La furia del capitalino Suárez por la repercusión de la visita de AF y de como se le piantan los radicales de la Mendoza profunda

Actualidad Mendoza

El Rody no ha tenido un buen final de semana. El radical capitalino sabe muy bien que la única gran visita nacional que puede servir para respaldar su candidatura a gobernador es la del mismo mendocino Alfredo Cornejo, ya que una foto junto a Mauricio Macri solo le restaría el respaldo popular y electoral, dado la evidente realidad socieconómica que padecen hoy los mendocinos, que es igual a la de todos los argentinos.

Es más, una inminente visita del presidenciable Lavagna a Mendoza le juega a favor al Ramón de Protectora y su candidato legislativo Marcelo Romano. Lo mismo sucede a la izquierda mendocina con la visita de otro presidenciable, Nico del Caño. A Suárez solo le queda tratar de hacer «lo más mendocina» posible su elección y respaldo.

Por esa razón, Cornejo hábilmente desdobló su elección provincial y no se comió «el garrón» de su par María Eugenia Vidal que puso en juego su relección a gobernadora bonaerense dando que quedó prendida en la misma boleta que Macri-Pichetto y los números previos no resultan muy alentadores.

La visita del candidato del Frente Todos, Alberto Fernández, a Mendoza rebotó en todos lados. Sus declaraciones tuvieron la repercusión esperada tanto en medios oficialistas nacionales como en los opositores. La pantalla y las fotos compartidas con la candidata a gobernadora de Mendoza, Anabel Fernández Sagasti, sumaron para caerle mal el almuerzo de su rival radical Rodolfo Suárez.

Consultado sobre la gestión del gobernador radical Alberto Fernández fue sincero “conozco a Alfredo hace muchos años y le tengo sincero cariño pero está claro que tenemos miradas distintas de lo que pasa en la Argentina. Mendoza merecía mejor suerte que la que tuvo estos años. Hubiera sido bueno que no se endeude tanto para equilibrar las cuentas, y se endeude un poco más para promover la industria, la vitivinicultura, Vaca Muerta; que tiene una riqueza potencial enorme.”

El precandidato coincidió que la provincia está un poco más ordenada en sus cuentas públicas pero a costa de un alto nivel de endeudamiento y afirmó “al igual que Mauricio Macri; y creo que es el resultado de haber seguido las lógicas del gobierno nacional. Lo lamento, porque acompañando a Macri está condenando a Mendoza y yo creo que él lo sabe, la verdad me apena.”

“Mendoza es una provincia típica: con una sociedad intelectualmente rica, cultivada, con una historia formidable, que han hecho de un lugar casi desértico una potencia en términos económicos pero podría ser mucho más. Lo que lamento es que plegarse a las políticas de Macri la hayan postergado tanto a la provincia» decía este viernes el candidato presidencial.

Si bien los medios que reciben frondosos montos en pauta por parte del cornejismo trataron de pegarlo a Alberto con «Maduro» y «Venezuela», tal como dice el mandato Durán Barba… sin dudas, no tiene nada que ver… y la gente lo sabe.

En esa sintonía, también escribió Rody una furiosas líneas en el Twitter, que lo celebraron tanto oficialistas como opositores porque «Al fin dice algo!». Muchos mal intencionados también celebraron de que Rody demuestre que «tenía algo de sangre».

«Que falta de seriedad, hablar por hablar, ojalá no vuelvan !!!! En Mendoza la deuda en dólares es menor que la recibida 2015. La deuda actual no supera los 1.300 millones de dólares. Quieren instalar un tema, mintiendo. Miente miente…», comentó el intendente de la Ciudad de Mendoza.

Además, indicó que Fernández está mal informado por La Cámpora. «Multiplican por 10 la deuda, si así van a gobernar el país y la provincia, mintiendo o no conociendo los temas, tenemos que redoblar esfuerzos para que no vuelvan», culminó.

Se le piantan los radicales del interior mendocino

El «dedismo» de Suarez y Cornejo en el radicalismo mendocino tiene sus consecuencias. El verticalismo aplicado a modo de «orden suprema» dejó a la fuerza política que hoy gobierna Mendoza sin un debate interno. No solo entendieron erróneamente que el Frente Cambia Mendoza no está únicamente conformada por los radicales, sino que existen otras fuerzas que quedaron en un rol secundario, tal es el caso de los demócratas, el PRO, la Coalición Cívica y parte del desorientado Libres del Sur.

El centralismo del capitalino Rody Suárez, presidente de la UCR Mendoza, dejó a muchos dirigentes radicales de la Mendoza profunda sin resguardo y abandonados, sin mujeres que cumplan roles claves en el gobierno salvo su funcionalidad de levantar la mano a las leyes que se bajen desde el Ejecutivo. Esta realidad fue aprovechada hábilmente por el rival de la interna Omar De Marchi, que juntó esos heridos del «dedismo» de la soberbia.

