Reforma del Instituto del Cáncer: «la lucha contra el cáncer debe ser una política de Estado» dice la diputada Arenas

Actualidad

Ayer por la tarde, en la sesión de la Cámara de Diputados de la Nación, se aprobó la creación del Instituto Nacional del Cáncer como un organismo descentralizado, y con un régimen de autarquía funcional, administrativa, económica y financiera de la Administración Publica Nacional.

La iniciativa contó con el apoyo de Compromiso Federal y la Diputada Dra. Berta Arenas recordó que el cáncer, es la causa de 8.000.000 de muertos por año a nivel mundial, y que se diagnostican 14.000.000 de nuevos casos por año.

La Cámara de Diputados aprobó la reforma del Instituto Nacional del Cáncer, destinado a subvencionar y cooperar con los proyectos de investigación que se lleven adelante en el país sobre esta enfermedad, entre otros objetivos. De esta manera, el Instituto será un organismo descentralizado de la Administración Pública Nacional, con personería jurídica propia y autarquía funcional, administrativa, económica y financiera, en jurisdicción del Ministerio de Salud.

“La creación de los registros oncológicos y las estadísticas nos va a permitir elaborar estrategias científicas de prevención y de control del cáncer, y lo que es muy importante, vamos a poder elaborar normas e instrumentos para la planificación y la ejecución de la intervención en las provincias, detección temprana, tratamiento y atención” expresó la legisladora puntana Berta Arenas.

En una Argentina cruzada por la desigualdad, cuestión que se evidencia cuando un habitante es diagnosticado que tiene cáncer, y debe empezar el largo peregrinar de mantener su atención a través de obras sociales o pre pagas en el mejor de los casos, la creación de este Instituto Nacional del Cáncer debe ser “Una política de Estado, basado en que la salud es un derecho social, y en el respeto irrestricto a los derechos humanos esenciales”.

El organismo estará a cargo de un director nacional, designado por el Poder Ejecutivo a propuesta del Ministerio de Salud, quien estará sometido a las incompatibilidades fijadas por la ley para los funcionarios públicos.

Para cubrir el cargo, el candidato a director deberá “acreditar probada trayectoria académica y profesional en materia de enfermedades oncológicas”.

Entre otras funciones, el Instituto deberá apoyar la formación y capacitación de investigadores en todas las áreas relacionadas con el estudio del cáncer, y promover un modelo de atención integral y continua de la población en lo concerniente a las enfermedades tumorales, que comprenda la prevención, el tratamiento oncológico y los cuidados paliativos.

A su vez, la Cámara baja avaló un proyecto que declara el Día Nacional de la Oncología el 7 de noviembre de cada año, en conmemoración de la inauguración del Instituto de Investigación y Tratamiento del Cáncer (hoy Instituto Ángel H. Roffo).