Vadillo exige que suspendan el curro de la Revisión Técnica Obligatoria en una Mendoza fundida y «con calles detonadas que destrozan los autos»

Actualidad Mendoza

Mario Vadillo, en su rol de diputado provincial presentó meses atrás en la Legislatura mendocina un proyecto dónde pide que se suspenda la Revisión Técnica Obligatoria (RTO). Si bien en Mendoza será exigida a partir de marzo del 2022, el legislador hizo un análisis de las calles mendocinas, en su mayoría destrozadas o con tachas que rompen a diario cientos de vehículos, sumado a la crisis y la pandemia que golpearon las economías de las familias mendocinas que hacen insostenible mantener al 100 por ciento la plaza automotora local, sus consecuentes impuestos y seguros al día.

En ese contexto Vadillo señaló «Acá hay un negociado político con estos talleres, donde en pocas manos se ha concentrado esta oferta de 1.400 millones de pesos anuales que se van a repartir estos dueños de talleres que han sido puestos ahí a dedo de algún político amigo».

«Nosotros hemos planteado que se tiene que desregular el sistema para que el propio taller donde uno concurre a reparar el tren delantero, u otro arreglo, te de la RTO», remarcó el legislador mendocino.

Las callecitas mendocinas «tienen ese nosequé»

El estado catastrófico de las calles, más aún después de las sostenidas tormentas suscitadas en Mendoza, ante la falta de reparación representa un riesgo para la integridad de coches como para la ocurrencia de accidentes de tránsito.

El diputado y candidato por el Partido Verde comentó que las tachas que colocan en las calles para reducir la velocidad es un negocio de los municipios. “Se salen las tachas y no quieren reponerlas, eso hace que se llenen de bulones y arruinen las ruedas de los autos”.

Vadillo señala que “este proyecto de suspensión nace desde una petición popular; todo nació cuando el enojo de los mendocinos se unió para suspender el aumento del impuesto automotor, donde los vecinos ya me comentaban la necesidad de inversión en las calles y rutas, pero por sobre todo que no pueden circular porque rompen todo y encima les quieren obligar la RTO”.

“Como quieren que el ciudadano mendocino vaya a hacer la revisión técnica vehicular si le están rompiendo todo el tiempo el auto”, destaca Vadillo.

El diputado verde remarca no sólo la problemática de las calles, sino también el momento inoportuno de nuevamente recargar el bolsillo del ciudadano en un momento que la economía de los hogares y del trabajador no ayudan, e incluso puede resultar en que muchos ciudadanos perderán su herramienta de trabajo ya que no podrán circular, sumado a un transporte público de altísimo costo.

«Vemos que la gestión de Rodolfo Suarez está ajena a la realidad de los mendocinos. Que cuando no ataca al ciudadano con aumentos en los servicios, lo hace con los impuestos o introduciendo estos sistemas recaudatorios que recargan nuevamente al bolsillo del mendocino” destaca Vadillo.

En la nueva Ley de Seguridad Vial, votada a fines de 2017, se había dispuesto la obligatoriedad de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) en Mendoza. Según se anunció en julio de 2018, será exigible a partir del 1 de enero de 2022 para autos, acoplados y semi acoplados.

Vadillo y las 5 preguntas que te hacés de la RTO

El candidato a diputado nacional por el Partido Verde, Mario Vadillo, desarrolla una serie de cuestionamientos sobre el curro de los amigos de Suarez y Cornejo

¿La RTO salva vidas?

Vadillo: «Es una falacia decir que la RTO salva vidas. Del 100% de los accidentes de tránsito solo el 1,6% es generados por el estado de vehículo, el 8,8%, por mal estado en la calzada, falta de iluminación o señalización y el 89,5% por error humano. De este último la mayoría es por conductores alcoholizados, según un informe de la CESVI (centro de experimentación dedicado a la investigación y análisis de la seguridad vial y automotriz). Es decir, el estado de las rutas y la educación / responsabilidad civil son los principales responsables de los siniestros. En vez de apuntar a eso, se apunta al vehículo porque es un negocio».

¿Existe un negocio detrás de la RTO?

Vadillo: «Existe un gran negociado político detrás de la RTO. Hacer la revisión técnica a los autos de Mendoza significaría 1.400.000.000 de pesos anuales (solo para la oblea, sin contar los arreglos que haya que hacer a cada vehículo) repartidos en 14 talleres autorizados por el Gobierno. Lo mismo que sucede con el Registro del automotor, que se “privatizó a los amigos del poder”.

¿Es posible cumplir los 36 puntos de la RTO?

Vadillo «Es imposible que un parque automotor como el de Mendoza, que tiene 15 años promedio de antigüedad, cumpla los 36 puntos de la RTO. Esto no significa que los vehículos estén en mal estado o que no puedan circular, sino que las exigencias de la RTO solo las cumplen autos de última tecnología».

¿Es justo que te exijan la RTO cuando las calles están destruidas?

Vadillo: «Es sumamente injusto que te exijan la RTO cuando las calles de Mendoza están destruidas y solo contribuyen al deterioro del vehículo. Hay que sacar las tachas, tapar los baches y arreglar las deformaciones en los pavimentos antes de que exijan la RTO».

¿Cuál es la solución?

Vadillo «La suspensión de la RTO porque es solo un negocio político y recaudatorio».