La tranza detrás de los cortinados: Cornejo logró el apoyo de parte del PJ para ampliar la Corte de Mendoza

Actualidad

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, está a punto de lograr su ansiada ampliación de la Suprema Corte provincial, bloqueada el año pasado por sus aliados y destrabada ahora por un sorpresivo acuerdo con La Cámpora, que puso en crisis severa al peronismo mendocino.

Estimado amigo lector biencuyano, uno a veces resulta un tonto iluso que festeja el dialogo entre diferentes sectores políticos dentro de los ámbitos de la democracia, el intercambio de ideas para mejorar la realidad de todos los ciudadanos… uno se imaginaba a Cornejo sentado en el sillón de su casa leyendo la entrevista dominical de Anabel en el Diario Los Andes y que podría pensar «Por qué no me pongo a charlar con esta mina, dice cosas interesantes, puede aportar mucho a mi gestión!»… cuando estábamos a punto de descorchar un extra brut frente a un póster de Perón y Balbín abrazados… surge esta sorpresiva noticia de que la reunión entre el gobernador radical Alfredo Cornejo y la senadora de La Cámpora mendocina, Anabel Fernández Sagasti, además de salir en una muy linda foto en las oficinas del Ejecutivo provincial, era en realidad para tranzar un pacto e insistir en la reforma judicial que tanto sueña Cornejo para poder ampliar la Corte de Mendoza a beneficio suyo, con ciertos aromas de intentos reeleccionistas.

El año pasado, el radical tuvo un duro revés en la Cámara de Diputados cuando dos aliados del Frente Cambia Mendoza se negaron a acompañar su proyecto para ampliar de 7 a 9 el número de integrantes de la Corte, que ya tenía media sanción del Senado. Ante eso, Cornejo enfrió el proyecto pero nunca abandonó su intención de aprobarlo.

Por esa razón, y con los votos ya comprometido de los «amigos camporistas», el oficialismo anunció que volvería a insistir con la reforma de la Corte que podría ser aprobada la semana próxima.

Además del acuerdo con Fernández Sagasti (que aportaría el voto de su ex pareja Lucas Ilardo), el radicalismo contará con el apoyo del ex vicegobernador Carlos Ciurca, referente de una de las corrientes internas del peronismo mendocino. Ciurca aportaría uno o dos votos: Jorge Tanús y Omar Parisi. En la Legislatura se especula con que el aporte sería con el quórum y luego ausencias o abstenciones que posibiliten la aprobación.

El acuerdo revivió la interna del PJ, sostenida desde la derrota en las elecciones en 2015 en un delicado equilibrio entre La Cámpora, el sector de Ciurca y el de los intendentes liderados por los hermanos Félix, que conduce formalmente el partido.

Incluso desde el kirchnerismo mendocino (pariente cercano de La Cámpora) salieron con los tapones de punta frente a la traición. El diputado nacional Guillermo Carmona afirmó en un tuit: «La ampliación de la Corte provincial con la que insiste Cornejo significaría el mayor retroceso institucional de Mendoza desde la vuelta a la democracia. Prestarse a esta maniobra es un acto de absoluta irresponsabilidad, no quiero que mi provincia sea como la Jujuy de Morales».

En diálogo con Radio Mitre Mendoza, Guillermo Carmona, diputado nacional del Frente para la Victoria amplió el tema: “En el Peronismo de Mendoza la posición fijada ha sido la de cuestionamiento y rechazo a esta iniciativa. Creemos que es un retroceso institucional enorme, queda al arbitrio del gobernador la ampliación de la Corte en una situación que evidentemente tiene que ver con incidir sobre las decisiones del Poder Judicial en Mendoza. Ratifico mi posición crítica respecto a esta iniciativa y lamento que hayan algunas expresiones del Peronismo que se estén manifestando a favor, vamos a tratar de revertirlo”.

“Los dirigentes del Peronismo tenemos que ser cuidadosos de no ser funcionales a la estrategia de cooptación del gobernador Cornejo, el gobernador Cornejo se metió en nuestra primarias en las últimas elecciones, eso hizo significativo daño, Cornejo se ha metido por sus condicionamientos a los intendentes también en la interna del Peronismo, el gobernador Cornejo en la última elección puso en el ring a el candidato de Protectora, José Luis Ramón como estrategia para neutralizar el voto al Peronismo, Cornejo después se metió en la interna del PD de manera ostensible y hoy lo hace en la del PJ. Tenemos que ser cuidadosos los dirigentes, espero que no seamos funcionales”.

