En La Rioja, Alberto Fernández encontró el respaldo de gobernadores que asumieron el compromiso de “corregir rápido todo lo que haya que corregir”

Actualidad La Rioja

Después de la derrota en las PASO del último domingo y tras los cambios realizados en el gabinete nacional, Alberto Fernández encabezó una reunión de trabajo con gobernadores del Frente de Todos, en la provincia de La Rioja, donde hizo de anfitrión el mandatario local, Ricardo Quintela.

En ese marco, con la idea de afinar la estrategia de cara a las generales y bancando a las listas que el oficialismo presentó en cada una de las provincias, el Presidente se puso al frente de la campaña y remarcó que “mis candidatos son los candidatos de los gobernadores”.

En este mismo sentido, frente a los mandatarios peronistas que participaron del cónclave que tuvo como eje el trabajo a futuro para revertir los resultados de las Primarias, Alberto señaló: «Recuerden que mi palabra empeñada es la de ser un gobernador más. No es un enunciado, milito el federalismo como política central de mi gobierno».

Estuvieron presentes el gobernador y futuro jefe de Gabinete, Juan Manzur (Tucumán), y sus pares Sergio Uñac (San Juan), Jorge Capitanich (Chaco), Raúl Jalil (Catamarca), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Sergio Ziliotto (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Mariano Arcioni (Chubut).

También participaron del encuentro, pero de forma virtual, los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Omar Perotti (Santa Fe) y Gustavo Melella (Tierra del Fuego).

Al respecto, el Presidente y los mandatarios analizaron los resultados electorales del pasado domingo en cada provincia y a nivel nacional y se comprometieron a “corregir rápido todo lo que haya que corregir” y coincidieron en que el camino a seguir es con un shock de consumo para darle respuestas a los que menos tienen.

Al salir de la reunión, Manzur señaló que él es “un hombre del interior que se suma a aportar su experiencia y a coordinar acciones con la totalidad del gabinete nacional con miras hacia un futuro mejor. A su vez, sostuvo estar «muy entusiasmado, muy contento y con mucha expectativa de poder contribuir».

Sobre los temas del cónclave el flamante jefe de Gabinete expresó: “Hicimos un balance de la situación actual y de las elecciones, el presidente fue claro con su autocrítica y cada uno de los gobernadores aportó su visión en el marco de un país profundamente federal” y sobre la posibilidad de revertir los resultados, sostuvo que «creo que están dadas las condiciones y hay un desafío muy importante».

Alberto Fernández llegó a La Rioja acompañado por los ministros del Interior, Eduardo De Pedro; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Social, Juan Zabaleta; y el designado titular de Educación, Jaime Perzyck. También lo acompañan el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; el jefe de asesores presidenciales, Juan Manuel Olmos; y la primera dama, Fabiola Yañez.

«La armamos en dos horas»: los detalles de la organización

El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, contó detalles de cómo se gestó la reunión que mantendrán los mandatarios provinciales con el presidente Alberto Fernández tras la crisis que sacudió al Gobierno y derivó en cambios en el Gabinete.

«Fue armada en el lapso de dos horas», señaló el mandatario norteño, quien destacó que el almuerzo que se realizará en su provincia «es un respaldo al Frente de Todos». 

En declaraciones radiales, el dirigente peronista anticipó que será «una charla informal, amena, tratando de corregir los errores que haya que corregir».

Y ahondó: «Todavía no participamos de ` abordaciones´ (sic) del análisis nacional» del desempeño del Frente de Todos en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO).

«Teníamos previsto juntarnos con los gobernadores del Norte a compartir un almuerzo y lo invitamos al Presidente y luego al resto de los gobernadores», afirmó. 

Y agregó: «El Presidente sale de allá, de la Capital, para encontrarse con los compañeros. Fue complicado convocarlos a todos. Yo venía en vuelo desde Buenos Aires a La Rioja, por lo que no tenía contacto. A partir de las 21:30, 22, empezamos a contactarnos con muchos gobernadores».

Al ser consultado sobre la derrota del oficialismo en las elecciones primarias, Quintela consideró que el Frente de Todos «no supo canalizar las expectativas» de la población e incluso de los votantes propios.

Manifestó: «El olfato nuestro nos dice que hay que hacer correcciones, darle un fuerte impulso a esta nueva etapa. Evidentemente algo no hemos podido interpretar, por algo la gente se expidió» así en las urnas.

Para finalizar, reconoció lo sorpresivo del resultado: «La expectativa que existía en toda la Argentina era positiva, no negativa».