Más allá de los amedrentamientos mediáticos y políticos, los pobres siguen marchando por las calles de Mendoza

Actualidad Mendoza

El movimiento piquetero nucleado en el Polo Obrero realizó el jueves fuerte un «piquetazo nacional» por el cual cortaron siete accesos a la Ciudad Autonóma de Buenos Aires, además de otras veinte acciones en el país.

Desde el Polo Obrero reclaman la falta de trabajo, la carencia de alimentos y el deterioro de los ingresos de los beneficiarios de los programas sociales, de los cuales exigen su universalización. Además, piden la creación de un millón de puestos de trabajo y el aumento de programas sociales.

En esa dirección, el dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni criticó el proyecto de “estímulos” para la generación de puestos de trabajo que presentó el gobierno nacional, al mismo tiempo que «la altura social que estamos viviendo» exige un mayor aumento del salario mínimo, vital y móvil.

«La bronca popular estalla en toda la Argentina por la falta de trabajo la jubilaciones y salarios de miseria, y el ajuste contra los trabajadores que aplica el Gobierno al servicio del FMI», aseguró Belliboni.

La Mendoza piquetera

A pesar el amedrentamiento mediático con el relato de «pobres que molestan a la gente que trabaja», las multas de la Municipalidad de Mendoza por violar el Código de Convivencia, la criminalización del Polo Obrero y compañerxs que organizan cientos de comedores contra el hambre y se movilizan por trabajo y vivienda para así poder cerrar los comedores y que cada pibe coma en su casa, significa ser miserable y cómplice del hambre y la pobreza que azotan a la provincia y el país.

A pesar de todo, el Polo Obrero volvió a cortar y a marchar por las calles céntricas de Mendoza, reclamando trabajo genuino, alimentos, un plan de obra publica que contemple la urbanización y construcción de viviendas para los barrios populares y la apertura y universalización de los programas sociales.

La muchedumbre se hizo lugar en el Nudo Vial, principal acceso vehicular al Centro de Mendoza para avanzar a Casa de Gobierno.

«Los datos de pobreza y desocupación muestran un cuadro de miseria muy profunda y están dejando en claro que el ajuste que reclama el Fondo Monetario es impulsado a rajatabla llevando a miles y miles de familias a vivir mal y tener que asistir a un comedor popular para alimentarse», señalan desde el Polo Obrero Mendoza.

Y agregan «Los gobiernos no responden al reclamo de trabajo genuino, un plan de obra pública y urbanización para crear puestos de trabajo, la entrega de alimentos de calidad y en cantidad para los comedores populares y con ello empujan a miles y miles de desocupados a movilizarse en todo el país y en la provincia de Mendoza».

«Lejos de intentar atender esta situación, se siguen destinando fondos al pago de la deuda y subsidios a las grandes patronales en la perspectiva de avanzar en un ajuste fiscal y una reforma laboral», en una movilización de mujeres cabezas de hogares, desocupadxs, jóvenes sin futuro, trabajadores precarios tracción «a changas», que están desesperadas por no llegar a fin de mes y sostener a sus familias con hambre.

“Ningún gobierno se ocupa realmente de solucionar la miseria y pobreza que vive mas del 50% de la población y los más de 70.000 desocupados en Mendoza, los cuales deben ir a un comedor popular para tener una vianda de comida”, indicaron desde la agrupación.