En San Luis «otro país» también hay saqueos: En el pueblo de Fraga más de 4 mil personas vaciaron un tren descarrillado y se llevaron todo el «Frizzé»

Actualidad

Hoy es viernes «y el cuerpo lo sabe». Muchos puntanos se tomaron «a pecho» las palabras sabias de El Adolfo y se proveyeron de bebida espumante para pasar un finde «inolvidable» en la provincia de San Luis.

El pasado martes, un tren que venía de Mendoza cargado de vino espumante Frizze se descarrilló (por razones que aún se desconocen) cerca de la localidad puntana de Fraga, a unos 20 kilómetros de la intersección de la Ruta N° 11 y la Ruta Provincial N° 27.

La noticia hizo «efervecencia» en los poblados de la zona y entre el martes a la tarde y este miércoles una interminable peregrinación de vehículos acudió al lugar del accidente en busca de las botellas de agua y vino que quedaron desparramadas junto a las vías.

La “fiebre” por el vino espumante Frizze y el oportunismo se hicieron presentes en “los vagones” del tren que descarriló. Según indicó el personal de la Comisaría de Fraga, unas cuatro mil personas se trasladaron al sitio del accidente para apropiarse de la mercadería. Pero la caravana interminable de vehículos no cesó. Aseguraron que durante este miércoles, al menos otras mil personas llegaron en motos, camionetas y hasta camiones a cargar más botellas.

El siniestro trascendió a partir del video que filmó uno de los testigos del incidente. En las imágenes se ve cómo ese hombre se aproxima a la formación y, al revisar la mercadería, comprueba que se trata del vino Finca Las Moras. Sin dudarlo toma una botella y comienza a arengar a las personas que lo acompañan a que se lleven los productos. «¡Alto vino!», se lo escucha decir entusiasmado.

El desenfreno también generó un choque entre una camioneta pick up y una motocicleta. Ocurrió cerca de las 22. El hecho, que aunque no dejó heridos de gravedad, evidencia la falta de cordura con la que las miles de personas acuden al lugar para apropiarse del vino como si se tratase de un botín, que ofrecieron en los portales de compraventa de Facebook.

Desde hace algunos años la crisis también llegó al territorio de los hermanos Saá. El incremento de robos en las calles de la ciudad capital ya se asemejan a la que transmiten en los canales porteños, el cierre de empresas en los polos industriales de la provincia solo genera un estado de gente sin trabajo o de precariedad laboral que le permite subsistir «a los tumbos», sumado al incremento de familias por debajo de la línea de pobreza que solo vive del «menudeo» y las limosnas del Estado provincial. Este acto desesperado es una muestra de la crisis ética-económica-social que se vive hoy en «el otro país».

 

Según lo confirmó Carlos Funes, vocero de Trenes Argentinos Cargas, la formación partió de Palmira y tenía por destino Alianza, en Buenos Aires. Sin embargo, cuando transitaba la provincia de San Luis, entre Justo Daract y Beazley, descarriló por motivos que se desconocen, aunque la hipótesis más firme es la que sostiene que hubo una falla en las vías.

Tras el hecho los maquinistas desprendieron los vagones del transporte que resultaron dañados y siguieron su recorrido. Esto motivó que muchos intentaran llevarse la carga que quedó desparramada.

El video comienza con las palabras de la misma persona que filma: “¿Qué hace la gente?, acá venimos a alzar un poco de bebidas”, y luego comienza a enumerar el jugoso botín: “Frizzé, vino, champán, agua mineral que es lo que tomo yo”, para continuar su búsqueda, la que se detiene en las botellas de vino. “Hay que llevarse un poco. Mirá todo lo que está tirado acá si eso no lo alzan más, eso no lo venden”, concluye.