Felipe Solá un presidenciable confeso, está buscando la unidad del PJ en Mendoza y mañana en San Juan con Uñac: «La única política posible es la que defiende el trabajo argentino»

Actualidad
Felipe Solá, el ex gobernador bonaerense y actual diputado nacional del peronismo que ahora aspira a competir por la presidencia en las elecciones de 2019, está recorriendo el territorio cuyano para juntar respaldo del sector «no kirchnerista» del PJ. Para ello, está manteniendo diversas reuniones con dirigentes locales para conocer la realidad de las provincias. Mañana sábado será un día clave, ya que se reunirá con otro nombre que suena para candidato a presidente, el sanjuanino Sergio Uñac.
En la mañana de este viernes 24, Felipe Solá brindó una conferencia de prensa en el Sindicato de Trabajadores de Correos y Telecomunicaciones de Mendoza (SITRACYT) situado en Avenida Mitre 607 de Ciudad. Estará acompañado por Facundo Moyano diputado nacional. La visita se realiza por intermedio de la invitación del Partido Justicialista, la Confederación General del Trabajo (CGT) y por la Universidad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCuyo.

Solá mantuvo un encuentro junto al presidente del PJ de Mendoza, Omar Félix, con productores locales. Éstos le manifestaron las preocupaciones por las dificultades que está atravesando el sector, el enorme decaimiento de los pequeños productores por las importaciones, la suba del costo de la energía, la presión impositiva global y le solicitaron que impulse un proyecto de ley para la integración obligatoria de jugos producidos en el país a las gaseosas.

«La única política posible es la que defiende el trabajo argentino. No hay salida para esta sociedad si no es defendiendo el trabajo argentino, con todas las medidas necesarias», expresó Solá y criticó el ajuste que impulsa el gobierno de Mauricio Macri: «El ajuste lo que está haciendo es deprimiendo más la demanda y la economía. De la crisis se sale por arriba, hemos vivido el 2001, se sale produciendo más, no recortando, confinado en el trabajo y la producción argentina».

Respecto de la unidad del peronismo de cara a las elecciones presidenciales del 2019, el legislador señaló que «estamos muy dispersos pero por eso estamos caminando. Supongo que vamos a conseguir tener una oposición seria y a lo mejor unificada y que vaya a internas si es necesario. La política es la relación entre las personas, hay que caminar para eso y tener esa voluntad, no se va a lograr si no existe la voluntad».

En este sentido, destacó el rol importante que tiene el kirchnerismo en la posible unidad del sector. «El kirchnerismo sigue teniendo mucha fuerza y muchos votos. Y algunas persecuciones espectaculares televisivas le van a aumentar la fuerza. Yo apoyaría una vuelta de los compañeros kirchneristas, que son peronistas igual que yo, a unificarnos, ojalá en el PJ», resaltó pero evitó ubicar a Cristina Fernández de Kirchner como candidata de este espacio.

En cuanto a la causa por los cuadernos de la corrupción, Solá reconoció que «existió en el gobierno anterior la corrupción» pero destacó que «en este gobierno también y no se la investiga». Sostuvo que ahora hay una oportunidad de llegar al final del entramado de coimas y terminar con un sistema histórico de cartelización y pidió, en este sentido, que no se parcialice la investigación.

«Sería bueno que los gobiernos juzgaran a sus propios corruptos y no esperar a que venga el gobierno siguiente. Este problema se soluciona de arriba para abajo. Si el jefe afana, los empleados afanan. El cambio de sistema es importante pero lo primero es que los jefes tengan claro su responsabilidad en su conducta respecto del tema de la corrupción», expresó.

Sin embargo, cuestionó el desempeño del juez de la causa, Claudio Bonadío y dijo: «El juicio excede a Bonadío en su importancia. Siempre lo pensé como un juez parcial en el caso de la ex presidenta».

 

Este sábado reunión clave Solá-Uñac

Este sábado llegará a San Juan Felipe Solá, el dirigente peronista que gobernó la provincia de Buenos Aires (entre 2002 y 2007) y que ya ha manifestado sus intenciones de ser candidato a presidente.

El dirigente será recibido por el gobernador Sergio Uñac. «Vamos a tener una conversación», apuntó el primer mandatario sanjuanino. La visita se da días después en que Solá confesara que mantuvo una reunión con la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Uñac, otro que suena como candidato presidencial, viene manteniendo reuniones con distintos dirigentes del PJ nacional. A algunos, como Miguel Ángel Pichetto, lo recibió en la provincia y a otros, como varios intendentes de peso del conurbano bonaerense, los visitó.

 

Felipe estuvo con Cristina

El diputado nacional reveló que mantuvo un encuentro con la expresidenta a comienzos de este mes. “Fue muy cordial y no avanzamos en política. Me dijo que hay muchos candidatos y que hay que juntarse, juntarse y juntarse. Le dije que para eso hacía falta esfuerzos de todos y que, dada la situación económica y social del país, ella tenía que hacer un esfuerzo de acercamiento a mucha gente anti-K que no votaría de nuevo a Macri. Hablamos del futuro del país, que lo veíamos mal”, aseguró.

Ese “esfuerzo” del que le habló el exgobernador no tiene que ver con que la senadora nacional claudique una posible candidatura, sino “de olvidar el sectarismo y el dogmatismo que caracterizaron a una parte final de su gobierno, que hoy está representando en algunos. Y que tenía que hacer un esfuerzo por que el sectarismo no la aislara”, le dijo a La Nación.

«Es necesaria la unión de la oposición antes que las candidaturas personales. Le dije que mi candidatura es una forma de buscar que me miren y oigan para hablar del futuro del país y de la terrible situación que puede darse después del 10 de diciembre de 2019 -una catarata de vencimientos, el FMI con la pata encima del país, la pérdida del poder adquisitivo del salario y la parálisis económica-“, añadió.

No es novedad que Cambiemos no está en su mejor momento y la oposición saca ganancia de ello. Sin embargo, es particular el incremento que demostró, según encuestas de opinión pública, la figura de la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner.

El último sondeo realizado por el Grupo de Opinión Pública arrojó que la senadora tiene una imagen positiva de 43,3 por ciento y una negativa de 52,4. Es decir, casi 9 puntos a favor del negativo en el diferencial. Sin embargo, así aventaja a María Eugenia Vidal que cuenta con un 42,3 a favor y 53,5 en contra, más de 11 puntos de rechazo en el diferencial.

Más abajo aparece Sergio Massa con 38,1 a favor y 53,5 en contra. La suerte para el Presidente es muy diferente. Mauricio Macri se encuentra siete escalones abajo de CFK, con una imagen positiva de 29,1 por ciento y una negativa de 67,8. Entre un extremo y el otro, además de Vidal y Massa, aparecen Florencio Randazzo, Margarita Stolbizer, Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió y Felipe Solá.

Por eso es tan importante para Solá contar con el apoyo, para nada menor, de Cristina y sus votos. Si las circunstancias los llevaron a juntarse once años después, nada puede estar descartado.