Proponen crear un protocolo especial para evitar acosos a mujeres en bares y restaurantes de Godoy Cruz

Actualidad Mendoza

A través de una ordenanza, proponen crear un programa especial para evitar el acoso a mujeres en bares, restaurantes y lugares de esparcimiento ubicados en Godoy Cruz. La iniciativa, propuesta por el concejal Martín González (Unidad Ciudadana), busca concientizar a propietarios, clientes y empleados de estos lugares y también prevé multas para quienes no cumplan. Para eso, se elaborará un protocolo desde el área de la Mujer y Diversidad del municipio y su cumplimiento deberá ser obligatorio.

Lo que se busca es darle un marco normativo local a las diferentes leyes nacionales que previenen este tipo de situaciones y que reglamentan sobre todo lo que pasa en dependencias estatales pero no en lugares privados.

“El objetivo principal del programa abordar la problemática del acoso a las mujeres aportando a desnaturalizar la violencia  y buscando la transformación social y cultural para la erradicación de prácticas machistas”, dijo el concejal González. 

El concejal destacó que Godoy Cruz se ha convertido en un polo gastronómico y de diversión nocturna muy importante. En sus calles y locales hay mucho movimiento de personas por lo que se estima que son varias las mujeres que pueden vivir cada día alguna situación de violenta.

Con este protocolo, las víctimas podrán tener más a mano las herramientas para saber dónde y cómo denunciar. Además, los clientes, empleados y dueños de comercios también sabrán cómo deben actuar en caso de que sean testigos de alguna situación de este tipo. Es que en cada local se deberá contar con cartelería o algún tipo propaganda en la que se deje en claro que ese es un espacio libre de acoso. La gráfica deberá tener contenido que oriente a las víctimas sobre como actuar en caso de sufrir una situación de acoso.

El proyecto de González establece que sea “el Departamento Mujer y Diversidad o el organismo que lo reemplace en el futuro, el organismo que deba generar un protocolo específico de actuación a cumplir ante situaciones de acoso y también diseñar programas de capacitación para el personal que trabaje en los ámbitos comprendidos por la ordenanza”.
Si esto no se cumpliera, podrán ser sancionados con multas de hasta mil pesos. Lo recaudado, en este caso, será destinado a esa misma área de la mujer para que cuente con mayor presupuesto para abordar problemáticas de género.