Fuerte cruce entre Sosa y Tuñez sobre el plan «Ellas Hacen» donde se «reivindica» a la mujer con tan solo $3120

Actualidad

Ayer, martes 5 de septiembre, visitó la comisión de diputados de Mujer, Familia, Niñez y Adolescencia del Congreso de la Nación la titular del Consejo Nacional de Mujeres, Fabiana Tuñez, para exponer sobre el plan anunciado el 26 de julio pasado, junto al Presidente Macri, para erradicar la violencia sobre la mujer.

La diputada nacional por Mendoza Soledad Sosa, del Bloque Frente de Izquierda y de los Trabajadores, interpeló a Fabiana Tuñez, cuestionando la efectividad de un plan que no contempla muchas de las principales formas de violencia que sufren las mujeres en nuestro país, como la violencia institucional -que se expresa de manera concentrada en la condena a Belén-, la clandestinidad del aborto, que es la principal causa de muerte materna en el país, o el trabajo precario, los despidos y la desigualdad salarial, que en la mayoría de los casos imposibilitan la independencia de la mujer víctima de violencia respecto del agresor, además de constituir una tremenda forma de violencia en sí misma.

Las preguntas y opiniones de la diputada Sosa incomodaron fuertemente al bloque oficialista Cambiemos que a través de algunas diputadas, entre ellas la nueva presidenta de la comisión (sucesora de Dindart),  buscaron impedir que continúe en el uso de la palabra. La diputada mendocina de la UCR, Patricia Jimenez, llegó a acusar a Sosa de «ejercer violencia institucional», queriendo invertir los roles, y solo por defender a un gobierno que no piensa satisfacer las reivindicaciones de las mujeres mencionadas por la diputada del FIT-PO.

La diputada Sosa declaró: “El plan fue anunciado por el hombre que más violenta a las mujeres, el presidente Macri, que a través de políticas de ajuste y de despidos descarga violencia sobre las mujeres trabajadoras. Un caso concreto es el fallecimiento de Marcela Bogari, trabajadora del Inta del Chaco que se infartó mientras peleaba con las autoridades por el despido de su marido, también trabajador estatal. Pregunté si el Consejo Nacional de la Mujer considera que la clandestinidad del aborto es violencia sobre las mujeres y no recibí respuestas, denuncié que los decretos restrictivos del aborto no punible en la provincia de Salta y de Ciudad de Buenos Aires se corresponden con prácticas de la dictadura militar. También le consulté qué opina de nuestro proyecto de ley que plantea un Consejo Nacional Autónomo de la Mujer con  la elección directa, y revocabilidad, de sus autoridades por todas las mujeres desde los 13 años, garantizando una verdadera participación política de género, tampoco recibí respuestas.» Y agregó: «Sólo recibí por parte de las diputadas del oficialismo interrupciones que buscaban evitar que quede en evidencia que el anuncio del plan no contempla necesidades básicas de las mujeres. Con respecto al subsidio de las mujeres en situación de violencia se limitaron a ofrecer el plan “Ellas Hacen” de $3120, una miseria que las obliga a continuar dependiendo económicamente de la pareja violenta”.