Vadillo aclara que el proyecto de Suarez sobre cannabis medicinal «solo es humo» y no cambia nada la calidad de vida de los mendocinos que lo necesitan

Actualidad Mendoza

Mañana miércoles se tratará durante la sesión de la Cámara de Diputados, la ley provincial para que Mendoza adhiera a la Ley Nacional N° 27.350 de “Investigación médica y científica del uso medicinal de la planta de Cannabis y sus derivados”. Si bien sería una buena noticia para muchos mendocinos y mendocinas con cáncer, fibromialgia y autismo, entre otras patologías, que necesitan el uso medicinal terapéutico y paliativo de cannabis, desafortunadamente el proyecto solo es un nuevo biri biri del gobernador Rodolfo Suarez que busca más el título mediático que la verdadera solución en la calidad de vida de la gente.

Al respecto, el diputado provincial del Bloque Ciudadanos por Mendoza, Mario Vadillo, que había presentado un proyecto superador al que se tratará mañana en el recinto, da más claridad al tema, en medio de tanto humo «Desde el Bloque de Ciudadanos por Mendoza apoyamos esta adhesión porque creemos que lo primordial es ir allanando caminos para que la regulación legal avance cada vez más,  las familias que necesitan adquirir este insumo, porque el objetivo principal que debiera seguirse es la protección, cuidado y mejoramiento de la salud como derechos constitucionales» sostiene.

Sin embargo, Vadillo aclara un aspecto «La ampliación que se ha realizado en el art. 3 del proyecto de Ley, son pocos claras y muy genéricas, que no da solución a la principal y legítima demanda histórica de la población usuaria de cannabis con fines terapéuticos: el acceso legal, inmediato, regulado y democrático de la sustancia por las vías de importación, autocultivo o a productos estandarizados controlados por la autoridad sanitaria, por ello lo rechazamos expresamente».

Aunque en los medios periodísticos se ha difundido que si el producto fuera local con todos los controles de ANMAT y el INTA, con intervención del Conicet, se podría incorporar al vademécum y hasta podría tener un descuento de la obra social, el diputado Vadillo aclara que esta situación ni siquiera está dispuesta en la misma ley nacional, por lo que se determine más allá de la votación legislativa en Mendoza, «nada cambiará» ya que continuará el acceso al cannabis medicinal en términos de ilegalidad y con sanción penal.

El 7 de octubre de 2016 la ANMAT restringió la importación de productos en base a cannabis permitida solo ante casos de epilepsia refractaria de niños/as y jóvenes adultos/as, lo que ocasionó graves inconvenientes para personas con otras patologías y dolencias que no podían acceder al aceite importado; por lo que este proyecto de Ley no puede avanzar en una materia nacional. En Mendoza, seguiremos hasta que cambie la Ley Nacional y su Reglamentación  con un sistema de prohibición  en su cultivo, producción y comercialización.

En síntesis, el proyecto legislativo de cannabis medicinal en Mendoza «solo es humo» ya que para que prospere debe responder a la legislación nacional. Puro biri biri.

La disposición del art. 3 del proyecto de Ley se encuentra en contraposición de la Ley nacional 27.350, dado que acceder al cannabis por la mayoría de las personas que precisan se encuentra prohibida y pasibles de ser criminalizadas mediante la ley penal 23.737, con penas absolutamente desproporcionadas y anacrónicas, pero vigentes. Seguirán siendo estrictamente  las personas que padecen de epilepsia refractaria, ya que es la única patología contemplada por la reglamentación vigente (Cfr. Art. 8° Ley 27.350). Que deben estar inscriptas en el registro del Ministerio de Salud y recibir la medicación vía importación, porque no está habilitado ningún laboratorio  para la producción, está prohibido la comercialización por lo que los inscriptos la reciben en forma gratuita, el estado  provincial subvenciona con más de 30 millones a 20 pacientes que están registrados en la Unidad Tutelada de la provincia.

Por último, lo más grave que el art. 3 concede atribuciones al Ministerio de Economía como Autoridad de Aplicación (art 2) para promover el establecimiento, explotación de cultivos de Cannabis sp en todas sus variedades, su industrialización destinados a implementar iniciativas económicas para la producción, transformación y/o distribución de derivados de grado médico. 

Lo cierto que la Ley 27.350 y su reglamentación prohíbe la comercialización del cannabis medicinal,  por lo que no podemos legislar en una competencia nacional.  Tampoco podemos legislar y dar potestades a la autoridad de aplicación mayores a la que tiene la ley vigente, ni mucho menos darle potestades fuera de la Ley.

El diputado de Ciudadanos de Mendoza desmiente y aplaca las falsas expectativas que generaron las gacetillas de prensa oficial «Esta Ley, como se ha difundido periodísticamente, tampoco va a convertir a Mendoza en un polo de cultivo y producción de derivados del cannabis como cumplimiento de las promesas de campaña de Rodolfo Suárez,  para que lo mismo pueda suceder, el 24/04/2019, presenté el proyecto de Ley creación de la sociedad del estado CANMZA S.E. que es la única vía autorizada a experiencias como la desarrollada en Jujuy,  principalmente si tomamos en cuenta que en el país existe una veintena de laboratorios nucleados en la Red Nacional de Laboratorios Públicos de Producción de Medicamentos, con capacidad de elaborar sustancias en base al cannabis, como el de la provincia de Santa Fe, que nunca pudieron obtener los permisos para acceder a la sustancia y proceder a desarrollar sus derivados conforme su legislación local» sostuvo Vadillo.

El proyecto de Vadillo de abril del 2019 que frenaron los gobiernos de Cornejo y Suarez

En medio del debate por la necesidad de diversificar la matriz productiva de la provincia de Mendoza, el legislador provincial Mario Vadillo presentó un proyecto superador en abril del 2019 sobre el cultivo de cannabis en Mendoza a través de una Sociedad del Estado denominada «Mendoza Cannabis», que fue frenado en la misma comisión de Salud de Diputados, durante varios meses. 

Más allá de «la adhesión» que se tratará en el proyecto de este miércoles, los fundamentos de la iniciativa de Vadillo van más allá: Mendoza tiene la posibilidad de pedir una habilitación al Ministerio de Seguridad de la Nación para que lo autorice a armar un para elaborar cannabis medicinal, tal como se autorizó a la provincia de Jujuy a cultivar legalmente cannabis para uso medicinal, tal como se establece en la Ley 27.350 sancionada en 2017.

Por todo ello, el legislador afirma que «Mendoza posee excelentes condiciones y capacidad para este emprendimiento» y destaca las oportunidades que representa para zonas como el Valle de Uco, Lavalle, San Martin, o incluso el sur provincial. «Un emprendimiento de esta magnitud implicaría para la Provincia no solo la posibilidad de ser pioneros; si no lo que acarrea esta gran inversión, desde generar mano de obra y producción local con la posibilidad de exportación de cannabis y así la inserción en el mercado global», subrayó.

Entre otras cosas, Cannabis Mendoza Sociedad del Estado (CAMZA SE) tendría por objeto cultivar marihuana pero también elaborar, fabricar, transportar, almacenar, distribuir y comercialización del producto. Además, también tendrá a su cargo la importación y exportación de semillas, plantas, abonos y distintos materiales.

El proyecto que se tratará este miércoles 21 nada de eso tendrá… los mendocinos con patologías no tendrán solución y esto solo se convertirá en un simple título de algún portal.