Marcos Peña habló con medios mendocinos: «Necesitamos lograr junto a los partidos opositores un piso de cosas que ‘ya no se discutan’, como calidad democrática, el vínculo con el mundo, tener una economía competitiva»

Actualidad

El jefe de Gabinete Marcos Peña bajó el tono hoy de las críticas del gobernador Alfredo Cornejo hacia el ministro de Energía Juan José Aranguren y sostuvo también que “no hay fisuras” en su relación.

En una conferencia de prensa que ofreció en Casa Rosada a medios mendocinos, en la que participó el intendente de Luján, Omar de Marchi, Peña opinó que el Gobernador “tiene todo el derecho” de criticar a algún funcionario de Cambiemos por las razones que crea, y añadió que la relación entre el presidente de la UCR y el gobierno de Mauricio Macri sigue igual de fuerte.

“No van a encontrar una sola fisura nuestra con Cornejo, porque compartimos valores y el desafío de transformar el país y construir una fuerza política para seguir transformándolo”, comentó.

Y agregó “Es un poco gruñón Alfredo. El radicalismo es un partido centenario fundador de Cambiemos y nos parece muy válido y legítimo de ocupar más espacios, de proponer más cosas. Cuánto más radicalismo haya, mejor para Cambiemos, mientras más Pro haya, mejor para Cambiemos, mientras más Coalición Cívica haya, mejor para Cambiemos.  Necesitamos más involucramiento, más ideas, más personas, más equipos”.

Peña agregó además que el ministro Aranguren tiene todo el respaldo del Poder Ejecutivo y expresó que “le tocó bailar con la más fea”, de acuerdo con el cargo que tuvo que cumplir y el ajuste de tarifas en los servicios que ha ido aplicando desde el 2015 Cambiemos.

“Ha tenido que desarmar una de las mas complicadas herencias, con demasiada demagogia y corrupción en el tema energético. Nuestras diferencias que podamos tener con él no invalidarán el buen trabajo que está haciendo”, añadió.

“Estamos planteando un camino de normalización en términos de pagar lo que valen las cosas. Hay un oportunismo del kirchnerismo y de aquellos que dejaron el poder, que han intentado buscar cualquier excusa para descarrilar el proceso de cambio de nuestro gobierno, con baja efectividad porque es muy evidente el juego”.

Durante la entrevista, el Jefe de Gabinete sostuvo que la ciudadanía “confía y tiene entusiasmo” con respecto a este “nuevo rumbo” del país, al margen de los tarifazos que se han producido y las promesas de mejoras económicas que todavía no están plasmadas.

En tanto, ante los planteos de Cornejo como presidente de la UCR de tener más protagonismo en decisiones y también más cargos ejecutivos, sostuvo que es legítimo y hace bien al Frente el hecho que haya una mayor demanda de espacios. En tanto, bromeó sobre el Gobernador de la provincia al acotar que “es un poco gruñón Alfredo”.

Por último, en referencia a la intervención del Partido Justicialista, negó que haya habido algún tipo de injerencia en la Justicia.

“No hay que pensar en conspiraciones, tanto en decisiones a favor o en contra por parte de la Justicia”, expresó.

Sin embargo, deseó que el peronismo “pueda encontrar el camino para fortalecerse, organizarse y ser una alternativa para que sirva para dar previsibilidad al país. Necesitamos lograr junto a los partidos opositores un piso de cosas que ‘ya no se discutan’, como calidad democrática, el vínculo con el mundo, tener economía competitiva, entre otros”.

 

Fuente: Diario Los Andes – Radio Mitre Mendoza