Una multitud popular y trabajadora se movilizó por las calles mendocinas exigiendo que «Garanticen una cuarentena en condiciones dignas»

Actualidad Mendoza

«Con hambre no hay cuarentena». Con esa consigna, el Polo Obrero realizó movilizaciones en todo el país. Según se informó, en toda la geografía nacional se empezaron a establecer medidas de fuerza que involucran a miles de trabajadores desocupados integrantes de la casi totalidad de las organizaciones sociales existentes, con la excepción obvia de las organizaciones oficialistas que integran el gobierno de Alberto Fernández.

En la provincia de Mendoza, el Polo Obrero, organizaciones sociales y de desocupados, se movilizaron esta mañana del caliente jueves por las calles mendocinas hacia la Casa de Gobierno provincial con el objetivo de profundizar el reclamo postergado por alimentos, trabajo genuino, IFE universal y sin restricciones, elementos de higiene, entre tantos, «para poder garantizar una cuarentena en condiciones dignas».

Las calles mendocinas fueron el escenario de la movilización más importante desde el inicio de la cuarentena. Al acto piquetero se sumó la solidaridad de los trabajadores estatales que ese mismo día también realizaron una actividad de lucha.

En Buenos Aires, el Polo Obrero, el Frente de Lucha Piquetero y otras organizaciones también se movilizaron hacia el Obelisco bajo la consigna” “A 80 días el Gobierno no garantiza una cuarentena en condiciones dignas”.

Las protestas se extendieron con ollas populares en las provincias de Jujuy, Salta, Misiones, Córdoba, Rosario, Neuquén, Mendoza, Mar del Plata, Chubut y en algunos puntos del conurbano bonaerense.

Más se 800 personas se movilizaron en Mendoza

Con barbijos y respetando el distanciamiento social, en una caliente jornada de jueves, los sectores más necesitados y olvidados de la gestión del gobernador Rodolfo Suarez se movilizaron por las calles mendocinas de la Capital y del Este, exigiendo vivir la cuarentena con dignidad, asistencia económica y sanitaria.

«Han pasado más de 80 días desde que inicio la cuarentena y las respuestas de los Municipios y el Gobierno han sido muy insatisfactorias a este reclamo. Es evidente que las prioridades son otras para Suarez, como pagar 3100 millones de pesos en Deuda. O para Fernández quien desembolso al FMI 21 mil millones de pesos», sostiene el Polo Obrero mendocino en un comunicado.

Y agrega «Esto muestra que no existe una política verdadera para combatir el hambre y la miseria que se ha profundizado durante la pandemia. Sin ir más lejos, en Mendoza 6 de cada 10 niños/as son pobres».

«Los desocupados y sin recursos que intentaron palear su situación con el IFE han cobrado luego de 2 meses y con un ingreso que por la tardanza en el cobro, llega a significar menos de 350 pesos por día (ni un kilo de carne). Ni hablar de los 4 millones que no pudieron acceder».

«Mientras el Gobierno obvia esto, los comedores populares en los barrios llegan a realizar más de 200 viandas diarias, donde es moneda corriente que quienes no tienen ingresos ni recursos, van de comedor en comedor buscando palear su hambre».

«La situación se vuelve desesperante y en estas condiciones no se puede realizar una cuarentena digna ya que no están garantizadas sus condiciones materiales».

«La pobreza en la que está sumida la población mendocina avanza día a día. Las asambleas del Polo Obrero y los comedores han crecido de manera sostenida desde el comienzo de la cuarentena y ya no dan abasto. El gobierno provincial y el nacional han hecho oídos sordos a los reclamos de las organizaciones piqueteras por comida, materiales para los comedores y trabajo genuino. El gobierno nacional no soluciona aún la crisis de alimentos y esto afecta el desabastecimiento. A su vez, el gobierno provincial solo expresa compromisos que luego dilatan en el tiempo. Pero sí está claro que escuchan los reclamos de los acreedores de la deuda provincial y nacional a quienes pagan religiosamente en detrimento de las necesidades populares», concluyen.

Es por eso que todas las organizaciones sociales y de desocupados salieron a las calles mendocinas exigiendo el siguiente reclamo:

  • No al pago de la Deuda. Pagamos la deuda o comemos.
  • Alimentos sin restricciones
  • Elementos de higiene y utensilios para los comedores populares
  • Apertura y duplicación del monto de los programas sociales
  • Universalización del IFE
  • Trabajo Genuino
  • Vivienda