El negoción de las luces LED con empresas vinculadas a Macri y Peña

Actualidad

La política nacional nos tiene acostumbrados a lanzamientos, decisiones, obras y licitaciones que tienen dos caras: una beneficiosa para todo el país, y otra que sólo favorece a unos pocos. Una nota periodística del portal Real Politik desenmascara este gran negocio de las luminaria LED en tierras de Vidal y Rodríguez Larreta. Haciendo de la importación una bandera, las luminarias llegan al país desde China, de una calidad inferior a la local y esquivando a las pymes nacionales, quienes denunciaron que los artefactos ni siquiera cumplen con lo pedido por el ministerio de Energía ¿Qué pasa en Mendoza?

El caso de las luces de LED que publicita orgánica y organizadamente el frente Cambiemos a lo largo y ancho de la provincia de Buenos Aires, pareciera ser un ejemplo acabado de las políticas de dos caras. Los beneficios de reemplazar los antiguos foquitos de luces naranjas, de poco alcance y mucho consumo, por otros mucho más potentes y económicos son innegables, al igual que los suculentos dividendos que deja en los bolsillos de empresarios que, como suele ocurrir, tienen estrechos vínculos con dirigentes políticos nacionales.

En este caso, el ministro de Energia de la Nación y ex presidente de Shell Juan José Aranguren lanzó el Plan de Alumbrado Eficiente (PLAE), que tiene el objetivo de reemplazar las antiguas luminarias públicas callejeras por artefactos LED de bajo consumo. La medida fue celebrada especialmente en el gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta y en municipios como Pilar y Morón, que inmediatamente publicitaron la iniciativa.

El ministerio de Energía desembolsó 503 millones de pesos y ya tiene programado el desembolso de otros 500 millones. Hasta el momento, los mayores beneficiarios del PLAE han sido dos empresas: General Lithting Systems (GLS) y Philco, quienes ganaron licitaciones por 238 millones de pesos en CABA de Rodríguez Larreta, 149 millones en Vicente López y otro millón en el Pilar del intendente oficialista Nicolás Ducoté.

GLS pertenece a Alejandro Jaime Braun Peña, primo del jefe de Gabinete nacional, quien compró la empresa el 27 de marzo del año pasado. Es el mismo empresario a quien denunció Greenpeace por el desmonte ilegal de 9 mil hectáreas de bosques nativos en Salta.

La empresa Philco, por su parte, fue la nave insignia de los Blanco Villegas, la familia materna del presidente Mauricio Macri. Su tío, Jorge Blanco Villegas trajo la empresa al país. Durante la dictadura, se endeudó en 180 millones de dólares que terminó absorbiendo el estado en 1982 mediante seguros de cambio.

Ambas compañías traen las luces desde China, salteando a la producción y el empleo local, esquivando la labor de numerosas pymes y trayendo luminarias que, por otra parte, no cumplen con los requisitos técnicos fijados por el propio Aranguren. Pero, ¿a quién le importa?

La carrera, no obstante, recién empieza. El Plan de Alumbrado Eficiente (PLAE) pretende estirar la cantidad de compras a 100 mil luces LED. De este modo, hay negocio para rato. 

Fuente: Real Politik