Sin Macri, ni Carrió, con Cornejo y Peña, Cambiemos juntó a la tropa para definir su agenda de cara a diciembre y 2019

Actualidad

La coalición oficialista Cambiemos se reunió esta tarde en el predio de Parque Norte de la Ciudad de Buenos Aires con la presencia de sus principales dirigentes para definir el rumbo de la agenda del gobierno de cara a fin de año y comenzar a diagramar el proyecto electoral para 2019.

Marcos Peña fue la figura de la cumbre de Cambiemos en Parque Norte, que tuvo las notorias ausencias de Elisa Carrió, Ernesto Sanz y Emilio Monzó. De la reunión también participaron la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR, Alfredo Cornejo; y legisladores nacionales del PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica.

En una jornada en la que el dólar superó los 42 pesos, Macri volvió a cerrarse en su jefe de gabinete como el líder del Gobierno. «Vamos a salir más fuertes de esta crisis», repitió el jefe de gabinete, haciendo uso otra vez del discurso motivador del que es máximo exponente en el PRO.

«Teníamos un mayor optimismo que el posible», rozó la autocrítica Peña, que luego diagnosticó que «tenemos una sociedad dañada, herida, con dudas sobre sí misma y sus liderazgos». «Somos la única alternativa para lograrlo, y necesitamos de cada uno de nosotros», enfatizó.

«Nos tocó gobernar en una Argentina que no alcanza con lo que somos», dijo Marcos cuando habló del Congreso y de buscar las mayorías que no tiene Cambiemos. A los diputados y senadores los definió como «gladiadores».

«Sin verdad no habrá solución para nuestros problemas», había dicho antes que Marcos el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, que siguió al dedillo el nuevo libreto del Gobierno: el de dar malas noticias si no queda otra opción, pese a que eso aumente el malhumor social y aterre al mercado, con resultados como el de este viernes.

El presidente de la UCR Nacional, fue crítico al admitir: «Se espera muchísimo más de nosotros en el plano institucional, en lo social y, obviamente, en lo económico».

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró durante la cumbre partidaria que la fuerza oficialista «está más fuerte que nunca», pero admitió que «la realidad del país demanda enfocarse ciento por ciento en la gestión» y dejar de lado la discusión electoral.

En declaraciones a la prensa, el jefe de Gobierno porteño afirmó: «Cambiemos está más fuerte que nunca, más firme que nunca y este encuentro muestra eso. La realidad del país nos demanda enfocarnos ciento por ciento en la gestión».

El jefe del interbloque de diputados nacionales de Cambiemos, el radical Mario Negri, indicó que la cumbre oficialista es una «jornada de reflexión para hacer un balance y repasar la coyuntura», y señaló en ese contexto el objetivo de lograr «un presupuesto equilibrado y proyectar crecimiento económico».

Negri ratificó que la «reducción de la pobreza es el objetivo central» del Gobierno, al ser consultado sobre la última medición del Indec dada a conocer este jueves.

El diputado de la UCR sostuvo también que el país va a «salir de la crisis» si logra «que no caiga mucho la actividad económica y recuperar previsibilidad».

En tanto, el senador y presidente del PRO, Humberto Schiavoni, y el jefe del interbloque de senadores de Cambiemos, Luis Naidenoff, se refirieron al 27,3% de pobreza en el país y destacaron que «ahora hay un Presidente (Mauricio Macri) que da la cara y dice que las estadísticas duelen».

Schiavoni y Naidenoff hicieron hincapié en el último índice de pobreza difundido por el Indec y señalaron que el Gobierno está «empeñado en no ocultar y revertir la situación».

«El país ha cambiado desde lo institucional, veníamos desde una época en que la mentira era común y ahora hay un presidente que da la cara y dice que las estadísticas nos duelen», agregaron los legisladores.

Naidenoff también remarcó que de cara a 2019 «Cambiemos tiene una fortaleza que es más fuerte lo colectivo que lo individual» y agregó: «Se conforma de tres partidos muy potentes, nacimos compitiendo en primarias y si hay que competir tampoco hay que descartarlo».