OPINIÓN: Las PASO en Mendoza, con pasos en falso

Actualidad

Este domingo-lunes ha sido una jornada electoral no apta para personas con gastroenteritis, tal como le pasó a la gran cantidad de ciudadanos que pusieron esa excusa para “escaparle” a la responsabilidad de autoridad de mesa.

Pero por sobre todo el papel que jugaron los medios de Buenos Aires fue por demás deplorable por su desconocimiento de la situación política que tenía que ser analizada e informada. Incluso en algunos medios gráficos como La Nación hasta se equivocaron de imágenes de los precandidatos, la foto de Bermejo en Cornejo y viceversa.

La ansiedad para demostrar un primer triunfo electoral de los radicales con Macri, hicieron que estallaran los titulares rimbombantes del triunfo abrumador de Alfredo Cornejo en Mendoza. Un triunfo que hablaba de una diferencia de 20 puntos frente a los candidatos del Frente para la Victoria. Que para esos minutos de conteo era verdad, pero los medios cayeron en la trampa de mostrar esas cifras con solo 10 por ciento de mesas escrutadas.

El peronismo, que parecía que tenía mejores números a boca de urna, marcaba la cancha argumentando que la brecha de los números era mucho más estrecha, lo que se vio reflejado con el resultado final, donde la diferencia terminó siendo de 4 puntos.

El radicalismo mendocino se autosoldó en una coraza 100% radical, dejando afuera de los festejos a Mauricio Macri y Sergio Massa, que también con su gente, formaron parte de este aquelarre opositor… ¿habrán hecho bien?

Por otro lado, el peronismo cuyano no terminó haciendo un papelón y tiene cuerda para jugarle “palo y palo” en la verdadera contienda electoral de junio. Es más, el apoyo de funcionarios K y los medios de Buenos Aires K, en estos últimos días al candidato Guillermo Carmona, lo hicieron levantar mucho más de lo esperado. ¿Qué hubiera pasado si la fórmula que se armaba en esa noche de hotel en Buenos Aires era Bermejo-Carmona?

La tercera fuerza que surge viene por izquierda, con la gente de Nicolás del Caño, una alternativa para aquellos que se enfadan con la eterna rivalidad peronistas-radicales. Si bien, un casi 7 por ciento es un buen número para un partido chico, no hay que dejar de pensar lo que bien señaló otro de la izquierda, la del MST, Alejandro Bodart que en twitter publicó “En Mendoza hace 2 años el FiT saco 14% y ahora va perdiendo la mitad de los votos, como en Salta. Reflexionen!” y linkeó una nota del precandidato a jefe porteño, Sergio García, que resalta que en las anteriores elecciones este sector había sacado mucho más y hoy va, más bien, decayendo en su tendencia producto de su sectarismo y su camino autoreferencial.

A pesar de las “luces de colores” nada está cerrado en el territorio mendocino. Si bien la euforia de Cornejo y su discurso triunfalista de TV, hicieron un espectáculo atractivo para el televidente, aún no está cantado “el retruco”, y todo en política puede suceder. Veremos como será el final de esta película en los próximos meses, y como el gobierno también mete mano en esta contienda.

Julián Galván

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.