Mi pasado me condena: imputaron al ex intendente peronista de Tupungato Joaquín Rodríguez por «defraudación»

Actualidad

El exjefe comunal de Tupungato Joaquín Rodríguez se sumó hoy a la lista de exintendentes peronistas investigados por la Justicia, como Luis Lobos, Carlos López Puelles y Sergio Salgado. Al dirigente del Valle de Uco se lo imputó por el delito de «defraudación a la administración pública».

Rodríguez y otros exfuncionarios fueron denunciados en su momento por el exconcejal radical Gustavo Soto, actual intendente, a partir de supuestas irregularidades en la construcción de viviendas donde, presuntamente, se giraron fondos a cooperativas y las casas no se hicieron o se construyeron a medias.

Además de Rodríguez, fueron imputados dos exdirectores de Vivienda del municipio -Mauricio Vaccari, actual concejal, y Gabriela Carletti-, otros exfuncionarios de menor rango y tres personas de algunas cooperativas del Movimiento Evita.

«Fueron imputados hace algunos días», contó al medio MDZ Radio Soto. «Nosotros, al ver que las casas no se hacían o se hacían mal, hicimos una investigación y una denuncia. Yo era concejal en ese momento. Es una cosa parecida a lo que pasó en Lavalle con la Tupac», agregó el actual intendente.

«Eso en el caso del Movimiento Evita. Lo de la Tupac Amaru es otro capítulo», continuó Soto.

En ese sentido, explicó: «Cuando yo era concejal, el IPV quería comprar un terreno en Tupungato para viviendas sociales. A mí me pareció rara la operatoria, porque debería haberse llamado a licitación pública. Después descubrimos que el terreno que quería comprar el IPV tenía un sobreprecio y eran cuatro hectáreas de la hermana del exintendente Rodríguez».

De acuerdo con Soto, «le prometieron a la Tupac unos terrenos dentro de esos loteos con la condición de que nos apretaran a los concejales de la oposición. Igual nos opusimos y no dimos los votos necesarios. Yo fui víctima de amenazas de la Tupac Amaru».

Rodríguez un intendente muy «familiero»

Joaquín Rodríguez, en su pasado como intendente de Tupungato, logró colocar a varios familiares directos en lugares clave de la administración pública. El caso más conocido es el de su mujer, Celia Ladino, la titular de la Anses de Tupungato, que había agredido a un empleado de esa misma dependencia, llamado Ariel Rojas.

Su propio hermano, Jorge Rodríguez, ocupó un importante cargo en servicios públicos. A su vez, el hijo de éste, Víctor Rodríguez, ingresó a la comuna y trabajó como empleado de planta.
Pero no es todo: su hermana, Purificación Rodríguez, trabajó en la delegación que tiene la OSEP en el Departamento de Tunuyán.

 

Fuente: Portal MDZ