“Le hemos pedido muchas veces al gobernador la posibilidad de que contemos con la convocatoria de él para tratar los temas de Mendoza los legisladores de la oposición, le he mandado varias cartas al gobernador, nunca he tenido respuesta, no le pedía reunirme con él, pedía que convocara a los legisladores de la oposición”

“El gobernador convoca con criterio selectivo en función de la utilidad que tienen esas convocatorias en su juego en relación con las internas de los distintos partidos y eso desnaturaliza, le quita potencia a Mendoza también, porque me gustaría ser convocado junto con los demás legisladores del Justicialismo y otras fuerzas opositoras para ver cómo abordamos temas como el de las tarifas, que le pegan de lleno a nuestros comprovincianos. Hay una metodología del gobernador de utilizar estos instrumentos para generar rupturas, tensiones, situaciones complicadas en los partidos de la oposición”.

Otro peronista caliente con «el arreglo» es el senador Gustavo Arenas que se manifestó en contra al proyecto cornejista de la reforma. «Aumentar los miembros de la Corte es un mal antecedente institucional, además de tener mayoría en el Tribunal de Justicia, el gobierno de Cornejo tendrá mayoría en el Jury de Enjuiciamiento y la Junta Electoral. Esto habilita al próximo gobierno a hacer lo mismo» afirmó.

 

En conferencia de prensa, minutos antes de la sesión de hoy, seis legisladores del bloque del PJ (Lucas Ilardo, Jorge Tanús, Sonia Carmona, Alberto Rosa, Omar Parisi y Carlos Bianchinelli) dijeron que van a dar quórum para la discusión de la propuesta que prevé la ampliación de la Corte de 7 a 9 miembros. “Lo que hemos decidido es abrir el debate, y lo abrió el Gobernador”, afirmaba esta mañana el diputado Lucas Ilardo.

El diputado nacional justicialista y presidente del PJ mendocino, Omar Félix, manifestó su enojo con por el acuerdo entre el gobernador Alfredo Cornejo y un sector del peronismo para que avance la Reforma de la Suprema Corte de Justicia de la provincia.

En un mensaje publicado a través de su cuenta oficial de Twitter, el sanrafaelino expresó que el Partido Justicialista fijó un mandato partidario de oposición a la ampliación de los miembros de la Corte, como plantea la iniciativa del oficialismo. En este sentido sostuvo que ese mandato está «plenamente vigente».

«El partido Justicialista se expidió claramente y con mandato partidario respecto de la ampliación de la Corte. Ese mandato está plenamente vigente. No acatarlo supone subordinar a todos los Mendocinos al capricho de quien solo piensa en la suma del poder público» destacó Félix.

Sin dudas, el pacto entre peronistas que se había retomado en las elecciones, con esta actualidad, nuevamente se desdibuja quedando sin líderes y a la deriva. Hoy a las 13 hs, diputados provinciales que responden a los intendentes, entre ellos Patricia Galván, Sonia Carmona y Mario Díaz, salieron a cuestionar a sus pares por olvidar lo que habían firmado hace 60 días, donde se cerró la puerta a la iniciativa por considerarla un «avasallamiento institucional».

«El pacto de La Cámpora con Cornejo es muy grave», aseveraron en conferencia de prensa luego de que se confirmara que el gobernador había convencido a seis legisladores peronista para que, al menos por ahora, votaran a favor de la preferencia del proyecto de reforma, lo que permitió que la semana próxima se vote la iniciativa en el recinto. Este aval no vino sólo de La Cámpora, sino también de otros sectores cercanos al exvicegobernador Carlos Ciurca.

«Firmamos que no íbamos a avalar esta reforma, pero hoy algunos miembros de nuestro bloque van a dar quorum para que se trate la semana que viene», lamentaron Silvia Ramos, Javier Cofano, Mario Díaz y otros diez diputados peronistas.

«Vamos a respetar lo que acordamos hace 60 días entendiendo que era un elemento muy importante para la institucionalidad», agregaron.

«Queríamos informar que este grupo amplio de compañeros del bloque no borramos con el codo lo que escribimos con las manos», dijo el diputado Leonardo Giacomelli.

Desde otros sectores políticos, como la izquierda mendocina, que tampoco dio quórum en esa oportunidad y se oponen también a la reforma, señalaron su repudio a la oscura negociación. “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero los hay quienes negocian toda la vida: esos son los imprescindibles… para la impunidad”, afirma en sus redes sociales el diputado provincial Lautaro Jiménez.

La versión oficial que se dejó trascender es que el acuerdo con La Cámpora incluye el apoyo de Cornejo a un proyecto de juicio por jurados impulsado por Fernández Sagasti, que ahora presentará el radicalismo. Pero en el peronismo creen que no es más que una pantalla.

Las sospechas incluyen un acuerdo para que La Cámpora ubique a algunos abogados cercanos como jueces de primera instancia o en cargos importantes de la justicia. Incluso, se especula con que en la negociación haya entrado alguno de los nuevos lugares en la Suprema Corte, ya que además de los dos nuevos jueces que ingresarán hay uno o dos ministros cerca de jubilarse.

Fernández Sagasti ya avisó en declaraciones a medios provinciales que es necesario que haya una mujer en el máximo tribunal provincial.