El diputado Vadillo quiere que de una vez por todas se tomen serias medidas para reglamentar la Ley de Talles en Mendoza, un lugar difícil de encontrar ropa para cualquier tipo de cuerpo

Actualidad

Recorrer locales de ropa e indumentaria y encontrar prendas adecuadas para cualquier talle y cuerpo sigue siendo una quimera en la Argentina. Tras casi veinte años de idas y vueltas, y aunque existen actualmente en la Argentina catorce leyes -entre provinciales y municipales–  la disparidad y disponibilidad de los talles de indumentaria es aún uno de los grandes problemas que mujeres, y también hombres, de todas las edades, enfrentan a la hora de vestirse.

En la provincia de Mendoza la normativa nació en el año 2013 y fue aprobada con gran aceptación entre los legisladores por el avance que significa para la provincia en cuanto a materias de inclusión y discriminación comercial. La Ley de Talles, que implica que en los locales de ropa se vendan todos los talles, tanto de mujeres como de varones y para todas las edades, no obstante, aún en los locales comerciales no se encuentran prendas acordes a la diversidad corporal de la población.

Frente a esta situación el diputado provincial de Protectora, Mario Vadillo, hizo una propuesta para solicitarle a la Dirección de Fiscalización y Control, que tome medidas para que el INTI presente los resultados finales del estudio antropométrico que se requería para la reglamentación de la Ley de Talles LEY 8.579, aprobada el año 2013 en la Legislatura mendocina.

Es importante destacar que esta ley llegó para normalizar, regular y asegurar la presencia de todo el abanico de talles y medidas en las prendas a la venta en los comercios de la provincia y terminar con la discriminación que los comercios realizan.

“En su momento fue aprobada con gran aceptación entre los legisladores por el avance que significa para la provincia en cuanto a materias de inclusión y discriminación comercial. El problema detectado es que esta ley quedó vigente, pero sin reglamentación debido a que quedó atada a la presentación de un estudio antropométrico de la población de Mendoza, que se comenzó a realizar por el INTI, quien debía entregar el resultado final a la autoridad de aplicación que es Dirección de Fiscalización y Control”, remarcó Vadillo.

Los estudios comenzaron a realizarse con personas de diferentes talles y etnias pero los resultados finales aun no han sido entregados por lo que la reglamentación de la mencionada ley no ha podido avanzar, por lo que acumula casi 5 años desde su aprobación sin poder ser aplicada al comercio mendocino.

“Solicitamos que Dirección de Fiscalización y Control tenga el agrado de realizar las acciones necesarias para obtener los resultados del estudio y comenzar con su reglamentación”, comentó el legislador.


Muchas leyes poco ruido

Buenos Aires es la provincia que tiene la ley de talles más antigua, es la  Ley número 12.665, y fue aprobada en 2001 y reglamentada en 2005. Años después, la Ciudad de Buenos Aires tuvo su Ley 3.330 aprobada por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En 2006 la provincia de Entre Ríos obtuvo su propia ley de talles: es la 9.703. Ese mismo año se sumó la provincia de Santa Cruz con la Ley 2.922.

En 2007 fue sancionada una ley de talles en la provincia de Santa Fe con el número 12.841.

Un año después, la Legislatura de la provincia de Corrientes sancionó la Ley 6.003.  En 2012, la Legislatura de la provincia de Río Negro aprobó la Ley 4.806. Y ese año, en la provincia de San Juan comenzó a regir la Ley 8.323.

En 2013 fue sancionada la Ley 8.579 en la provincia de Mendoza. También ese año una norma sobre talles, la número 7.273, fue aprobada en la provincia de Chaco.

Al año siguiente, la Ley 2.793 entró en vigencia en la provincia de La Pampa. Y en 2015, Córdoba fue la última provincia en sumarse con la Ley 10.302.

En septiembre de 2013, un proyecto de Ley Nacional alcanzó media sanción en el Senado, pero al superar el tiempo establecido para que sea tratado en Diputados, perdió estado parlamentario y todo quedó en foja cero.

Es necesaria la creación de una Ley nacional basada en información antropométrica actual de cuerpos argentinos porque actualmente todas las leyes de talles se están usando medidas de otros países afuera de América Latina para desarrollar las Leyes de talles argentinas.