Basta de hipocresías: hicieron fracasar el debate sobre los tarifazos a los servicios públicos y Cambiemos sonrió

Actualidad

Realmente tenemos el Congreso que queremos. Los desgarradores relatos televisivos de los legisladores y gobernantes hablando de los fuertes ajustes en las tarifas de los servicios públicos, de «lo mal que está sufriendo el pueblo argentino» y «su constante preocupación ante la crisis»… terminan siendo realidades totalmente distorsionadas a sus discursos. Hipocresía total. Finalmente fracasó la sesión especial convocada por la oposición en la Cámara de Diputados, donde el intento de realizar una sesión especial promovido por el kirchnerismo y la izquierda no pudo avanzar, pese a la decisión de los bloques Argentina Federal y el Frente Renovador de sumarse a la sesión.

La sesión fue levantada por el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, luego de esperar una hora para reunir el quórum para sumar 129 diputados y así iniciar el debate para congelar la suba de tarifas. Solo les faltaba a la oposición un legislador.

Cerca de las 11.40, a los opositores les faltaba solo un diputado para llegar al número y presentar los dos proyectos de ley que estaban propuestos para debatir en el recinto.

La diputada Graciela Camaño acusó al legislador Alfredo Olmedo de haber negociado con Cambiemos para no sentarse en el recinto y dar quórum.

Las iniciativas puntuales que presentaron los bloques del kirchnerismo y del massismo, acompañados por Argentina Federal. El jefe de bloque del Frente Para la Victoria, Agustín Rossi, dio a conocer la iniciativa que busca congelar precios y retrotraerlos al año pasado. También estuvo presente el diputado por Mendoza, José Luis Ramón con una propuesta solicitando una tarifa diferenciada para su provincia y los representantes de izquierda, con Nicolás del Caño al frente que también presentaron su proyecto donde solicitan una auditoría sobre el acuerdo de las empresas privadas que están a cargo de los servicios públicos con Nación.

Los puntanos de Unidad Justicialista estuvieron presentes. Andrés Vallone, representante del sector de los Saá en el parlamento señaló al fracasar la sesión: «Los legisladores de Cambiemos , incluida Elisa Carrió, que como los teros gritan en un lado y ponen los huevos en otro , NO dieron quórum para tratar el congelamiento de las tarifas».

A esa movida se sumaron el Frente Renovador y el Bloque Justicialista, que presentaron a primera mañana un proyecto propio más moderado. Todos ellos bajaron al recinto para dar quórum a la sesión especial pedida por el kirchnerismo y avanzar con la discusión del tema, pero no llegaron a los dos tercios.

Sin dudas, la nota la dio el radicalismo de Alfredo Cornejo, que tanta preocupación tenía por los abusivos aumentos tarifarios en su provincia y su discusión (solo mediática) con Aranguren, finalmente sus representantes parlamentarios no estuvieron presentes para sumarse a la discusión. Solo artificios para la tribuna.