Prescribieron las causas por abusos sexuales en el Instituto Próvolo en La Plata

Actualidad Mendoza

A través de un fallo firmado por los jueces Víctor Violini y Mariano Borinsky, la Cámara de Casación Penal de la Provincia de Buenos Aires declaró este viernes prescriptas las causas por los abusos sexuales que habrían sufrido niños hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de La Plata durante las décadas de los 80′ y 90′.

De esta manera, los sacerdotes Nicola Corradi y Eliseo Primatti y el profesor de informática José Ángel “El Negro” Brítez, resultarán absueltos en caso de que el fiscal de casación no apele la medida ante la Corte Suprema de la Provincia.

La prescripción judicial provocó malestar y preocupación en Mendoza, donde los principales acusados de los vejámenes ya fueron condenados. De hecho, el sacerdote Nicola Corradi, quien fue sentenciado a más de 40 años de prisión en tierra cuyana, también era parte del expediente en los tribunales bonaerenses.  

Según la investigación, los tres hombres abusaron de al menos 5 niños hipoacúsicos que se encontraban internados en el establecimiento ubicado en las calles 25 y 47 de La Plata. Además, los menores estaban golpeados y sometidos a la servidumbre.

Ahora, la causa fue declarada prescripta por la Sala Tercera del Tribunal de Casación Penal, al asegurar que en los delitos comunes “como ocurre en el presente, la prescripción es una garantía que debe ser observada debidamente“. Además, se recordó que los hechos que se investigaron ocurrieron entre 1982 y 1991.

La decisión se tomó a pesar del fallo de la Cámara de Apelaciones de La Plata, que determinó que los delitos contra menores no prescriben.

Instituto Próvolo Mendoza

Familiares de las víctimas en Mendoza también evidenciaron su malestar con la decisión judicial y brindaron su apoyo a los damnificados en La Plata. «Sentimos mucha bronca, como que nunca se hace Justicia. Por eso, Mendoza tiene que apoyar ahora a las víctimas de La Plata», indicó en declaraciones al diario La Nación Silvana, la mamá de una de las víctimas de los abusos cometidos en el instituto de Luján de Cuyo, donde ahora funciona la sede de la comuna.

Instituto Próvolo La Plata

A fines de 2016, la fiscalía especial de La Plata, a cargo de Cecilia Corfield, decidió comenzar la investigación luego de que se conocieran una serie de abusos por parte de los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, ocurridos en el Instituto Próvolo de Mendoza. Ambos habían trabajado en La Plata.

Finalmente en abril del año pasado, la justicia de La Plata ordenó la detención de los sacerdotes y de Britez. No obstante, sólo pudo ser detenido el empleado, ya que Pirmati está alojado en un asilo en Italia, por lo que se pidió su extradición; y Corradi se hallaba detenido en Mendoza.