Macri volvió a condenar la “larga y destructiva” cuarentena

Actualidad

El ex presidente Mauricio Macri volvió a cuestionar en duros términos el manejo político y sanitario de la pandemia por parte del Gobierno de Alberto Fernández, aunque expresó que el 2020 cierra “con esperanza”.

A través de una carta-audio dirigida a los argentinos, el empresario manifestó que “si algo bueno dejó este año es la demostración de que aún en los momentos más duros el compromiso con nuestros valores está intacto. Queremos vivir en paz, con respeto, con trabajo, en libertad, sin mentiras ni atropellos, y estamos dispuestos a luchar por ese país que queremos”.

Acto seguido, planteó que la pandemia trajo consigo “una de las cuarentenas más largas y destructivas del mundo”, pues “dejamos de ver a nuestros afectos” y “encerramos insanamente a nuestros niños”.

“Muchos perdieron sus trabajos, ante un oficialismo que se dedicó a predicar miedo y más miedo, ejercer su autoridad, su poder y criticar a la sociedad por el aumento de casos. Y aun así terminamos siendo uno de los países con más muertos por COVID”, añadió el mandatario durante cuya su gestión se degradó en Secretaría al Ministerio de Salud.

También opinó que “esta cuarentena nos deja secuelas que sufriremos muchos años. No sólo por los millones de argentinos que perdieron su empleo sino también por las consecuencias psicológicas, educativas y sanitarias de otras patologías (por ejemplo cardiológicas, oncológicas, diabéticas) no tratadas a tiempo”.

“Para peor, cuando debía estar concentrado en la emergencia sanitaria y sus consecuencias económicas y sociales, el Gobierno encaró una agenda autoritaria y judicial alejada de los problemas de los argentinos”, disparó en referencia a los casos Vicentín y Correo Argentino (desfalco que lo tiene como involucrado directo).

En otro tramo de su mensaje, expresó que “en la economía no se ve un rumbo claro. Volvimos a quedarnos otra vez sin reservas y sin energía y los impuestos aumentan y no paran de aumentar, otra vez a niveles que no existen en otros países, lo que claramente, obviamente, aleja la posibilidad de que alguien quiera invertir y generar trabajo para los argentinos”.

“Como sabemos, el trabajo formal privado es la única solución para nuestros problemas. Para que haya movilidad social ascendente y cada familia argentina pueda soñar con un futuro mejor necesitamos generar trabajo privado de calidad”, añadió Macri, durante cuya presidencia se derrumbaron todos los indicadores económicos.

En igual tono, sostuvo que “se perdieron todos los esfuerzos que hicieron los argentinos en 2018 y 2019, años que fueron muy duros, pero en los que finalmente estábamos enderezando el barco y hoy el barco parece a la deriva”.

“Soy pesimista para los próximos meses porque creo que seguiremos sufriendo las consecuencias de los desatinos de un Gobierno sin plan ni rumbo. Pero soy muy optimista para los próximos años, porque veo la fuerza y la convicción del pueblo argentino, más firme que nunca, peleando por defender nuestro futuro”, contrastó el expresidente de Boca Juniors.

Y remató: “somos millones los argentinos que tenemos el corazón lleno de un deseo de futuro, progreso, libertad y aprecio por la democracia que no podrá ser cambiado por nadie. Confiemos en eso, confiemos en nosotros y avancemos al 2021 con la seguridad de no estar solos. Somos muchos. Y cada día más”.