A los ponchazos y con la desesperada necesidad de cortar una cinta, Suarez y Cornejo inauguraron el nuevo Polo Judicial pero los jueces tienen que llevar su propia compu

Actualidad Mendoza

Ante la desesperada necesidad de «mostrar algo» antes de las elecciones generales de noviembre, hoy el gobierno de Rodolfo Suarez salió a los ponchazos a cortar una cinta de inauguración en una obra aún a medio hacer y sin equipamiento informático ¿fue solo «cartón pintado»?

De esta manera, el Gobernador Rodolfo Suarez y los ministros de la Suprema Corte de Justicia inauguraron este mediodía el nuevo edificio del Polo Judicial Penal. Estuvieron acompañados por el vicegobernador, Mario Abed; los ministros de Hacienda, Lisandro Nieri; de Planificación e Infraestructura, Mario Isgró; de Gobierno, Trabajo y Justicia, Víctor Ibañez, y de Seguridad, Raúl Levrino. Adem´ás, los legisladores nacionales Jimena Latorre, Claudia Najul y Alfredo Cornejo e intendentes.

Luego del corte de cinta y el recorrido por las instalaciones, el Gobernador tomó la palabra y dijo: “Desde finales de 2015, cuando el equipo que hoy me toca liderar tomó la responsabilidad de construir las bases de un nuevo Estado que le permitiera a Mendoza recuperar el orden y la buena administración para hacer posible un horizonte de progreso que beneficiará a las mendocinas y mendocinos, nos enfocamos en mejorar la calidad de los prestaciones sustanciales del Estado, entre las que naturalmente se encuentran los servicios de Seguridad y de Justicia”.

Así, el Gobernador indicó que “ese camino de trabajo inspirado en los valores de la mendocinidad, tales como la persistencia en el esfuerzo, la vocación colaborativa, el respeto institucional y la austeridad, ha seguido su desarrollo de manera ininterrumpida, porque no perdimos de vista las metas ni siquiera cuando atravesamos los días más desafiantes de la pandemia. Por eso hoy vuelve a mostrar resultados tangibles con la concreción del Nuevo Polo Judicial de Mendoza que estamos inaugurando”.

Suarez indicó que “estos nuevos edificios constituyen un mensaje que apunta a mostrar la centralidad de la Justicia y el orden en Mendoza y, sobre todo, es un mensaje claro a la sociedad de que aquí no da lo mismo estar del lado del delito que del lado de los ciudadanos decentes. Por eso en Mendoza la Justicia trabaja con seriedad y las penas se cumplen. Puedo afirmar que tenemos un Gobierno provincial decidido a producir todas las mejoras que sean necesarias para respaldar la vida en armonía como valor supremo”.

Edificio a medio hacer y sin compus

El desesperado apuro del gobernador Suarez de tener algo para mostrar en una gestión que hasta ahora es mucho más biri biri que en hechos, hace que los jueces penales, que son los primeros en mudarse, no tienen a disposición aún todas las herramientas necesarias y hasta les han pedido “usar su computadora personal”. La innovación judicial de Suarez al estilo precario.

La otra carencia es que quedó “trunca” la estructura de abordaje: los jueces y los fiscales tienen edificio nuevo. Pero la Defensa no, por lo que seguirá en el viejo Centro Cívico.

El supuesto cuarto edificio del proyecto destinado al Ministerio Público de la Defensa, aún es un terreno baldío y no tiene ni un solo ladrillo.

Desde la Mendoza surrealista del relato de Alfredo Cornejo comentó en el acto: “Esto es la infraestructura de una serie de modificaciones de códigos procesales como el penal, laboral y civil, y se busca con ello mayor agilidad en la Justicia. Audiencias orales y demás requieren una infraestructura edilicia diferente a la que había. Esto se ve representado en la primera circunscripción en este Polo Judicial”.

“Cada metro de este edificio está preparado para que se tenga un mejor servicio de Justicia, optimizando los lugares, con alto equipamiento de tecnología para audiencias, toma de declaraciones, peritajes, y ya está teniendo resultados contundentes”, agregó el exmandatario sin ponerse colorado.