para decir que «Yo no soy miembro del gobierno»… casi como decir: «no conozco a Mauricio Macri y estoy seguro que nunca lo voy a conocer»… pasó papelón tras papelón con sus declaraciones ya que su pasado y las miles de fotos lo condenan. Lo mismo sucede con su candidato radical Rodolfo Suárez que, tal como un «ratón» también se despega de la imagen del «Gato».

El presidente Mauricio Macri resolvió conformar una Mesa de Acción Política del oficialismo para coordinar las tareas de la campaña hacia las elecciones de octubre y ratificó la continuidad de su gabinete después de la designación de Hernán Lacunza como nuevo ministro de Hacienda, en reemplazo de Nicolás Dujovne.

En una reunión que encabezó en la Residencia de Olivos junto a su compañero de fórmula, Miguel Pichetto, y la jefa de la Coalición Cívica y cofundadora de la alianza gobernante, Elisa Carrió, entre otros referentes del oficialismo, Macri rechazó la “idea de un falso dilema entre el rol institucional de presidente” y su “candidatura” a la reelección.

“La prioridad es gobernar el país, cuidando a los argentinos en cada decisión. Y para eso es indispensable asegurar un clima de diálogo, paz y responsabilidad institucional”, consignó la Mesa de Acción Política en un comunicado distribuido por la Presidencia de la Nación.

Macri se reunió en Olivos con la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Interior, Rogelio Frigerio; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y los legisladores Mario Negri y Luis Naidenoff, jefes de los interbloques del oficialismo en la Cámara de Diputados y en el Senado, respectivamente, además del exvicejefe de Gabinete Mario Quintana, quien asistió al encuentro junto a Carrió.

La alianza Juntos por el Cambio reafirmó el “compromiso de defender en las elecciones de octubre lo que creemos que es la mejor propuesta para los argentinos, a partir de los valores que venimos sosteniendo desde nuestra conformación”.

También se acordó que la Mesa de Acción Política, que va a “coordinar las tareas de los próximos meses”, se reunirá todos los lunes.

Alfredo Cornejo, presidente de la UCR Nacional y miembro de esta coalición política denominada «Cambiemos» desde sus inicios no asomó la nariz.

Está desentendido de todo, de las elecciones que perdió en Mendoza donde las calles fueron empapeladas con su cara (y no la de Macri); de la dura realidad socioeconómica en su provincia, donde no tomó ninguna medida para paliar la crisis en los sectores más vulnerables (¿En Mendoza no se siente la crisis?); ni siquiera acercarle alguna medida económica que solucione el entuerto político-económico de su compañero Mauricio Macri…

El diputado nacional del radicalismo y Vicepresidente Segundo de la Cámara de Diputados, Luis Petri, casualmente mendocino al igual que Cornejo, está comprometido con el proyecto de Cambiemos desde siempre (no como su gobernador y jefe partidario) posteó desde sus redes contundentes declaraciones de respaldo:

Frente a esas palabras, Alfredo Cornejo «se la jugó»… y se borró en medio de una papa caliente que es Cambiemos hoy… el radical cazó las ojotas, una toalla y se escapó a Costa Rica!

Su vice, Laura Montero, hizo lo mismo y aprovechó la ocasión para tomarse unos 15 días de vacaciones.

Según informó el Gobierno Provincial, Alfredo Cornejo partió hoy junto a la presidenta del Ente de Turismo Mendoza (Emetur), Gabriela Testa, con el objetivo de promocionar a la provincia en el país de América Central. Allí estará también la embajadora mendocina en Costa Rica, Patricia Giménez, quien lo acompañará en su estadía y en las reuniones que tengan programadas, las cuales se realizarán en cooperación con la compañía aérea Copa Airlines. Los mendocinos no verán su imagen física hasta el día sábado.

¿Era necesario ir a «promocionar» el turismo en este momento de grave crisis institucional? ¿Está todo tan bien en Mendoza para que el barco ande en piloto automático?

¿Se imaginan un aluvión de turistas costarricenses visitando Mendoza en los próximos meses? Llama la atención que en medio de corridas financieras y fuga de capitales, Cornejo se haya ido para el Caribe…

Al menos esperemos que Cornejo haya llevado bronceador para las tierras costarricenses, ya que se lo ve en estos últimos tiempos «bastante quemado».