La Mendoza olvidada por Suarez y Fernandez marchó por las calles reclamando «trabajo genuino, un plan de obra publica y vivienda y alimentos para los comedores»

Actualidad Mendoza

Este miércoles cientos de piqueteros concentraron en el Obelisco porteño donde realizaron un “Ollazo Nacional” para poner de manifiesto la gravosa situación que viven millones de trabajadores en el país, con un crecimiento en la desocupación, el hambre y la miseria social. Reclaman por trabajo genuino, universalización del seguro al desocupado y aumento de cantidad y calidad de alimentos para comedores populares.

La jornada fue protagonizada por distintas organizaciones que integran la Unidad Piquetera, entre las que se encuentra el Polo Obrero, quienes pusieron de manifiesto que ante la existencia de 18.5 millones de pobres y 5 millones de indigentes el gobierno continúa la ruta de ajuste dictada por el FMI y el recorte de las partidas alimentaria, insuficientes para atender las necesidades creciente.

Esta actividad, a su vez, se replicó en distintas ciudades y provincias del país, poniendo de manifiesto que nos encontramos ante una situación que afecta a todos los habitantes del territorio nacional.

En la provincia de Mendoza, el Polo Obrero, dirigentes sindicales, hombres y mujeres desocupados, jóvenes precarizados convocaron en Ciudad en un nuevo punto: Colón y San Martín.

Esta vez, las más de mil personas convocadas no afectaron el nudo vial, como sucedió durante la última manifestación, donde hubo grandes demoras en el tránsito y quejas por parte de los conductores, quienes veían imposibilitada la tarea de circular normalmente a sus destinos.

De allí marcharon por la avenida San Martín hasta las oficinas de Desarrollo Social de la Nación para que los reciba Sonia Carmona, la delegada de ese organismo en la provincia, exigiendo «trabajo genuino, alimentos para los comedores y contra la política de ajuste del gobierno nacional y provincial. También en rechazo a la persecución contra el Polo Obrero, ya que imputaron a dos compañeras por cortar una calle».

«Estos días se han publicado datos oficiales que exponen un aumento de la pobreza de un 43%.Una nueva confirmación de lo que venimos denunciando sistemáticamente. Sumado a esto que 6 de cada 10 infancias no se alimentan bien y que el 70% de los Jubilados después de años de trabajar cobran por debajo de la línea de indigencia y déficit habitacional se encuentra por arriba de las 70 mil viviendas en la provincia», expresaron en un comunicado.

El recorrido finalizó en Casa de Gobierno, donde expresaron sus reclamos más cerca del gobernador Rodolfo Suarez y los ministros.

A pesar que los medios dan una idea que los pobres «molestan» porque cortan la calle y generan un caos de tránsito, ellos explican que lo hacen para visibilizar la desesperación de no comer ni generar un futuro para sus hijos de aquellos mendocinos y mendocinas que están olvidados por los gobiernos provinciales y nacionales «La razón de fondo de que millones de personas que vivan debajo de la línea de pobreza son los salarios de hambre, la precarización laboral y la desocupación masiva».

Y agregan «Los comedores populares asisten muy deficitariamente a miles de personas que no tienen para comer todos los días. Los alimentos que entrega a estos comedores el Ministerio de Desarrollo Social, son una vergüenza compuestos principalmente por sémola, polenta y harinas».

«Ante nuestros reclamos por esta situación insoportable el gobierno de Rodolfo Suárez respondió imputando a dos compañeras del Polo Obrero y desatando una persecución voraz a través de los medios de comunicación afines», denunciaron.