El diputado José Luis Ramón convoca de forma urgente a los señores Ratazzi y Brodsky para que informen en Diputados sobre los impagables aumentos de los Planes de Ahorro de los autos

Actualidad

Nacer y padecer la Argentina, sin dudas es un mandato que sufrimos todos los mortales que hemos nacido en este lado del mundo. Las cíclicas crisis económicas que se repiten y se repiten hacen que «el ciudadano de a pie» casi siempre tenga las de perder en cada sueño que emprenda querer cumplir: tener una casa propia o tener un auto cero kilómetro, por ejemplo…. casi siempre un desbarajuste financiero marcado por el dólar o la inflación te hace derrumbar esos deseos que terminan casi en una pesadilla impagable.

En la «buena» vamos bien y todo es alegría… pero cuando la taba se da vuelta, hay que salir a bancar los golpes y tragar saliva… eso justamente le está sucediendo a aquélla persona que «soñó» con comprarse con esfuerzo un auto nuevo, que al no tener efectivo para comprarlo «de una», apeló a los planes en cuotas.

Pero en los últimos meses ese sueño del auto nuevo se volvió pesadilla. Fue así para al menos 1.200.000 compradores de todo el país que se metieron en planes de ahorro y aún tienen deuda. ¿Qué pasó? El dólar se disparó, las cuotas se volvieron para muchos impagables y quedaron así “atrapados” en contratos de los que no es posible salir sin sufrir importantes pérdidas.

El esquema de autoahorro permite abonar un vehículo durante siete años, en cuotas variables que cada mes se calculan dividiendo por 84 el valor actualizado del 0 km, más cargos varios que pueden elevar la suma un 14%. Eso se hace en grupos de 168 compradores que van recibiendo los vehículos a razón de dos por mes, uno por sorteo y otro por licitación.

Se trata de una lógica que funciona bien en tiempos de estabilidad. Pero este año los cero kilómetro ya acumulan aumentos del 60 al 80%, que se trasladaron a las cuotas y dejaron a los ahorristas en una situación compleja. Algunos, incluso, pasaron a pagar más del doble que hace un año porque al alza del precio se sumó que su modelo fue discontinuado por la fábrica y el plan pasó a ajustarse por uno similar más costoso. Todo lo cual generó una ola de reclamos en entidades de consumidores.

Tanto el diputado nacional José Luis Ramón, como el diputado provincial, Mario Vadillo, de Protectora Fuerza Política, se comprometieron desde su asunción defender los intereses de los ciudadanos y consumidores, como lo venían haciendo desde años a través de su ong.

Vadillo desde hace semanas viene recorriendo diversas localidades de la provincia de Mendoza asesorando a los damnificados de los planes de ahorro “Pudimos ver mucha preocupación y angustia por los damnificados por el aumento impagable de los planes de ahorro para compra de automotores. Hoy en día más que nunca, a causa de la graves fluctuaciones macro económicas las empresas trasladan sus mayores costos por la devaluación e inflación monetaria, impuestos y mayores costos a los consumidores, muchas veces en forma ilícita”, remarcó el legislador.

Por su parte, desde el Congreso Nacional, el diputado José Luis Ramón también viene trabajando en la misma sintonía por el tema de la pérdida del poder adquisitivo de los consumidores que compraron con “autoplanes”, convocando de forma urgente a brindar informes a la Comisión de Defensa Del Consumidor, del Usuario y de La Competencia, al Dr. Sergio Rubén BRODSKY, Inspector General de Justicia, y al señor Presidente del Directorio de FCA S.A. DE AHORRO PARA FINES DETERMINADOS, Sr. Cristiano Santiago Argentino RATTAZZI, a fin de que se sirvan brindar información sobre «Los motivos de los aumentos superiores al 100% en el transcurso del año 2018 en los precios móviles de los automotores adquiridos a FCA Automóviles Argentina S.A. (con nombre de fantasía “FIAT”)»; «Cuáles son los motivos por los cuales, los bienes tipos adquiridos por FCA S.A. DE AHORRO PARA FINES DETERMINADOS a FCA Automóviles Argentina S.A. lo son a precios superiores a los disponibles en el mercado»; «Qué medidas ha tomado o planea tomar FCA S.A. DE AHORRO PARA FINES DETERMINADOS para brindar una respuesta a los suscriptores ante el aumento de los planes y la mora incurrida por aquellos suscriptores que no pueden abonar los aumentos de los valores móviles de las unidades tipo», entre otros aspectos.

