El senador da Vila presenta un proyecto en repudio al cierre del turno noche de la Escuela Técnica de Palmira

Actualidad

El senador de la legislatura mendocina, Victor da Vila, del bloque Frente de Izquierda, presentará en la sesión de hoy martes, un proyecto de repudio al cierre del turno noche de la Escuela Técnica N° 4-110 de Palmira.  El anuncio del cierre del mismo fue comunicado a las autoridades del colegio desde la Supervisión de las Escuelas Técnicas de la zona Este de Mendoza.
El Director General de Escuelas, Jaime Correas, declaró ante medios sobre esta decisión: “se redirecciona la oferta educativa cuando hay veinte docentes para cuatro alumnos. No es solamente un problema numérico, es un problema de darle efectividad a un sistema donde no nos alcanza la plata para arreglar los techos en las escuelas, para pagar mejores salarios, para arreglar la infrestructura y dar capacitación y se están manteniendo ofertas educativas que son injustificables», (diario El Sol 22/4/16).-
La comunidad educativa de San Martin se ha movilizado junto a los gremios docentes como SUTE San Martin y ATE Mendoza, contra el cierre inminente del turno vespertino en varias oportunidades, porque la mayoría de los padres y docentes consideran que la escuela Avellaneda es una institución trascendental para la sociedad de Palmira, ya que desde hace 61 años ofrece una salida laboral bajo las modalidades de Técnico Mecánico o Técnico Electricista.
El legislador da Vila declaró: «Se trata de una escuela que posee tres turnos con más de quinientos matriculados, con la obtención de títulos nacionales y un sistema de pasantías en Ferrocarriles Argentinos».
«Los docentes, y delegados gremiales de ATE Mendoza, han planteado que, cerrando la segunda división, el gobierno estaría cerrando tres divisiones y en pocos años se quedarían sin técnica en este horario».
Esta decisión afecta el derecho a acceder a la educación pública de la comunidad, y también le quita horas de trabajo a los docentes que trabajan en ese establecimiento educativo».
«Se trata de la violación de un derecho constitucional, amparado por tratados internacionales. Por medio del cierre de turnos, o redirección de la oferta educativa como lo justifica el gobierno provincial, no se consigue la calidad educativa planteada como objetivo del mismo».
«La comunidad de Palmira, San Martin, tiene problemas socioeconómicos históricos que datan principalmente desde la privatización del ferrocarril en 1993, que era la principal actividad de la población. La privatización dejó una inmensa ola de desocupación, transformando a Palmira en la ciudad con mayor tasa de desocupación del país. Por esta misma razón es que la juventud en este distrito es obligada a irse a la ciudad para buscar un trabajo y este tipo de medidas de cierre de turnos vespertinos, destinados a jóvenes que trabajan durante el día, atenta contra el desarroll o social y económico del pueblo», continuó el dirigente del Partido Obrero.
Para finalizar el senador provincial destacó: «El esfuerzo de esta comunidad por salir adelante no es apoyado con este tipo de medidas cortando el acceso a la formación y capacitación en un oficio, o la de trabajar enseñando estos oficios».
«Nos alarma que el gobierno provincial, avasalle derechos constitucionales como el derecho de enseñar y de aprender; porque cerró la paritaria docente imponiendo un ítem no consultado con la comunidad educativa y que afecta fuertemente la calidad educativa, motivo por el cual los gremios docentes siguen en pie de lucha. Por esto mismo, el gobierno de Cornejo y su Dirección General de Escuelas, recurrieron a decretos de la dictadura militar para emitir un memorándum que busca regimentar la actividad sindical en las escuelas».