Otros se quedaron sin almuerzo en San Martín: La Campagnola cierra sus puertas y deja 125 familias en la calle

Actualidad Mendoza

Mientras este sábado se celebraba un almuerzo con las principales figuras de la política y empresaria de Mendoza, empezaba a correr la mala noticia
que desde el próximo lunes la empresa La Campagnola cerrará las dos plantas que funcionan en el departamento de San Martín. Esa es la triste llamada que recibió el Sindicato de la Alimentación durante la mañana de este sábado, sobre las plantas ubicadas en calle Arjonilla y en Ruta 7.

Con esta noticia debemos decir que 125 familias se quedaron sin trabajo en el Este provincial, si bien desde la empresa aseguraron que se les pagará el 100% de las indemnizaciones, también se les ofreció, para aquellos que lo quieran, seguir vinculado a la empresa en otra planta que se encuentra en Villa Mercedes Provincia de San Luis. Lo cierto es que la Empresa aduce a que en los últimos tres meses han tenido muy malos balances, por lo que se ha tomado la decisión de cerrar la histórica planta en San Martín.

“Entre los mayores problemas son las medidas económicas planteadas por el gobierno y la importación de los productos que han dejado de lado a los fabricados en la región”, según los dichos del Secretario del Sindicato de Alimentación Antonio Moyano. “Vivimos una situación muy complicada en todas las empresas frutihortícolas de la Provincia, hoy es La Campagnola, mañana no sabemos cual le seguirá, y con ellas las fuentes de trabajo que se pierden, estamos desesperados, hace mucho que venimos diciendo lo que pasa, y nadie nos dió una respuesta, estamos y nos sentimos solos en esta lucha” manifestó amargado Moyano.

Por lo pronto este lunes una empresa más cierra sus puertas, pero no es cualquier empresa, La Campagnola le dio a muchos vecinos de San Martín la posibilidad de llevar un plato de comida a su casa. Ya no sonará ese timbre que indicaba el cambio de turno. Ya no se verán las mujeres y los hombres caminando vestidos de blanco, con sus cofias en las manos, hacia la calle Arjonilla. Solo quedará el recuerdo de lo que algún día fue y que el tiempo conjugado con malas medidas, se encargaron de destruir.

Fuente: 2634