Portezuelo del Viento a punto de «volarse»: «Quien esté río arriba no le da derechos a disponer como plazca» disparó Alberto

Actualidad Mendoza

La megaobra, la más importante en la historia de Mendoza, está en estado tambaleante y suma matices constantemente mientras avanza una turbia licitación servido en bandeja para un solo grupo empresario y el millonario desembolso de dólares.

El presidente Alberto Fernández visitó este mediodía la provincia de La Pampa, donde encabezó la firma de convenios con el gobernador Sergio Ziliotto para poner en marcha obras de agua, saneamiento, y de infraestructura vial.

El mandatario señaló: “Después que pase la pandemia debemos darnos cuenta de que no puede haber un país central y uno periférico, un país desintegrado, donde algunos disfrutan del puerto y otros padecen su condición mediterránea, donde se concentra la producción en un lugar geográfico y donde otros sufren tanto”.

Alberto Fernández, aseguró que la obra de Portezuelo del Viento necesita el acuerdo de las cinco provincias que comparten la cuenca para avanzar y no solo beneficiar a Mendoza. En su primera visita presidencial a La Pampa, elogió al gobernador Sergio Ziliotto y respaldó dos reclamos históricos de los pampeanos: la barrera sanitaria y el río Atuel.

Sobre el reclamo histórico sobre el Atuel, dijo que «es un problema que debemos resolver entre todos, y no es de una provincia, es de cinco, y debe resolver el problema de todos». «No hablo en contra de nadie, pero quien esté río arriba no le da derechos a disponer como plazca», remarcó.

«Quiero que el agua llegue a todos, porque argentinos son todos no solamente de los que nacieron en la provincia donde ese río nace. Hay que integrar también a las provincias entre si. Tenemos que cambiar y revisar muchas cosas», apuntó.

En cuanto a Portezuelo, dijo que «la obra debe servir a todos, no se pudo hacer nunca un estudio de impacto ambiental en todos los lugares donde el río llega. El gobierno que me precedió busco un acuerdo con Mendoza para financiar la obra lo que me valió el enojo de Carlos Verna. No es que no quisimos reperfilar ese bono, no está en el mercado, es un pagaré. Si puedo entender la preocupación de seguir financiando una obra que cuestionan cuatro de las cinco provincias donde llegue el río Atuel. No quiero financiar una obra del estado que está cuestionada por cuatro de las cinco provincias por donde pasa el Atuel. Yo creo que tengo que encontrar una solución con Mendoza, la obra tiene sentido si todos participan de la administración de la obra. si todos resuelven entre todos cuándo debe pasar más agua o no», indicó.

«La naciente de un río no determina propiedad de ese río. Ese río termina y confluye con otros ríos que llegan a muchas provincias. Es un criterio de solidaridad. No puedo resolver mi problema a costa del de al lado», acotó.