Guaymallén hoy avanza por la dignidad y calidad de vida de los vecinos

Actualidad

A pesar de su breve tiempo a cargo de la ciudad de Guaymallén como jefe comunal, la actual gestión de Luis Lobos, continúa ofreciendo mejoras estructurales y urbanización para el beneficio de todos los vecinos, además de fomentar la conciencia ambiental y promover el desarrollo sostenible.

Una de las obras más importantes de Guaymallén son los 30.000 mil metros lineales de cordón, cuneta y banquina que concretó el municipio en el último año. Pero el trabajo diario en cada esquina permitió dar con un diagnóstico que arrojó la necesidad de extender el plan integral de mejoras. Por eso, el intendente, Luis Lobos decidió sumar a su Plan Integral de Ordenamiento Urbano la construcción de rampas peatonales y puentes vehiculares, iniciativa que ya puede palparse en el distrito de Dorrego.

La ejecución de las rampas peatonales, apuntan a fortalecer las políticas de inclusión impulsadas por desde el municipio de Guaymallén, para permitir una circulación efectiva para las personas con discapacidades motoras. Los accesos se construyen sobre las paredes laterales de las cunetas, y se proyectan a todas las intersecciones.

La prioridad de inicio de estas obras se fijó en los establecimientos escolares y sus esquinas colindantes, a fin de garantizar la transitabilidad y el acceso a personas con dificultad motora a estos edificios.

“Se trata obras muy necesarias, sobre todo en los accesos a las escuelas. Apuntamos a garantizar las condiciones de circulación para todas las personas en sillas de ruedas o alguna dificultad motriz”, señalaron desde la Dirección de Obras de la comuna.

Por su parte, los puentes vehiculares se reconstruirán en los frentes donde exista acceso vehicular y hayan sido demolidos debido a la ejecución de cordón, cuneta y banquina.

La construcción de este tipo de soluciones aluvionales -que continúa ejecutándose y sumando metros de obras en todo Guaymallén- tiene alcances múltiples, de allí que sea una de las principales demandas a las que busca atender el intendente Luis Lobos. Además de optimizar las condiciones de higiene, estas tareas apuntan a optimizar el ordenamiento urbano y las condiciones de desagües.

También en este último tiempo, se recuperaron los espacios públicos de Guaymallén, una de las premisas de intendente Luis Lobos cuando apenas se hizo cargo del Ejecutivo municipal. De esta manera, en un año refuncionalizó más de 170 pulmones verdes en todo el departamento. Esto sumado a la inauguración de plazas.

Justamente la última plaza en inaugurarse fue la del barrio Covitpa, situada sobre la calle Pedro del Castillo, a 110 metros al este de Urquiza. El espacio se encuentra contenido entre tres muros medianeros, y posee un área de más de 1.500 metros cuadrados.

“Este tipo de actos son los que nos enorgullecen como guaymallinos. Apenas tomamos la posta nos propusimos recuperar los espacios verdes, para que niños y grandes vuelvan a ocupar el lugar que les pertenece. Este barrio (Covitpa) necesitaba un lugar propicio para la recreación y el entretenimiento”, expresó Lobos durante el acto inaugural.

Por otro lado, y atentos a los reclamos, no sólo de las más de 163 familias que residen en ese sector del distrito Belgrano, sino de quienes transitan a diario, se mejoraron todas las calles del barrio SOEVA. El mal estado de las arterias se había acentuado en los últimos días, luego de las intensas lluvias registradas en la provincia.

Una cuadrilla constituida por 6 operarios, que trabajó con máquina compactadora y herramientas necesarias, se encargó de cubrir los baches generados por el paso del tiempo y las inclemencias climáticas, a fin de revertir tanto deterioro que representaba un verdadero dolor de cabeza para vecinos y conductores circunstanciales.

En un circuito de 6 cuadras, el personal especializado procedió al barrido de las calles, luego colocó el material resistente y lo compactó, hasta recuperar el buen aspecto y la firmeza de la calzada.

Son más de 650 los habitantes del barrio SOEVA, que desde el pasado lunes pueden transitar por arterias en buen estado, sin costo alguno.

A partir de los pedidos vecinales que el intendente Luis Lobos recibe a diario en diferentes reuniones en los barrios, el municipio está ocupado en el arreglo de varias calles del departamento, así como el reencarpetado  de otras y el asfalto de muchas vías que eran de tierra.

 

Guaymallén Ecológico

El programa Guaymallén Ecológico sumó 15 nuevos recuperadores urbanos que entregaron sus caballos en adopción y se ocuparán de la recolección diferenciada en hogares de Villa Nueva, Capilla del Rosario y Nueva Ciudad. El intendente Luis Lobos aseguró que el programa se sostendrá en el tiempo “porque ya es una política de Estado”.

El actual jefe comunal se refirió a la decisión de seguir adelante con el programa ambiental que es ejemplo en todo el país: “Desde un principio dijimos que vamos a ir a fondo con este programa. Lo que estamos haciendo es perseverar en la inclusión de muchas familias al trabajo digno y en la eliminación de una vez por todas de la tracción a sangre”.

Al igual que cuando se lanzó el programa, en diciembre de 2014, el intendente insistió con la idea de que otros municipios imiten la iniciativa. “Vuelvo a invitar a otras comunas del área metropolitana a que se sumen. El proyecto está a disposición de todos y también está la colaboración de los especialistas”, dijo Lobos.

Los recuperadores entregaron sus carretelas y se subieron a las flamantes motocargas Guerrero 200, sobre las que ahora realizarán su trabajo diario, recolectando residuos reciclables en Villa Nueva Norte, que se suma a Villa Nueva Sur, que fue la primera zona piloto, Capilla del Rosario y Nueva Ciudad. Cada recuperador urbano tendrá a su cargo la recolección diferenciada en unas 600 casas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.