La Corte ordena a Macri pagarle 15 mil millones a San Luis por haber incumplido un fallo de 2015 respecto a descuentos indebidos de coparticipación

Actualidad San Luis

La Corte Suprema de Justicia le dio otro golpe a Mauricio Macri. El máximo tribunal ordenó al gobierno nacional que le pague 15 mil millones de pesos a San Luis por haber incumplido un fallo de 2015 respecto a descuentos indebidos de coparticipación.

Aquel fallo, que se firmó cuando Macri ya era presidente electo, fue leído como una advertencia de la Corte al nuevo gobierno y obligó a una negociación con las tres provincias beneficiadas: Córdoba, Santa Fe y San Luis. Aparentemente, la Rosada sólo cumplió con la primera, con la que tuvo una aceitada relación en estos años.

Ante el incumplimiento del fallo, los gobiernos de San Luis y Santa Fe volvieron a la justicia a reclamar el pago completo de lo que había ordenado la Corte. El reclamo de Alberto Rodríguez Saá llegó al máximo tribunal, donde este martes se reunió que ordena al gobierno devolverle 15 mil millones de pesos.

La decisión fue firmada por los jueces Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, la mayoría del tribunal que es independiente del PRO.

“Es un momento muy importante para la provincia, tras 10 años de litigar, finalmente la Corte Suprema define el monto que el Estado Nacional adeuda a San Luis”, expresó desde Buenos Aires el fiscal de Estado de San Luis, Eduardo Allende.

Agregó que resta ahora esperar que el gobierno nacional “tenga la responsabilidad institucional y respeto por el federalismo y se disponga a hablar con nuestra provincia para acordar el mecanismo de pago de esta deuda”.

Fuentes de la Corte explicaron que el fallo marcaría un precedente beneficioso para Santa Fe, aunque su trámite está algo más atrasado y a la gestión de Miguel Lifschitz le resta presentar documentación. El caso santafesino es aún más duro para la Rosada: la deuda acumulada es el triple de la que deberá pagarle a San Luis, es decir unos 45 mil millones.

 

Un tire y afloje

El 24 de noviembre de 2015, a sólo dos días del triunfo de Mauricio Macri en el balotaje presidencial, el máximo tribunal declaró la inconstitucionalidad de ese descuento y dispuso que en no más de diez días, el gobierno central dejara de retener ese 15% a esas tres provincias. También ordenaba dejar sin efecto el descuento de otro 1,9% de la coparticipación, destinado a financiar a la AFIP.

Las acciones judiciales en defensa de los fondos de San Luis fueron decididas y presentadas durante la Gobernación de Alberto Rodríguez Saá, luego de la Consulta Popular realizada el 28 de octubre de 2007, en la que se preguntó a los puntanos si estaban de acuerdo en que la Provincia defendiera por la vía judicial las deudas que mantenía el gobierno central con San Luis. El Sí ganó con el 92% de los votos.

Con el tiempo, y mientras el reclamo de San Luis avanzaba, se sumaron las denuncias de Córdoba y Santa Fe.


El origen de la quita

La deducción del 15% fue originalmente pactada en la cláusula primera del Acuerdo entre el Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales del 12 de agosto de 1992 —ratificado por la Ley Nacional 24.130— y prorrogada varias veces por los llamados Pactos Fiscales entre la Casa Rosada y los gobernadores.

Pero una vez vencidos esos compromisos, el ex presidente Néstor Kirchner extendió a partir del 1° de enero de 2006 el plazo de ese recorte de forma unilateral, en el artículo 76 Ley 26.078 de Presupuesto General para ese año, aprobada a fines de 2005. Ese artículo fue el que el máximo tribunal declaró inconstitucional.

Además de ordenar la devolución de la suma retenida indebidamente a las provincias desde 2006 más los intereses, el tribunal fijó un plazo de 120 días para que las partes acordaran la forma y plazos en que el Estado Nacional reintegraría los fondos adeudados, con la advertencia de que, en caso de incumplimiento, lo determinaría el propio tribunal en la etapa de ejecución de la sentencia.

“Después de 3 años de seguir expedientes, en el día de hoy hemos tenido la buena noticia que la Corte definitivamente ha dispuesto que se aplique a la deuda la tasa pasiva del Banco Central”, explicó el fiscal de la Provincia de San Luis, Eduardo Allende, y añadió: “Para nosotros este es un triunfo muy importante porque el Estado nacional nos vino embarrando la cancha durante estos tres años, más allá que jamás quiso dialogar con la provincia de San Luis. También nos hizo presentaciones, como cuando quiso aplicar una tasa del 6 % anual o cuando quiso aplicar los conceptos del pacto fiscal. Hoy, la Corte Suprema le rechaza todos los planteos al Estado nacional y dice que San Luis tenía razón”.

“La Suprema Corte de Justicia va a fijar plazos muy cortos para que se defina y así saldar esta deuda que tiene con cada uno de los puntanos”, confirmó Allende, y agregó: “Esperamos que haya cordura, madurez y sentido de federalismo del Gobierno nacional”.