Protectora propone un gobierno que respalde a la mendocina emprendedora

Actualidad Mendoza

La Rama Femenina de Protectora Fuerza Política es también un motor importante que le da fuerza a la propuesta de José Luis Ramón de tener una Mendoza que acompañe y reivindique al ciudadano de a pie.

Alicia Barrionuevo es una de las principales dirigentes de esta Fuerza Política mendocina que quiere representar a las mujeres en la banca de la Legislatura provincial. A continuación compartimos una columna de opinión de la mujer de Protectora que se presenta como candidata a diputada provincial en el partido de Ramón y Vadillo por el Segundo Distrito en la Lista 222, sobre una propuesta concreta de crecimiento y desarrollo de metas de la mujer mendocina.

LAS MUJERES MENDOCINAS PUEDEN GENERAR SUS PROPIOS EMPRENDIMIENTOS

“La pobreza no es una condición natural de los seres humanos, es una imposición artificial” (Yunus)

No es ajena la preocupación del candidato a gobernador José Luis Ramón y del equipo de PROTECTORA MUJERES que coordino, sobre la problemática que atañe a miles de mendocinas que por distintas circunstancias de la vida, no tienen la posibilidad de obtener un microcrédito que las ayude a comenzar su emprendimiento, y de esa manera, darle el impulso para cambiarles el rumbo de sus vidas.

La violencia económica y patrimonial, no solamente se ejercen en el ámbito familiar (el hombre la utiliza para tener sometida a su voluntad a la mujer) sino también en el espacio laboral, donde los fenómenos preponderantes son el que las áreas de alta dirección y toma de decisiones sean mayoritariamente masculinas, los ascensos en el trabajo sean para los hombres por más que se esfuercen las mujeres, y los salarios de los hombres sean superiores a los de las mujeres, aún cuando ambos ostentan los mismos puestos, cargos y responsabilidades.

Nuestra propuesta desde Protectora Fuerza Política es crear un Banco pequeño al que hemos bautizado el Banquito de Protectora, priorizando a las mujeres que están pasando un mal momento económico (sin importar su edad), que no tienen garantes, que sufren algún tipo de violencia económica o patrimonial, y que lo único que necesitan para encarar su proyecto, es un poco dinero. En este sentido el creador de GRAMEEN, Yunus, decía “ante un problema, revisamos las reglas de un banco tradicional y las hacemos totalmente al revés. Es decir, mientras más necesita una persona más prioridad le damos” Y esto es lo que vamos a hacer desde el Banquito de Protectora.

El método sería muy sencillo y similar al que propone Grameen, cuyo éxito está garantizado en el mundo entero. El crédito se otorga a la persona una vez que logra conformar un grupo de cinco integrantes (en su mayoría son mujeres) del mismo sexo y que no sean familiares. Cada integrante presenta un proyecto individual, independiente del resto.

Justamente la metodología se basa en la libertad de elección de cada persona y en la creencia de que todas tienen un sueño y la capacidad para cumplirlo. Ellas mismas saben lo que les gusta, lo que las inspira o lo que saben hacer. El sistema no exige una garantía material sino solidaria, en tanto se basa en la confianza mutua, la responsabilidad, la participación, la creatividad y, fundamentalmente, en la solidaridad. Es decir, los integrantes se van a garantizar entre sí gracias a tres pilares que reemplazan la garantía material: el grupo solidario, la viabilidad de cada proyecto, y el sentido de pertenencia.  

Los microcréditos se devuelven a lo largo de 25 semanas en reuniones semanales de asistencia obligatoria que tienen lugar en los Centros de Crédito. El alto porcentaje de recupero (superior al 97%) es la consecuencia de que las/os prestatarias/os mejoran su calidad de vida.

En la actualidad, el instituto financiero rural más grande es de Bangladesh. Posee más de 2,3 millones de prestatarios, y el 66 % de sus clientes ya superaron holgadamente la línea de pobreza. El 94% de los mismos son mujeres.-

De esta manera estamos seguros que podremos aliviar la pobreza que existe en nuestra provincia, así como reducir los índices de femicidios y violencia intrafamiliar y laboral.

Por Alicia Barrionuevo

Protectora Fuerza Política