#BalanceBienCuyano El dirigente del MST Mendoza Gerardo Uceda critica el plan de ajuste mendocino-macrista

Actualidad

Continuando con la exposición de ideas que hemos propuesto desde nuestro portal, en un espacio abierto y democrático, los invitamos a leer las fuertes apreciaciones del dirigente de MST mendocino, Gerardo Uceda, que va con los «tapones de punta» contra la gestión del gobernador Alfredo Cornejo y el presidente Mauricio Macri. Para estar a favor, para estar en contra. Para reflexionar, para corregir, para ignorar, un coloquio libre de ideas que seguimos desarrollando en estos días.

Un año de Macri-Cornejo: Un balance necesario

Cuando hace un año la gente votó a Cornejo, lo mismo que a Macri a nivel nacional, seguramente no esperaba el tremendo ajuste que sobre sus salarios, ya magros aplicarían. En el triunfo actuaron muchos factores: el voto castigo al FPV que particularmente en Mendoza tuvo una gestión desastrosa, con características de huída; las promesas electorales y la expectativa que se reprodujera en la provincia lo que se vendía como una gestión prolija en Godoy Cruz. No coincidimos con el planteo autojustificatorio del PJ-FPV, secundado por algunas organizaciones de izquierda, que existió una derechización del electorado o sea, que la gente conscientemente haya votado a una alternativa de derecha. Creemos que fue el desastre económico, político y de corrupción del gobierno anterior lo que le abrió el paso y facilitó el triunfo electoral de Cambia Mendoza.

A poco de comenzar su gobierno, Cornejo demostró no sólo una perfecta alineación con el plan de ajuste que intenta aplicar Macri a nivel nacional, sino que pretende ser su alumno ejemplar. Así fue cuando en paritarias dio los aumentos más bajos a nivel nacional, haciendo que los salarios de los mendocinos, ya retrasados desde hace años, se ubiquen entre los más bajos del país, sobre todo si se tiene en cuenta la inflación, combo que hace que la provincia encabece el ranking de desigualdad entre inflación y aumentos salariales.

Tampoco le tembló el pulso para autorizar los aumentos de tarifas de gas y en el caso de la luz y el agua se anticipó al gobierno nacional, lo mismo que en el caso de los empleados estatales con despidos en Casino, aprietes en salud, etc.

Pero quizás su aspecto distintivo pasa por su política de entrega y privatización. Así es como con el ítem aula pretende meter la lógica del privado en la educación pública para avanzar luego en tercerizaciones, municipalización y pagos por “productividad” a los docentes. El intento, aún no concretado, de tercerizar los cobros a las obras sociales en los hospitales públicos, entregando un porcentaje de ganancia a un privado por el sólo hecho de cobrar el trabajo médico y los insumos que puso el Estado provincial, es una barbaridad porque, distinto a una empresa convencional cuya tasa de ganancia oscila en el 20%, en el caso de los servicios de salud la misma, aún en las prepagas es del orden de 4-5%, de manera que darle una comisión del 5-10% a un privado resultaría en que, aún cobrando el 100%, el Estado iría a pérdida.

Pero lo que más ruido está haciendo en este fin de año, es la política de privatizar al EPTM-Trole. Con argumentos neoliberales típicos como que, la empresa administrada por el Estado da pérdida, que sobran trabajadores (dicen que hay 9 por cada unidad, cuando en el privado hay 3). Todos argumentos falsos y cuyas consecuencias ya vivimos en los 90. Primero la empresa da ganancia, es el recorrido que más gente transporta y si da pérdida es por la pésima administración de los últimos años incluido el actual. Y con respecto al latiguillo de que sobran trabajadores, la realidad muestra que es al revés: Producto de la falta de inversión en unidades, hoy funciona menos de la mitad de los coches necesarios, por eso la gente se queja por esperar 30 minutos el Trole, si hubiera 3 veces más unidades habría 3 empleados por unidad, matemática pura. Pero además se recuperaría rápidamente el caudal de pasajeros, hoy perdido en parte por el mal servicio. Y este vaciamiento, desinversión, compra de coches chatarra, no es culpa de los trabajadores sino de las administraciones peronistas y radicales pasadas y presente.

Por eso decimos a toda la sociedad, a todos los trabajadores que tenemos que enfrentar este ajuste de corte neoliberal y los intentos privatistas sobre la EPTM-Trole, de lo contrario avanzará sobre distintas áreas del Estado. Si hasta ahora pudo avanzar no es porque sea un gobierno fuerte, sino por la complicidad de las direcciones políticas (PJ-FPV) y sindicales (CGT) que dejaron correr el ajuste a nivel nacional y provincial. Debemos exigir que esto cambie y que las direcciones se pongan a la cabeza del rechazo al ajuste, convocando a un paro general y a un plan de lucha hasta derrotarlo.

 

Dr. Gerardo Uceda

Dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores (Mendoza)