Florencia Destéfanis, una ex reina de la Vendimia, precandidata a intendente por el PJ para que Santa Rosa recupere su brillo

Actualidad

Con aire de renovación, el peronismo mendocino quiere recuperarse del duro golpe electoral del año pasado, y en este caso, volver a gestionar uno de las comunas que había perdido, en medio de un escándalo, por el radicalismo.

La renovación, viene con nuevas ideas y con aire joven. Una ex Reina Nacional de la Vendimia puede convertirse en la ganadora de una de las primeras elecciones que se desarrollarán en todo el país. Se trata de Florencia Destéfanis, de 26 años, quien, según las encuestas, cuenta con las mayores chances de convertirse en intendenta del departamento de Santa Rosa, en la provincia de Mendoza.

De pertenencia justicialista, Florencia es abogada y fue Reina Nacional de la Vendimia en el año 2010. En los últimos cinco años se desempeñó como Directora del Centro de Congresos y Exposiciones de la provincia.
El departamento de Santa Rosa, de 17 mil habitantes según el último censo, elige candidatos a intendente el próximo 11 de diciembre, cuando se celebren las PASO, y el 12 de febrero en los comicios generales elegirá al nuevo jefe comunal.
El último intendente electo, Sergio Salgado, fue destituido en febrero por el Concejo Deliberante, a raíz de una acusación judicial por administración fraudulenta. Y hoy se encuentra preso en el penal de San Felipe a la espera del juicio que determine su grado de responsabilidad. Por ello, el Concejo Deliberante designó a Norma Trigo, concejal del radicalismo, en su reemplazo.
La ex reina nacional tendrá competencia interna en las PASO justicialistas que presentará cuatro pre candidatos: Gonzalo Sánchez, Gustavo Jofré, Richard Cobos y Flor Destéfanis. Mientras que la UCR postulará a cuatro candidatos, entre ellos, la actual jefa comunal.
Según las encuestas que circulan por Santa Rosa y Mendoza, Destéfanis ronda el 20 por ciento de intención de voto, mientras que la intendenta actual araña los 12 puntos. Cabe destacar que bajo la bandera del PJ, Salgado fue intendente de Santa Rosa y ganó tres elecciones anteriormente.
Destéfanis aparece como la primera figura de renovación política que compite por un cargo electivo después de las victorias de Cambiemos a nivel nacional, provincial y en la mayoría de los municipios mendocinos.
En una entrevista para Sitio Andino, la candidata peronista señaló «Mi propuesta es nueva y debería compararse con la anterior porque ahora estamos en un proceso electoral completamente distinto donde la iniciativa se compara con la de los otros pre candidatos de hoy y que tiene que ver con la visión de la mujer, de la juventud y de la renovación política. No tuve participación dentro de la gestión de Salgado, no podría decir específicamente lo que sucedió para que terminara detenido. Él reconoció públicamente que hubo algún mal manejo administrativo o desprolijidad pero siempre mostrando sus buenas intenciones por hacer, por gestionar que es lo que le reconocen hasta ahora muchos vecinos de Santa Rosa».
En relación a la inserción de La Salada en el departamento mendocino Destéfanis no se anda con vueltas y admite sin rodeos que la propuesta debería continuar: «Nosotros nos dedicamos a recorrer todos los distritos y a charlar con el vecino y puedo decir que están muy preocupados porque hay muchísimas familias de Santa Rosa cuyo trabajo depende de La Salada. Sabemos que van los fines de semana a trabajar y con eso subsisten durante toda la semana», dijo la pre candidata de 25 años. Y agregó: «Por supuesto que creo que La Salada debería continuar porque hay mucha gente que depende de esto y está angustiada y preocupada por el futuro de este emprendimiento. Debería continuar, siempre y cuando, intentemos a largo plazo regularizarla así genera una competencia leal junto a todos los comerciantes que han ido apostando a nuestro pueblo durante muchos años también» expresó.
Sobre cómo podía lograr esta meta, Destéfanis señaló que en el Concejo Deliberante de Santa Rosa se generó una ordenanza tarifaria que ya incluye a La Salada. Según explicó, la idea es poder ir regularizando todos los negocios que se inscriban tanto en la Provincia como en el Municipio en todo lo que tiene que ver con la parte impositiva y que eso también se traslade a un control que se haga de forma permanente comerciantes y sus empleados también tengan derechos y obligaciones. «Debe ser progresivo, siempre cuidando primero la fuente de trabajo de los santarrosinos. La aplicación de esta ordenanza no depende nosotros sino de la municipalidad. Es el órgano encargado de hacerla cumplir y de poner a disposición de La Salada todos los medios dispuestos a cobrar de las tasas previstas en la ordenanza», cerró la pre candidata a intendente.