En la Universidad de San Luis seguirá la toma durante el fin de semana y el sábado habrá un espectáculo en defensa de la educación pública

Actualidad

Mientras la crisis económica del país se agudiza, el reclamo de los docentes universitarios se instala a lo largo y ancho del país, donde vienen desarrollando multitudinarias marchas y tomas en diversos establecimientos educativos. Además de las marchas, el conflicto también se disparó en las redes sociales.

Desde hace tres semanas, las 57 universidades nacionales se encuentran de paro tras haber rechazado el último ofrecimiento del gobierno: un 15% en tres cuotas, cuando la inflación anual se estima que superará holgadamente el 30%.

Desde la noche del 21 de agosto, estudiantes de diversas carreras universitarias decidieron por asamblea tomar el Rectorado de la Universidad Nacional de San Luis en rechazo a los recortes presupuestarios impuestos por el gobierno nacional de Macri en materia educativa.

También motivaron la medida el total apoyo y la solidaridad a la lucha nacional de los docentes universitarios que vienen reclamándole al macrismo un aumento salarial acorde con los porcentajes inflacionarios, mejores condiciones laborales, entre otras reivindicaciones.

En la tarde del viernes, los universitarios puntanos convocaron una nueva asamblea donde resolvieron continuar con la toma durante el fin de semana, no solo del Rectorado, sino avanzar hacia el IV bloque de la universidad y coordinar con los centros de estudiantes y federaciones de las otras universidades nacionales un plan de lucha común. Además acordaron realizar un festival para el día sábado en el marco de la defensa de la educación pública.

La acción cuenta con el respaldo del sindicato docente (ADU) y de diversas organizaciones estudiantiles, sindicales, políticas y de mujeres. Entre ellas, CTA-Autónoma, Movimiento Sur, San Luis Independiente, La Comuna, el Partido Obrero y el Partido de Trabajadores por el Socialismo (PTS) cuya referente provincial, Johana Gómez, manifestó la necesidad de “rodear a los estudiantes y a los docentes universitarios con una solidaridad activa y en unidad de acción para que el gobierno de Cambiemos ponga el dinero en la Universidad Pública y no en el pago de la Deuda Externa o en los subsidios millonarios a la Iglesia Católica”.

En un comunicado difundido por la comisión de prensa de la asamblea estudiantil, los estudiantes manifestaron que siguen en pie de lucha, continuando con la toma del Rectorado de la UNSL e invitando a toda la comunidad educativa a participar de las asambleas interclaustros, bajo el lema “la educación no se vende, ¡Se defiende!”. El comunicado finaliza: “Rechazo al acuerdo con el FMI y el pago de la deuda externa; condiciones dignas de trabajo y de cursada; por asambleas en cada facultad; que la Federación Universitaria de San Luis (FUSL) y los Centros de Estudiantes se posicionen en rechazo a las políticas de ajuste a la educación; repudio al recorte presupuestario en Ciencia y Técnica; rechazo a los proyectos de innovación educativa del gobierno de la Provincia de San Luis que encubren la precarización laboral y destruye la carrera docente; solidaridad con todos los trabajadores en lucha contra los despidos”; entre otras demandas.

La Asociación de Docentes Universitarios (ADU) manifestó a través de un comunicado su apoyó a la toma del rectorado de la Universidad Nacional de San Luis por parte de un grupo de estudiantes.

“Esto es una demostración que a la crisis de la Universidad Pública la debemos enfrentar entre todos los sectores”, continúa el mensaje, e invita al sector docente a sumarse a la medida tomada por los alumnos.

En la Provincia de San Luis la huelga tiene un gran acatamiento que hasta el momento tuvo un 95 por ciento de adhesión y cuenta con el apoyo de los trabajadores de la UNSL, UNViMe, la Facultad de Turismo en Merlo y la Escuela Normal Mixta.

Esta mañana, el gobierno nacional volvió a convocar a los gremios universitarios para el lunes 27. Pese a la nueva instancia de negociación, los docentes consideran que se volverá a ofrecer una cifra similar a la ya rechazada.

Es por esto que ya se anunció una gran movilización nacional en “defensa de la Educación Pública” para el jueves 30. Una nueva piedra en el zapato de Cambiemos, que en su afán de recortar, avanza contra sectores que prometen mucha pelea.