Cecilia Paez: «Soy optimista con el futuro porque tenemos un gobierno que está haciendo lo que debe, donde revalorizamos en este tiempo algo muy importante: Gobernar con la Verdad»

Actualidad

Con el anuncio de la confirmación las fechas y la férrea decisión de desdoblar las elecciones en Mendoza, la danza de nombres para los distintos cargos políticos empiezan a sonar cada vez más fuerte en cada rincón de la provincia. Un territorio muy preciado por su proyección y su capacidad productiva es el que hoy gestiona el jefe comunal y precandidato a gobernador Omar De Marchi. Frente a una larga lista de nombres masculinos, resalta una mujer con capacidad de gestión y que le puede aportar, con su joven equipo de trabajo, una impronta renovada a la comunidad lujanina, la actual senadora provincial y docente, Cecilia Páez, que desde hace meses viene recorriendo la comuna y trabajando en propuestas para seguir transformando la calidad de vida de los vecinos lujaninos.

Cecilia es una mujer destacada por su laboriosidad. Resultó ser según el sitio Parlamentario.com y de acuerdo a un informe de Zeta Consultores, la legisladora mendocina con mayor índice de productividad del 2018, con 242 proyectos de ley presentados durante el año en la Legislatura de Mendoza.

Si bien la legisladora quiere ser la precandidata del Frente Cambia Mendoza y la continuidad de la gestión de De Marchi, desde su lugar reclama más diálogo dentro del frente partidario, más unidad, consenso y por sobre todo equidad de género, ya que desde que volvió la democracia hasta el momento, en 35 años, sólo tres mujeres han ocupado cargos de poder en Mendoza.

¿Qué pasa? ¿Falta de confianza en las mujeres? ¿Sólo los hombres pueden gobernar bien?

BienCuyano conversó con Cecilia Páez que quiere ser la sucesora de De Marchi en la gestión comunal lujanina, para que los lectores biencuyanos conozcan sus propuestas, su punto de vista sobre la actualidad en la provincia y la puesta en valor del rol de las mujeres y los jóvenes en su equipo de trabajo, que le pueden aportar mucho en este nuevo proceso de Cambiemos. Compartimos su entrevista.


BC- Cecilia, vos acompañaste a Omar desde el inicio de esta nueva gestión al frente de Luján de Cuyo ¿Nos podés contar como encontraron al departamento manejado por la gestión del peronista Lopez Puelles y cómo está ahora? ¿Qué podés decir sobre el trabajo realizado por Omar durante estos años?

CP- Con Omar encontramos un Luján devastado. Las calles rotas, la falta de iluminación y la basura en las calles era parte del paisaje de cualquier barrio de Luján. Mucho trabajo le llevó a todo el equipo revertir esta situación y lograr, en 3 años, un departamento, limpio, ordenado y bien administrado.

Dentro de ese equipo de trabajo, a mí me toco la responsabilidad de posicionar la educación como instrumento fundamental para mejorar la calidad de vida de muchos vecinos, crear redes, estar cerca de las necesidades de las escuelas y convertirlas en soluciones.

El aprendizaje en esta etapa fue que, por más dura que sea el panorama, si todos tiramos para el mismo lado, los objetivos se cumplen.


BC- ¿Por qué te gustaría ser la próxima intendenta de Luján de Cuyo? ¿Qué propuestas tenés para mejorar la calidad de vida de los lujaninos?

CP- Hace ya muchos años elegí este departamento para vivir y me he preparado toda mi vida para este desafío. Omar tiene en esta candidatura la alternativa de ofrecerle a los lujaninos  equipos, ideas, proyectos y las ganas para llevar a Luján a ser el mejor departamento de Mendoza. Digo esto pensando en una variable que creo que es fundamental: Luján es mejor si sus vecinos viven mejor, con mejores servicios, mayor convivencia, con más solidaridad, más respeto y más valores.


BC – ¿Cuál es tu opinión sobre el rol de las mujeres en el marco de la política mendocina? ¿Creés que han dejado el secundario rol «de acompañamiento» del candidato hombre y ahora son cada vez más protagonistas?

CP- Esta es una discusión que de una vez por todas tiene que terminarse. Mujeres y varones somos iguales. Con las mismas capacidades, iguales en esencia y dignidad, aunque aún tengamos muchos obstáculos para correr de igual a igual con los varones. Aun así, eso no nos detiene para hacer lo que hay que hacer. Cada mujer abusada, cada mujer que sufre violencia de género, cada mujer que no tiene las mismas oportunidades es un recordatorio de que todavía debemos seguir promoviendo acciones para poder decir que realmente somos iguales.


BC- ¿Cómo ves la actual realidad socioeconómica de tu Mendoza? ¿Sos optimista con el futuro?

CP- Mendoza no escapa a la realidad del país. Han sido años difíciles y recién ahora estamos viendo la lenta mejora de algunas variables. El riesgo país y las tasas de interés en baja, la mínima baja de los índices de inflación, el dólar estable y cerca de la banda inferior y la posibilidad de la radicación de inversión son datos auspiciosos de que finalmente estamos en el camino correcto.

En la provincia hubo también un esfuerzo muy grande, liderado por Alfredo Cornejo, de ordenar las cuentas públicas, bajo una premisa fundamental: “no se puede gastar más de lo que te ingresa”, al igual que hace cualquier familia. Soy optimista porque tenemos un gobierno que está haciendo lo que debe y una ciudadanía que entiende que salir del pozo no es ni rápido ni fácil. Hemos revalorizado, en este tiempo, algo muy importante: gobernar con la verdad.

 

BC- ¿Qué le dirías a los mendocinos para que sigan depositando su confianza en el Frente Cambia Mendoza?

CP- Cambia Mendoza, debe empezar a llamarse Cambiando Mendoza, ya que el cambio es un camino que ya se empezó a recorrer y por eso es importante continuarlo. Es mejor dar un paso y luego otro y luego otro, que hacer lo que otros proponen de dar 2 pasos para adelante y 1 para atrás ó 1 para adelante y 2 para atrás.

Cada intendente de Cambia Mendoza es muestra y ejemplo de buena gestión, al igual que el gobernador. Esa es la mejor carta de presentación para decirle a los mendocinos “sigan acompañándonos que tenemos mucho más para dar”.


BC- Al haber trabajando en la docencia, la experiencia con los jóvenes es mucho más cercana en comparación a muchos dirigentes locales ¿Creés que los jóvenes pueden ser un importante aporte para la construcción de esta nueva Mendoza? ¿Qué Mendoza y qué Luján soñás para los próximos años?

CP- Hay que cambiar un paradigma, que es ese que dice que “los jóvenes son el futuro”. El nuevo paradigma es que los jóvenes, chicos y chicas, son el presente y son protagonistas.

Debemos pensar y diagramar políticas para el mundo que se viene. Incorporar políticas de emprendedurismo, inserción tecnológica, preparación para el nuevo mercado del trabajo, la conexión con el mundo, el manejo de la velocidad del cambio, son los temas que tenemos que poner sobre la mesa para empezar a proyectarnos al mundo.

Respecto al Luján que me imagino….quiero que cada vecino y su familia vivan tranquilos, en paz y que a partir de allí pueda progresar y desplegar todo su potencial.