Lo que pasó esta semana en San Rosa es una consecuencia de ello, y desde ya no cayó muy bien en las lujosas oficinas del dirigente y candidato de la ciudad de Mendoza.

Muchos radicales del interior ven que su gente va a quedar al resguardo de un posible gobernador capitalino que centrará su gobierno en la Capital y en el Gran Mendoza, en un probable gobierno nacional de visión neoliberal, como el de Mauricio Macri, que va a continuar el proceso de dejar a la deriva a las pymes y las economías regionales. Muchos radicales no quieren ese futuro y recorren otros caminos más acordes a sus convicciones y en sintonía a la realidades y pedidos de sus vecinos.

La concejala de Cambia Mendoza (UCR), Débora Quiroga, se quejó desde hace tiempo por la designación «a dedo» de Suarez y Cornejo dentro del espacio. Esta semana decidió dar un paso superador por el futuro de Santa Rosa. Débora Quiroga y Flor Destéfanis acordaron trabajar en conjunto, para las próximas elecciones del 29 de septiembre, ya que ambas comparten el interés y la necesidad de pensar en lo importante para la comunidad santarrosina.

“El potencial productivo, la organización comunitaria, la solidaridad y el anhelo de crecimiento de los vecinos y vecinas de nuestra comunidad, nos comprometen a asumir este gran desafío de gobernar incluyendo a todos y todas en un proyecto político, social y económico”, sostuvo Flor Destéfanis.

Por su parte, Débora Quiroga dijo: “el desarrollo, educación y vivienda son pilares fundamentales, y nuestra preocupación por esos tres puntos es lo que nos une. Queremos construir juntas, a partir de los valores, el amor por esta tierra y la unión de todos los santarrosinos”. Por eso apoyo a Flor en su candidatura a Intendenta.

Tanto la candidata a intendenta del Frente Elegí, como la dirigente radical, entienden que hay que alejarse de las peleas de la denominada “grieta”, de revanchismos inconducentes, y de echarle culpas al otro. “En la calle nos piden que trabajemos juntas por el bienestar de Santa Rosa y así lo haremos”, concluyó Quiroga.

Por su parte, Destéfanis apuntó a que “es momento de trabajar para que cada santarrosino/a pueda desarrollarse y a partir de allí, con un modelo de provincia inclusivo, lograr el crecimiento que hoy no se encuentra en Mendoza”. Finalmente afirmó: “Es tiempo de mirar juntos hacia adelante”.

En otros lugares de la Mendoza profunda pasan casos similares dentro del espacio Frente Cambia Mendoza, donde muchos callan pero no ven con buenos ojos el respaldo que ordenó la dupla Suárez-Cornejo.

Por eso salió este sábado un «reto» público y directo para aquellos dirigentes que piensan en rebelarse al igual que Quiroga y saltar la grieta.

El comunicado amenazante de Rody

Comunicado desde Santa Rosa tras la decisión de Débora Quiroga de apoyar al PJ.

Referentes de Cambia Mendoza se expresaron en contra de la decisión personal de Débora Quiroga de acompañar a la candidata peronista Destefanis en Santa Rosa.

-Ezequiel Quiles, concejal de la Unión Cívica Radical de Santa Rosa y candidato a concejal para las elecciones generales del próximo 29 de septiembre:

Deseo que quede claro que soy radical y por ello apoyo a los candidatos de Cambia Mendoza, Rodolfo Suárez y Mario Abed en la provincia.

En Santa Rosa participé de una interna en la que se impuso Norma Trigo y soy de los que sostienen el principio “el que gana gobierna y el que pierde ayuda”. Por eso, no tengo dudas que voy a militar para que la lista de Cambia Mendoza vuelva a ser electa en Santa Rosa.

La decisiones que tomó Debora Quiroga, es una decisión meramente personal. No podría acompañar yo un proyecto como el del peronismo dónde todos ya sabemos lo que ocurrió en nuestro departamento.

Quiero trabajar en unidad y armonía, para que podamos consolidar el cambio en el departamento y la provincia.

-Omar de Marchi, candidato a diputado nacional por la lista Cambia Mendoza:

Argentina atraviesa un momento clave donde lo que se define es seguir transformando o volver a un pasado de decadencia y corrupción.
En Santa Rosa no podemos volver atrás. Frente al resultado adverso, no hay otro camino que el de sumarse a quien ganó, en este caso Norma Trigo, para profundizar lo bueno y ayudar a hacer lo que falta.

Unión Cívica Radical – Mendoza