Storani sobre el derrape de Cornejo con su necropolitica y el separatismo: «Está muy lejos de lo que ha sido el pensamiento histórico del radicalismo»

Actualidad Mendoza

La extensión de la cuarentena, la intervención de Vicentin y el asesinato de Fabián Gutiérrez son algunos de los temas que han generado innumerables fricciones entre el oficialismo y la oposición, sin embargo estas tensiones no se han reducido sólo a esa relación dual y, en cambio, comenzaron a producirse dentro del propio Juntos por el Cambio.

El comunicado por el homicidio de Fabián Gutierrez que emitió Juntos por el Cambio, fue duramente recibido por el kirchnerismo y sectores afines. Pero al mismo tiempo, varios integrantes del frente opositor se distanciaron públicamente del documento que calificaba al asesinato del ex funcionario como un crimen de «extrema gravedad institucional».

El texto estuvo lejos de tener un consenso mayoritario dentro de Juntos por el Cambio, y terminó con una cantidad muy reducida de firmas: Patricia Bullrich y el dirigente santafesino Federico Angelini, por parte del PRO: Alfredo Cornejo, por la Unión Cívica Radical; y Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica.

Las diferencias empiezan a marcarse dentro de la misma Unión Cívica Radical, donde los últimos derrapes mediáticos de su presidente partidario, Alfredo Cornejo, con la idea del separatismo de Mendoza del territorio argentino y el comunicado de necropolitica de un sector marginal de JXC, pone en duda la continuidad de su liderazgo nacional.

El presidente del interbloque de diputados de Juntos por el Cambio, Mario Negri, señaló que no participó de la redacción del comunicado y dijo que él hubiera «esperado un par de horas» en diálogo con América TV.

Por otro lado, el fin de semana el presidente de la Convención Nacional de la UCR Jorge Sappia publicó una carta abierta durísima marcando otro camino al emprendido por el presidente del Comité Nacional, Alfredo Cornejo, quien planteó directamente que quería a Mendoza fuera del estado de la Nación, una cuestión que solo se le ocurrió alentar hace algún tiempo a la dinastía Rodríguez Saa en San Luis.

Un radical de «pura cepa» como Federico Storani conversó con el medio mendocino Portada.com.ar y marcó grandes diferencias con el hombre que entregó el centenario partido a manos de Mauricio Macri.

Storani hizo referencia al comunicado sobre el crimen de Fabián Gutierrez, donde, con la firma de Patricia Bullrich y Alfredo Cornejo, “denuncian un nuevo crimen vinculado al poder kirchnerista”. El Fredy señala: «A mi me pareció un comunicado extremadamente apresurado, que no ponderó todos los factores que rodeaban al caso, es evidente que eso responde un poco a la lógica de profundizar las diferenciaciones, no creo que sea el mejor camino el profundizar las diferencias, está clarísimo que ahí hay un tema objetable, que es el apartamiento de la Fiscal por falta de objetividad, pero de ahí a plantear la posibilidad de que cambie de competencia, a la competencia federal, cuando hasta ahora de todas las investigaciones, surge que se trata de un lamentable crimen, pero un lamentable crimen, que lo tiene que tomar la justicia criminal ordinaria, no había razón para llevarlo a la justicia federal».

Y agregó «Por eso me parece apresurado el comunicado, y que responde un poco a la dinámica de politizar inadecuadamente  con temas que no correspondan».

En tanto, el referente radical se refirió a la conducción del partido y la necesidad de un cambio de aire «Yo creo que la UCR tiene que plantearse reformular la política de alianza con un liderazgo de la UCR, es un partido popular con arraigo, con una fuerte tradición en el pensamiento social demócrata moderno que pregonaba Raúl Alfonsín, y por caso a nosotros nos suspendieron lamentablemente las elecciones, por razones obvias de cuarentena, de las elecciones internas en la provincia de Buenos Aires, pero este pensamiento se venía imponiendo, que es el que nosotros sustentamos, y la verdad que si cambia la dirección de la UCR en la provincia de Buenos Aires, que se había visto extremadamente sometido a las directivas del Pro, que ha sido un gobierno con muy pocos radicales, porque no existió un gobierno de coalición, sino un gobierno prácticamente hegemonizado por el Pro en la administración anterior, y muy lejos de lo que ha sido el pensamiento histórico del radicalismo».

«Es una gran oportunidad, con lo que ya está ocurriendo en Capital Federal, con el pensamiento de Lousteau y de algunos otros donde nosotros tenemos una relación más estrecha, la posibilidad de producir una renovación mucho más fuerte», se jugó el radical.

Ante la extrema idea de Cornejo de que la provincia de Mendoza rompa con Nación, Storani dice «Me parece totalmente disparatado, porque al margen de que pueda existir discriminación y de defender los intereses de las provincias, y de existir manejos discrecionales de fondo, yo pensé originalmente que esas declaraciones que surgían, habían sido tergiversadas o fuera de contexto, pero luego vi un reportaje en directo donde el presidente de la UCR, insiste en la posibilidad incluso de marchar hacia una reforma Constitucional que abandone la forma de gobierno que tenemos, que es República Federal, hacia una Confederación, cualquiera sabe que la Confederación establece la posibilidad el derecho de secesión y de nulificación».

«Vale la pena recordar, que la UCR es un partido nacional y que hasta su fundador tuvo como debate mas trascendente el sentido nacional que le dio al partido, cuando tuvo el célebre debate con José Hernández, Leandro Alem tuvo un debate donde planteaba la federalización de la provincia de Buenos Aires y la concepción de un partido nacional, algo que ha sido observado por Alem, Yrigoyen, Illia, Alfonsín, etc» destaca.

«Además si vamos a algunos elementos históricos, el Ejército Libertador se terminó de conformar en Cuyo, particularmente en Mendoza, la epopeya civilizadora después de 1.816 cuando se declara la independencia, el cruce de Los Andes, era por una nación integrada, independiente, fuerte, suena disparatado plantear la posibilidad de escisión de una provincia tan importante como lo es Mendoza para el territorio y de la historia que tiene» fundamenta Storani.

Los Radicales Auténticos, por ejemplo, dicen que en realidad la alianza ya es ilegal porque pereció el día de la ultima elección, o sea que ahora hay que reunir de nuevo a las convenciones para celebrar un marco electoral nuevo a nivel nacional y la ratificación de los distritos. Incluso hay muchos radicales en todo el país que buscan la posibilidad de ir manteniendo la identidad partidaria, o sea con la vieja lista 3 sumando algunos aliados naturales que se encuentran por partidos provinciales, sectores del cooperativismo o pymes.

¿Cómo quedará parado el actual presidente partidario Alfredo Cornejo tras la reciente experiencia de alianza neoliberal con Mauricio Macri? Por lo que se ve sus correligionarios piden nuevo cambio de rumbo y volver a los fundamentos sostenidos por Don Raúl Alfonsín.