El diputado Ramón fundamenta la convocatoria «En el transcurso del año 2018, muchos de los precios de los automotores comercializados por medio de los planes de ahorro previo, han sufrido un incremento de más del 100%. Esta situación ha llevado, no solo a una enorme cantidad de reclamos de los consumidores ante las autoridades de aplicación y las asociaciones de defensa del consumidor de todo el país, sino también a una cada vez más notoria diferencia entre los precios de los automotores así comercializados y los mismos modelos comercializados por fuera de los sistemas de ahorro».

El legislador nacional por Mendoza sostiene que no hubo una eficiente comunicación con los consumidores sobre los exagerados aumentos de las cuotas «Los cambios de modelo no notificados fehacientemente cuando corresponde, sumado a que los aumentos sufridos por cientos de miles de argentinos en todo el país, no han sido ni claramente explicados, ni mucho menos justificados por las administradoras (que se han limitado meramente a aumentar todos los meses del año, sin notificaciones expresas al efecto que permitan a los consumidores encontrar una respuesta al problema), han dejado a muchos consumidores en mora o fuera de toda posibilidad de pago de los planes contratados».

«Ante esta situación, vemos con preocupación, la falta de intervención pública de la Inspección General de Justicia, autoridad de control de estos sistemas de ahorro previo. Su rol es esencial para contrapesar la clara posición de ventaja por parte de las administradoras, que en muchísimos casos evidencian un alejamiento claro de las condiciones fijadas para la actividad, así como de los propios contratos por ellas comercializadas. En concreto, se evidencian diariamente, omisiones irritantes a todo deber de notificación fehaciente, así como una notoria diferencia entre el precio abonado por los suscriptores a los planes de ahorro previo y los precios de los mismos bienes comercializados por medio de las concesionarias de los mismos fabricantes» concluye el hombre de Protectora.


Algunos ejemplos del sacudón del autoahorro

Hay dos casos que se han mostrado como más graves. El primero es el de FCA S.A. DE AHORRO PARA FINES DETERMINADOS, en donde la situación más grave se da en los modelos de menor precio (y los que más cantidad de ventas implican para la empresa, y de más fácil acceso por los consumidores). El caso más claro es el del modelo Fiat Palio Attractive 1.4 5Ptas. (85cv) (cuarto modelo más patentado conforme el informe para 2017 de ACARA), que tenía un valor móvil informado por la administradora en las facturas de diciembre de 2017, de $ 312.090,21 y en octubre de 2018, de $614.041,63: un aumento del 96% en tan solo 10 meses. Pero la situación es todavía más irregular si vemos que en los mismos periodos, el valor del automotor al público general era mucho más bajo.

Según los precios que publica ACARA (Asociación de Concesionarios de la República Argentina) de los mismos meses, el mismo modelo tenía un precio de $225.000 en diciembre de 2017 y de $419.500 en octubre de 2018: poco más de 1/3 menos que el precio exigido a los suscriptores de planes de ahorro.

El segundo caso es el de VOLKSWAGEN S.A. DE AHORRO PARA FINES DETERMINADOS, también en sus modelos más económicos, en particular el caso del Gol Trend 1.6 MSI 5Ptas. Trendline (101cv). Este modelo (modelo más patentado en el año 2017 conforme el mismo informe de ACARA), sufrió un aumento del 91% en solo 11 meses, pasando su valor móvil de $262.911.00 en septiembre de 2017 a $502.107.00 en octubre de 2018.