Pasaron 3 días del triunfo del gobernador Suarez en Mendoza y aún no cumplió las promesa de «postergar la RTO» ¿Nos verseó en campaña electoral?

Actualidad Mendoza

La pandemia y la crisis socioeconómica golpeó profundamente a la clase media y baja de Mendoza, pero para la gestión del gobernador Rodolfo Suarez poco le interesa este contexto en pos de beneficiar a los «amigos» de la casta política radical, propietarios (directos o testaferros) de los talleres donde se realizará masivamente la Revisión Técnica Obligatoria, que tras el batacazo electoral del domingo pasado y la obligatoria implementación de la regla a partir del 1 de enero de 2022, harán millonarios a unos pocos (una vez más).

Ante el temor del caravanazo contra «El Curro de la RTO» que avanzaba en los días preelectorales, de la cual cada vez se hacía más eco, el gobernador salió desesperadamente a «apagar el incendio» en uno de los medios que más pone en pauta oficial, prometiendo un poco de biri biri: «Estoy analizando postergar la RTO porque la gente no puede comprar cubiertas y cuesta conseguir repuestos, por ejemplo». No confirmó que la decisión esté tomada, sino que «vamos a esperar al 14 (día de las elecciones generales)», chamuyó Rody Suarez en MDZ Radio.

Sin dudas, resulta inviable que en una provincia quebrada como lo está Mendoza le exijan a la gente un gasto de hasta $170.000 que es lo que cuesta dejar el auto en condiciones para que pase la RTO. No obstante, la normativa representan $1.400.000.000 anuales repartidos en 14 talleres “amiguis” del Gobierno. La balanza de prioridades de Suarez va a una sola dirección: la recaudatoria.

Pasaron tres días de las elecciones y el rotundo triunfo de Cambia Mendoza y aún no se habla de «suspensión» de la medida ¿Fue solo un nuevo verso electoral?

Solo se escuchó la palabra del secretario de Servicios Públicos, Natalio Mema, que aclaró que, por ahora, Mendoza no va a exigir la Revisión Técnica Obligatoria tal como exige la ley, sino que lo va a hacer gradualmente y con algunas flexibilizaciones.

Con tal que el mendocino garpe ahora, el gobernador tomó la decisión de pedir a la Agencia Nacional de Seguridad Vial, que es la responsable del cumplimiento de la ley que exige la RTO, que permita que se otorgue una oblea provisoria, mientras se le da un plazo al dueño del vehículo para solucionar el problema.

Es decir, la aplicación de multas no se suspendería, pero no se aplicaría a quien tiene oblea provisora. Es decir, todos los vehículos incluidos en la ley deberían pasar por la revisión. Solo se exceptuaría de la reparación inmediata por falta de materiales como cubiertas. No se aprobaría ni de manera condicional a los vehículos que tengan fallas estructurales o en sistemas sensibles, como los frenos.

La última resolución puso como fecha límite el 1 de enero de 2022 para que se empiecen a aplicar multas a quienes no tienen hecha la RTO. Incluso ya se habla de un nuevo aumento en el pago de la oblea habilitante.

A pagar se ha dicho!!