Proponen la creación de un Registro Único de Instituciones de Atención Temprana en Mendoza

Actualidad Mendoza

Son de vital importancia los cuidados y la atención temprana para el pleno desarrollo evolutivo de niñas y niños. En los últimos años ha aumentado la cantidad de instituciones ya sean públicas o privadas, tanto de organizaciones no gubernamentales, como comunitarias, sindicales, sociales, de carácter educativo, deportivo, socio-culturales dedicadas de una forma u otra al cuidado integral de niñas y niños desde los 45 días hasta los 3 años.

Estas instituciones u organizaciones de la sociedad civil no se encuentran reguladas en ninguna normativa  provincial, por lo que, en el caso puntual de la apertura de jardines maternales y guarderías, la misma depende de la habilitación municipal que se otorga, como si se tratara de cualquier comercio. Es por lo tanto que en la Honorable Legislatura de la Provincia de Mendoza, proponen regular la situación atendiendo a las necesidades de niñas y niños para que puedan desarrollar plenamente sus habilidades en un entorno inclusivo y adecuado.

“Las instituciones dedicadas al cuidado de la primer infancia deben realizarla con total responsabilidad y seriedad pero no pueden limitarse solamente a esa tarea, sino que deben ejercer una acción educativa planificada, sustentada en principios pedagógicos de actualidad y utilizar métodos que responden a las características y necesidades vitales de los/las pequeños/as. Siendo de suma importancia que las instituciones desarrollen la tarea lo más cuidada y resguardada posible porque justamente serán los encargados de los más pequeños”, indica la Diputada Cecilia Rodríguez, autora del proyecto.

El proyecto propone satisfacer las necesidades biológicas del niño/a, controladas con rigor científico, referentes a su alimentación e higiene, así como a su propia profilaxis y a la de todos los instrumentos y elementos que se utilizan en función de su cuidado; estimular y controlar su estructura psíquica teniendo en cuenta el desarrollo, crecimiento y madurez de todas las capacidades infantiles; atender sus requerimientos sociales ya que ello responde a las necesidades de interacción del niño/a y a una demanda actual de la familia y promover el desarrollo integral de la personalidad, porque considera que ésta tiene un sentido dinámico que se desarrolla globalmente desde el comienzo de la vida misma. Cualquier alteración de algunos de los dominios que integran la personalidad (socioafectivo, cognitivo, psicomotor) puede provocar desfasajes que la afectarían en su totalidad.

“Motiva la presentación de este proyecto la existencia de un `vacío legal´ que hay en torno al tema, dado que no existe regulación provincial que contemple cuáles son los requerimientos, ni el Programa Pedagógico que esté centrado en el desarrollo temprano de los niños y niñas que concurren a estos establecimientos. Sólo cuentan con la habilitación comercial que otorgan los respectivos municipios de acuerdo a los requerimientos de cada comuna”, comenta la Diputada Tamara Salomón, autora del proyecto.

El Estado debe garantizar el control y monitoreo de estas instituciones, ya que las trayectorias escolares exitosas corresponden a niñas y niños que han transitado por la educación inicial. Es por ello que la autoridad de aplicación del Registro y la normativa sería la Dirección General de Escuelas de  la Provincia. Tendrá a su cargo la potestad de Inspección, Funcionamiento, Contralor y Monitoreo Pedagógico, el Contralor Administrativo y Técnico de las instituciones de atención temprana, además de la idoneidad del desempeño del personal, la atención de los/as niños/as en todo lo relativo a la calidad y al cumplimiento de todas las obligaciones.

En lo relativo a la seguridad de las estructuras edilicias, zonificación, habitabilidad y habilitación para habilitar una institución educativa, y en su caso el de sancionar por incumplimiento, así como inspecciones, corresponderá a lo que cada municipio reglamente.

El Registro Único de Instituciones de Atención Temprana de la Provincia de Mendoza será de consulta pública y gratuita en la página web de la Dirección General de Escuelas. La misma DGE será quien establezca la estructura jerárquica de la institución y su personal; contando con directivos, personal docente, auxiliar, no decente y/o administrativo, personal de cocina y de limpieza.

La proporcionalidad de la institución y su personal, deberá contar con distintas salas a cargo de personal docente idóneo en una proporción, según la edad de los niños. Las actividades pedagógicas realizadas en los establecimientos, estarán a cargo de una Directora, quien deberá acreditar título docente con especialidad en el nivel inicial estando acreditada para ello.

Además de esto, las actividades pedagógicas serán monitoreadas y evaluadas en su implementación y ejecución por el Área que la reglamentación de la Dirección General de Escuelas determine y se pondrán requisitos y características específicas de las Instituciones de Atención Temprana.